Menú Portada
Las revistas se llenan de divas

De Carmen Martínez-Bordíu, reinísima de la muerte, a Cristina Pedroche, la monarca del deseo

Diciembre 30, 2014

Esta semana para salir en las revistas del corazón tienes que pertenecer a la realeza, ya sea europea o televisiva, o ser Carmencita, otrora también metida en la nobleza


Entiendo por el titular del ¡Hola! que no le ha gustado nada la casa de la nieta de Franco. Sólo hay que leer el titular: “Entramos en casa de Carmen Martínez-Bordíu por primera vez, una lujosa vivienda en la –milla de oro- de Madrid, decorada con su personal estilo”. Lo mismo me estoy patinando, pero en el primer reportaje nos definen la casa de una antigua conocida, la princesa Gloria Von Thurn Und Taxis, como “hogar de ensueño”. ¿Aprecian la diferencia?

Observen sus manos mostrando las joyas de Suarez. La vemos vestida de rojo por Tot-Hom, destacando la pulsera de la mano izquierda; plateada de Pronovias, en jarras, luciendo pendientes o de Escada, mostrando pantorrilla y anillos. El Valentino le agranda el torso; una pena, pero ya se sabe “nadie es perfecto” “uno por año (…) al cabo de veinte años eran 20 kilos”. Y mi preferida, emulando a Sara Montiel, tumbada en la cheslón, en su dormitorio, con un Gucci y rodeada de desnudos y un trasero, en un cuadro, estratégicamente tapado por la lámpara. Todavía me quedan más vestidos y más jarras, más joyas y unos zapatos transparentes pero ya me he cansado de su sonrisa de Mona Lisa. Más cosas

Las reinas de las mañanas Susana Griso y Ana Rosa Quintana con un look “diferente

Las reinas de las mañanas, léase Susana Griso, Ana Rosa Quintana y Mariló Montero (pongo a las tres por no hacer un feo a ninguna) copan el papel couché. La presentadora de Espejo Público, muy mona, de negro y con los hombros al aire, recogió su premio a la Mejor Periodista de Mujer Hoy. Pero, he aquí un problema muy grande, coincidió con otra premiada que siempre va ideal. Un inciso. Si le invitan a alguna fiesta, pregunte siempre por el resto de invitados y si va la mujer de Busta, olvídese, porque ella le quitará todo el protagonismo. En esta ocasión con un vestido corte princesa de Dolores Promesa y la dentadura impoluta, blanca nuclear, recogió el premio a la Mejor Actriz y no solo eso, consiguió que el resto de sus compis parecieran cayos malayos a su lado. Ni la maravillosa espalda de Juana Acosta ni lo que llevara Manuela Velasco, ni el pecho de Paz Padilla consiguieron hacerle sombra.

A partir de este momento ya todo me parece un gran disgusto. Ana Rosa Quintana ha celebrado, como todos los años, una fiesta con sus compañeros de trabajo. La foto que ha elegido Semana para abrir la noticia con la presentadora de El programa de AR y su colaboradora Cristina Tárrega, tiene pelín de mala leche. Imagino la cara de ambas al saludarse, ambas de largo, ambas de negro, ambas protegiéndose del frío con una estola de piel, ambas con cartera de mano (aquí no coinciden en el color), ambas con el pelo recogido en un moño. Porque la Tárrega está pasando un mal momento que si no…

El caso de Mariló es bien distinto, ni recoge un premio ni va de fiesta, está promocionando un libro y si les interesa la entrevista y/o su look pueden verla en de nuevo en Semana o en Díez Minutos, es que hace doblete.

La realeza europea nos felicita las fiestas y Lecturas busca nuestro lado más sensiblero

La nobleza de sangre azul ha tenido a bien felicitarnos las fiestas y el año. Los royals ingleses fueron a que la bisabuela viera al niño. Harry prefirió ir a Lesotho, en misión humanitaria y los noruegos, mi debilidad por Mette-Marit es manifiesta, visten con el traje Nacional y enseñan orgullosos su casa de jengibre. ¿Se imaginan algo parecido en España? Con tanto traje regional, a ver, no sé, me quedo con el de corto masculino y de chulapa femenino.

En Bruselas es el año del negro y el rojo… el negro para los papis y los chicos de la casa y el rojo para las niñas. Tan monas ellas, bueno, a la que le han puesto un mantón de manila… pobriña.

Lecturas nos toca el lado sensible. El drama de la Pantoja, el dramón de Sonia Ferrer, el no menos drama de la gran Lina Morgan, el disgusto que se llevó Natalie Wood antes de morir (pilló a su marido con otro en la cama) o la triste vida de Anjelica Houston. Vamos que si sigo leyendo no me extraña que se me aparezca en cualquier momento el espíritu de las navidades pasadas, presentes y futuras.

De Cristina Pedroche poco que decir de su look; es la más deseada precisamente por sus imágenes con poca ropa y de Mari Tere Campo a estas alturas… desearla un mejor año que el pasado.

 
Mamen Rodríguez
@mamenrs