Menú Portada
GANANCIAS Y PÉRDIDAS ECONÓMICAS DEL 24M (I)
Con un descenso de 4,8 millones de votos y una caída de 66 diputados y 48 senadores

De la debacle electoral a la económica: El PP de Mariano Rajoy perderá 10 millones de euros en subvenciones si repite el resultado electoral de las municipales el próximo noviembre

Mayo 26, 2015

El PSOE de Pedro Sánchez también tendría una merma de 730.000 euros, con un millón de votos menos y una pérdida de dos diputados, pero amortiguaría el impacto por el aumento de votos en algunas provincias que le llevaría a recuperar terreno en el Senado
El fin del “bipartidismo económico” llevaría a que, si entre el PP y elPSOE se han repartido el 79% de las subvenciones por la representación en el Congreso de los Diputados, en un escenario como el actual, bajaría hasta el 51%
Actualmente, reciben por resultados en las Elecciones Generales 21.633 euros por cada diputado o senador y 0,83 euros y 0,33 euros, por cada voto que consiguen en el la Cámara Bajay el Senado, respectivamente


Más de 48 horas después del vuelco electoral producido en casi toda España el 24M, entramos en una nueva fase: la de los pactos y reparto de poder. Todo ello, después -de como suele ocurrir en nuestro país-, no haya prácticamente ninguna asunción de responsabilidad y pocas palabras críticas. Entre las primeras apenas se puede señalar a Rosa Díez que en plena noche electoral declaró su intención de no presentarse al Congreso Extraordinario de UPyD o este mismo martes, Alberto Fabra, que ha señalado que no será el jefe de la oposición en las Cortes Valencianas y dejará la presidencia del Partido Popular de la Comunidad Valenciana. Entre las voces críticas, igual: contadas con los dedos de una mano. El más relevante, el actual presidente de Castilla y León y ganador de las elecciones en esta comunidad, Juan Vicente Herrera, que en micrófonos de Onda Cero señaló este martes: “Yo le diría a Rajoy: presidente, mírate al espejo y respóndete a ti mismo. Si él considera que él es el candidato tiene todas las razones, todas la legitimidad”.  También ha apostillado que: “Otra cosa es que el PP tiene que apostar clarísimamente por una renovación“. 

Pérdida de votos y de dinero

Todo ello porque el presidente del Partido Popular, Mariano Rajoy, sigue sin escuchar la voz de los votantes. De repetirse el resultado electoral del 24 de Mayo en las Elecciones Generales del próximo mes de noviembre, el PP se encontraría con 4,8 millones de votos menos y una caída de 66 diputados con un mapa electoral que, como pueden ver en el siguiente cuadro, dificulta las mayorías y fuerza a complejos pactos electorales. Por ejemplo, la suma de PP y Ciudadanos daría 138 diputados, muy lejos de la mayoría absoluta que está en 176 diputados. Para conseguir una cantidad mayor, la izquierda podría unirse; por ejemplo, PSOE + Podemos Compromis + Izquierda Unida sumarían 158 diputados, también muy lejos de la mayoría absoluta a pesar de lo variopinto de la coalición. Todo ello porque el Partido Socialista que, de la mano de Pedro Sánchez, no consigue superar los resultados de su antecesor, Alfredo Pérez Rubalcaba, y de hecho pierde dos diputados.

Pero más allá de los problemas políticos, los dos grandes también se enfrentan a un horizonte económico muy complicado, con una caída de la partida principal que les sostiene financieramente: las subvenciones.

Un PP a la deriva económica mientras el PSOE de Pedro Sánchez tampoco levanta cabeza

Los resultados electorales condicionan buena parte de las ganancias de los partidos. Actualmente, reciben 0,83 euros por cada voto recibido en el Congreso y 0,33 euros por los del Senado. Esta última partida no es nada desdeñable si tenemos en cuenta que cada español puede votar a 3 candidatos en su papeleta sepia. Además de ello perciben 21.633 euros por cada diputado o senador electo. Con todo ello, gracias a la mayoría absoluta del PP en 2011, con 10,8 millones de votos y 186 diputados recibió 24,6 millones de euros y el PSOE, con 7 millones de votos y 110 diputados, 11,3 millones. En 2015 estas cifras pueden experimentar un giro significativo.

 
 
PP y PSOE, los grandes perjudicados
 

El PP perdería la friolera de 10 millones de euros, un 40% de lo que percibió en 2011. La principal pérdida de ingresos se produciría en el Congreso de los Diputados, con 5,4 millones de euros menos con una caída también muy importante en el Senado: 4,6 millones debido a una enorme pérdida del poder territorial.

Los datos para el PSOE de Pedro Sánchez tampoco son buenos globalmente. Pierde más de 730.000 euros, con 1,2 millones de euros menos en el Cámara Baja y una subida de 470.000 euros en la Cámara Alta por la más que presumible ganancia de senadores y el efecto multiplicador de estos votos (al elegir 3), en el sur de España. Con todo ello, un panorama también muy complicado para el PSOE. 

El bipartidismo con ello sí pierde un pellizco económico considerable. Si se repartía el 79% de las subvenciones por resultados ahora cae hasta el 51%. ¿Ajustarán los presupuestos los grandes partidos a esta nueva realidad electoral o se dispararán las pérdidas? Si tenemos en cuenta que el impago de préstamos es una máxima de los partidos políticos, solo podemos ser pesimistas.