Menú Portada
OTRO CASO DE PRESUNTA CORRUPCIÓN PARA LA "LIDERESA" DEL PSOE (II)
Nuevos escándalos financieros en la Andalucía de Susana Díaz

De Guindos y el Banco de España investigan las operaciones de Cajasol con el Grupo Inmobiliario Ferrocarril y su relación con el presidente de dicha Fundación, Antonio Pulido

Octubre 15, 2014

Se indaga cómo paralelamente a la venta de la casa sevillana de Antonio Pulido, la dirección de Cajasol mantenía conversaciones con el empresario González-Cobos para comprar un número de acciones del Grupo Inmobiliario Ferrocarril
Las tres empresas tapaderas utilizadas para la compra de la casa sevillana de Pulido tienen un denominador común: la persona de Rafael González-Cobos Bautista, quien preside el Grupo Inmobiliario Ferrocarril S.A.
Este constructor salmantino llegó en el año 2009 a la presidencia del equipo de fútbol de Marbella


El presidente de la Fundación Cajasol, Antonio Pulido, decidió en el año 2010 vender su casa en Sevilla situada en la Calle San Luis. No se trataba de una gran mansión, sino más bien de una casa de las que la ministra socialista de la Vivienda, María Antonia Trujillo, quería para el mortal de los españoles: muy normalita. No era tampoco el mejor momento inmobiliario para vender propiedades, pero al parecer Antonio Pulido conocía de primera mano que pronto aparecería algún comprador. Y así sucedió.

En marzo de 2010 fue cuando apareció en escena la sociedad limitada Gabinete Jurídico y Servicios Inmobiliarios que compró a Pulido su casa sevillana por el doble de su valor real de tasación. Esta sociedad pagó la cantidad de 1.116.000 euros, según queda reflejado en la nota simple que obra en poder de Extraconfidencial.com. Precisamente para poder pagar esa millonaria cantidad –fue de toda lógica inmobiliaria, según los técnicos consultados- la empresa Gabinete Jurídico y Servicios Inmobiliarios solicitó un préstamo hipotecario a la Caja de Ahorros del Mediterráneo (CAM), con un plazo de amortización de 300 meses, es decir con fecha de vencimiento en el año 2035.

Venta por el doble del precio de mercado

Sólo un mes después de haber escriturado la venta de su casa de Sevilla, Antonio Pulido compraba su actual vivienda en la ciudad hispalense. Esta ya si que ya más que aparente, con grandes superficies. Se trata de un piso de 325 metros cuadrados en la calle de Julio Cesar. Aquí tiene como vecino al empresario José Luis Manzanares, fundador de la sociedad Ayesa, casualmente la empresa que gestiona la dirección técnica de la Torre Pelli o Torre Cajasol, en la que entró Pulido como presidente de su consejo de administración. El nuevo piso de Pulido fue hipotecado por 370.000 euros en Cajamar, con un plazo de amortización similar al anterior con fecha de vencimiento también en el año 2035.

Ahora, el Ministerio de Economía, ante las denuncias recibidas ha empezado a investigar esta singular operación inmobiliaria que puede derivar en un nuevo escándalo financiero en la Andalucía de Susana Díaz, presidenta de la Junta de la que depende directamente la Fundación Cajasol.

Las investigaciones de Extraconfidencial.com han logrado averiguar como Antonio Pulido logra vender su piso en marzo de 2010 por más de un millón de euros –el doble de su precio real de mercado- y tan sólo un mes después comprarse una casa de más de 300 metros cuadrados por prácticamente el mismo importe que sacó por la vieja.

Quién está detrás de la sociedad que compra la casa de Pulido

Gabinete Jurídico y Servicios Inmobiliarios SL; la empresa que compró el piso del presidente de la Fundación Cajasol por el doble de su valor y que cuatro años después la sigue manteniendo cerrada sin vender y sin el cartel de “se vende”, tiene su sede social en el Paseo de la Habana nº 9 de Madrid. Como administrador ejerce otra empresa en una clara jugada de ingeniería finaciera. Se trata de “Servicios de Dirección Social para promotores Siglo XXII S.L.” y entre otros cargos aparece Carmen González Ferrer.

Esta sociedad Servicios de Dirección Social para promotores del Siglo XXII S.L tiene su sede social en la calle de Marie Curie nº 5 de Rivas Vaciamadrid (en Madrid). Como administrador único aparece de nuevo otra sociedad “Infoproyec Gestión de Procesos SL” y entre sus cargos está Daniel Santiago Higuera.

A su vez Infoproyec Gestión de Procesos S.L. tiene su sede social en el Paseo de la Habana nº 9 de Madrid, precisamente donde está situada también la sede de Gabinete Jurídico y Servicios Inmobiliarios. Y entre sus cargos aparece de nuevo Daniel Santiago Higuera y Fernando Ruiz de la Torre.

Estas tres empresas tapaderas así como los altos cargos reseñados tienen un denominador común: la persona de Rafael González-Cobos Bautista, quien preside el Grupo Inmobiliario Ferrocarril S.A. y que casualmente tiene su sede social en la calle de Marie Curie en Rivas Vaciamadrid, compartiendo sede social con Servicios de Dirección Social para Promotores del Siglo XXII S.L.

La amistad entre Antonio Pulido y el empresario inmobiliario González-Cobos 

El presidente de la Fundación Cajasol, Antonio Pulido, y el empresario inmobiliario salmantino Rafael González-Cobos Bautista, que en el año 2009 llegó a la presidencia del equipo de fútbol de Marbella, donde era conocido como el “cocacolo”, se conocieron a finales de los años ochenta cuando ambos militaban en las Juventudes Socialistas. Según las denuncias recibidas en Extraconfidencial.com es frecuente verles juntos compartiendo monterías, los palcos del Estadio Santiago Bernabéu o viajar juntos por Europa, en ocasiones siguiendo al equipo blanco en la Champions League.

Pero lo que ahora investiga Economía y el Banco de de España es cómo paralelamente a la venta de la casa sevillana de Antonio Pulido, la dirección de Cajasol mantenía conversaciones con el empresario González-Cobos para comprar un número de acciones del grupo inmobiliario que éste preside, el Grupo Inmobiliario Ferrocarril, con el fin de entrar en su accionariado. Y así se produjo este singular acuerdo.

El 24 de febrero de 2011, según la escritura 2.882 de elevación a instrumento público y ante el notario José Blanco Losada, Cajasol y dos empresas patrimoniales de González-Cobos, Valdeobispo y Sierra de Almaraz SL y la sociedad M3-007 SA, suscribieron un acuerdo de inversión que establecía las condiciones para la entrada de Cajasol en el capital del Grupo Inmobiliario Ferrocarril. De esta manera, Cajasol compraba 2.838 acciones de este grupo inmobiliario además a las dos citadas empresas patrimoniales de González Cobos muy por encima del valor de mercado, según los expertos consultados. Según las denuncias recibidas ¿Es ética esta negociación paralela, la particular y la institucional? ¿Se provisionó esta operación?

En el punto dos de la exposición de motivos se dejaba patente que “Valdeobispo y M3-0007 son dos empresas vinculadas al Sr González-Cobos” y que la presencia de este “es un aspecto esencial en orden a la toma de participación en la sociedad”. También en el punto sexto se indicaba que este acuerdo es como consecuencia de “los contactos que se han venido manteniendo entre Antonio Pulido y González-Cobos en los últimos meses”.

Además, la compra de acciones del Grupo Inmobiliario Ferrocarril  por parte de Cajasol a estas dos empresas patrimoniales de González-Cobos se realizó con un gran gasto, desmedido según los expertos, para los interese de Cajasol

Así, Cajasol  le daba a las empresas de González-Cobos:

-un edifico de 11 viviendas y 14 plazas de garaje en el centro de Madrid, en la calle de Alcalá nº 135, esquina con la calle de Goya

-una parcela en la localidad sevillana de Camas

-una parcela en la calle de Maimonides en Sevilla

-….y 800.000 euros en el año 2012, antes de la integración en La Caixa.

Los tres bienes inmobiliarios señalados se valoraron en 19.602.322,74 euros. Es decir, González-Cobos recibió más de 20 millones de euros de Cajasol por un paquete de acciones de un grupo inmobiliario en declive y con una situación dramática en el sector de al construcción en aquellos años del 2011. Las preguntas salan de inmediato:  ¿Por qué Cajasol invirtió en el año 2011 en un grupo inmobiliario? ¿Dónde han estado los beneficios?

Las tasaciones tuvieron que pasar por varios Consejos de Administración y,  según las denuncias que ya se han realizado ante los organismo oficiales, “la Due Diligence nunca se llegó a ver en el Consejo de Administración, teniendo serias dudas de que se realizara”. También se indica en ellas que. “ ¿Conocía el Consejo de Administración de Cajasol que Antonio Pulido estaba vendiendo su casa a empresa relacionadas con el Sr González-Cobos? ¿el señor Enrique Goñi, como copresidente entonces de Banca Civica, no le extrañó la operación de comprar de acciones del Grupo Ferrocarril? ¿Avaló esta operación?

De los bienes aportados por Cajasol para la compra de acciones de este grupo inmobiliario aportadas a las dos empresas patrimoniales de González Cobos, la rentabilidad no les ha ido nada mal. Así las dos parcelas sevillanas están edificadas y en fase de comercialización. Y del edificio de lujo de la calle de Alcalá de Madrid sólo quedan por vender dos áticos con piscina incluida que siguen a nombre de Valdeobispo y Sierra de Almaraz y que son disfrutados por personas que en los próximos días irá desvelando  Extraconfidencial.com.  que ha comenzado una investigación exhaustiva.

Un nuevo escándalo económico-financiero que puede salpica directamente a la Junta de Andalucía y a su presidenta Susana Díaz, de quien depende el seguimiento de la Fundación Cajasol. una entidad sin ánimo de lucro encargada de la gestión de la Obra Social y Cultural que la Ley atribuía a las Cajas de Ahorro andaluzas. 

Juan Luis Galiacho
@jlgaliacho