Menú Portada

De cómo El Pocero reconoce que ganaba 4 millones de pesetas al mes

Noviembre 4, 2010

“Prácticamente no llegó a fin de mes, se lo dono a los pobres”, aseguró ante el Juez

pq_922_pocero2.JPG

Hay veces que merece la pena echar la vista atrás para descubrir matices que el fervor de la noticia escapan al oído del ávido reportero. Y eso es lo que pasa con el singular personaje Francisco Hernando, más conocido por El Pocero. Las proezas de su lengua son de sobra conocidas en España e incluso en EE.UU., ahora que Wall Street Journal lo ha hecho famoso. Pero todavía existen algunas perlas que merecen ser consideradas…

El juicio de El Mago del Ladrillo se convirtió en todo un acontecimiento, ya que contaba con la declaración como testigo del mencionado constructor. Los reporteros se agolpaban para tomar la mejor instantánea y el procedimiento giraba en torno a un artículo publicado en la revista de la Asamblea de IU de Seseña en el que se relataban los vaivenes de la aprobación del conocido PAU El Quiñón. Cada uno dio sus argumentos para defenderse y en el interrogatorio a El Pocero se le preguntó cuánto ganaba al mes.

Al principio intentó no contestar, pero finalmente se dio por vencido y decidió dar una cifra sin pensarlo mucho: “Cuatro millones de las antiguas pesetas”. Como le suele suceder, no pudo quedarse callado y tuvo que poner una coletilla a la afirmación, al ser consciente de la gran cantidad que eso suponía a finales de 2009 cuando las cifras del paro ya estaban disparadas y las noticias de salarios mileuristas eran habituales.

El supuesto  buen samaritano

Su respuesta causó bastantes risas en la sala y el Juez se vio obligado a llamar la atención a los presentes. “Cobro 4 millones de las antiguas pesetas que me quedo… prácticamente no llegó a fin de mes, se lo dono a los pobres” aseguró Hernando, aunque no dio más explicaciones ante las carcajadas del público asistente.

Pero merece la pena hacer una reflexión sobre esta nueva perla de El Pocero. Cuatro millones de las antiguas pesetas al mes suponen un total de 24.040 euros al mes, lo que equivale a 288.480 euros al año, algo que muchos quisieran para si. Realmente si todos los años que El Poceroha vivido en la opulencia, como él mismo se ha molestado en enseñar sin ningún pudor, ha donado semejante cantidad anual al año, probablemente le hubiesen hecho hijo predilecto o le hubiesen condecorado con alguna medalla (y mejor no hablar de la del mérito al trabajo que le otorgó su amigo Zaplana).

Sin embargo, sus más que numerosos intentos de mostrarse a la opinión pública como un buen samaritano le han salido rana.

No se conoce ningún dato que acredite que dona la cantidad que aseguró al Juez del Caso El Mago del Ladrillo. La chica burbuja que tan amablemente se trajo de Dallas con su avión, una enfermera de por vida y una paga se quedó en agua de borrajas, recibió ayuda cinco meses y luego Francisco Hernando desapareció dejándola a su suerte pero eso lo denunció la madre. Más relevante fue el caso del fallecido Julián Lago. Tras un accidente en mayo de 2009 en Paraguay, donde residía, El Pocero le ofreció su avión para traerlo a España así como a pagar todo el tratamiento que le tuviesen que realizar. Eso sucedió en mayo y posteriormente se supo, aunque tampoco de su boca, que tuvo problemas técnicos en sus equipos de navegación aérea y no pudo ir a recogerle. Y esos problemas debieron ser graves, porque pasaron hasta tres mese desde el ofrecimiento de Hernando al triste fallecimiento del periodista.

Todo ese cúmulo de “casualidades” es lo que invita a pensar que todo son pequeños montajes para lavar su maltrecha imagen, por eso, “donar a los pobres todo su salario mensual”, algo que nadie en la sala del juicio por El Mago del Ladrillo se creyó, incluso aceptando que dijese la verdad con respecto a su salario…

Lina Sivi