Menú Portada
David es el claro ejemplo de superación que demuestra que, si se quiere, se puede

David Apesteguia, el primer copiloto de rally ciego

Octubre 15, 2013

Es ciego de nacimiento, estudia segundo de bachillerato y le apasionan los coches. A sus 18 años, además de romper los corazones de las chicas, -porque guapo es y mucho-, ya ha probado lo que se siente al ser copiloto de rally.

pq_938_portada_rosana_1.jpg

¿De dónde viene tu afición por los coches?

Mi afición viene desde los 12 años, cuando mi hermano me empezó a llevar a los rallies para que me relacionara más con la gente y para que yo supiera lo que es. A mi me gustaron cada vez más y se convirtió en una afición.

De hecho, incluso has llegado a conducir un coche

sabía que podía hacer pero a mi hermano Jaime se le ocurrió un día que lo podíamos intentar y la verdad es que me gustó muchísimo.

¿Cómo puede conducir un ciego?

La verdad es que con mucha confianza en el que llevas al lado. Mi hermano Jaime es el que me guía. Hasta ahora, las veces que he conducido ha sido siempre con mi hermano porque es una persona de la que me fío muchísimo. Con cualquier otra persona no sería capaz porque es mucha confianza la que se necesita y, con un error mínimo de la otra persona, el accidente estaría asegurado. Es cuestión de confianza.

¿Qué has tenido que hacer para ser copiloto?

Hice un curso de BMS, más que para ser copiloto, para conocer el mundo y saber bien cuales son las funciones reales de un copiloto. Luego acabé haciendo la prueba, pero era algo que no esperaba. Lo pude hacer gracias a la gran implicación que mostró toda la gente del curso, como Alberto Monarri, los hermanos San Juan, etc.

Para los que no entendemos nada de coches y menos de rallies, cuéntanos ¿en qué consiste ser copiloto? ¿cómo lo haces tú?

Principalmente, por lo que todo el mundo conoce a los copilotos, es porque leen las notas al piloto en el tramo, pero luego tienen otras funciones, por ejemplo, cronometrar que llegues a tiempo en los tramos, porque si llegas antes o más tarde te penalizan y cronometrar el tiempo que tienes entre tramo y tramo. Además de tomar y cantar las notas al piloto, claro. Yo tengo una dificultad añadida y es que no veo, entonces, para poder cantar las notas, el piloto me tiene que ir diciendo más o menos, si es en distancias más largas, de unos doscientos metros, cuando nos acercamos para yo darle las notas de la curva. Si es menos distancia, de unos ochenta metros, me da tiempo a hacer una pequeña pausa antes de leerlas y si son pocos metros, unos cincuenta, lo leo del tirón.

Supongo que tu familia es un pilar fundamental para ti pero, ¿qué significa para ti tu hermano Jaime en concreto?

Si, me ayudan y me apoyan mucho, en todo, y no me ponen ninguna barrera en todo lo que me he propuesto. Es complicado definir lo que significa mi hermano. Ya no se trata sólo de que me ayuda a superar las barreras sino que también es el que más medios pone para que yo consiga hacer lo que me propongo. Sobre todo es el que, aunque yo crea que no pueda hacer algo, es el que lo intenta. Él fue el que me propuso conducir y yo creí que era imposible. Al final acabé haciéndolo gracias a él. Hay cosas que yo no se cómo las voy a hacer y él me dice: “esto lo puedes hacer y vamos a probarlo”. Y eso pasó cuando conduje, y así con todo.

¿Es a esto a lo que te quieres dedicar profesionalmente en el futuro, o te lo tomas como un hobby?

Me gusta mucho. Es mi sueño ser copiloto pero en principio es sólo una afición. Todavía no me he planteado que quiero ser de mayor. De momento, quiero probar el primer rally y, dependiendo de cómo salga de ese, ya veré que decisión tomo.

Quieres probar el primer rally pero hasta ahora no has podido. ¿Por qué? ¿qué te falta para conseguirlo?

El problema está en que necesito una licencia. Eché una licencia pero la Federación me la denegó. En principio no conozco exactamente los motivos pero básicamente la excusa es que a la hora de un accidente, según ellos no sería capaz de salir del coche como los demás, tendría más problemas. Yo imposible no lo veo. He estado con pilotos y se como es. Se que tengo que tener más cuidado, pero nada más. No es imposible.

Hay una recogida de firmas para conseguir que te den tu licencia ¿verdad? Si se consigue llegar a un buen número de firmas, ¿te la darían?

Espero que si. Supongo que habría que tramitarlo otra vez a la Federación. En www.change.org se puede firmar. Hay que buscar “copiloto ciego” y ahí hay que firmar. Llevamos ya unas dos mil quinientas firmas. Necesitamos muchas más. Una vez conseguido, volveremos a tramitar la licencia y llevaremos estas firmas para ver si sirven de algo.

 
Rosana Güiza Alcaide