Menú Portada

¡Da miedo mirarlo!

Noviembre 27, 2014

Me refiero al mapa del tiempo que no se puede volver más invernal de cara al último fin de semana del mes de noviembre. El encendido a la navidad va a coincidir con un temporal con toda su crudeza, agua, viento, mala mar e incluso aparece la  nieve tanto en el pirineo oscense como en el catalán. La cota irá descendiendo a los 1.500 metros. Viajen con cadenas, por si las moscas, en el sistema central.

Viernes, 28 de noviembre y la principal alerta naranja será por lluvias muy intensas se va a registrar en el suroeste de la península. Se trata de la segunda borrasca que les anunciaba el miércoles pasado, que se cuela por el golfo de Cádiz y  va a anegar muchos puntos de Andalucía occidental y Extremadura desde primeras horas de la mañana. Un frente que se moverá a mucha velocidad y que alcanzará al sistema central, Cataluña, Canarias, norte de Aragón y comunidad Valenciana. Al entrar la línea de inestabilidad por el atlántico sur, permite que en las costas del cantábrico, disfruten de ratos de sol y solo tengan que lidiar con el fuerte viento del sur que en zonas de montaña del tercio norte pueden alcanzar rachas de más de 100 km por hora.

Para el fin de semana los chubascos seguirán siendo muy fuertes el sábado 29 en tres zonas muy claras, suroeste- estrecho, mediterráneo y el noreste. Atención especial al alto Ebro durante la mañana y a la Comunidad de Valencia que cuando se pone a llover arrasa con todo.  Sin olvidarnos de las islas Canarias donde la cola del sistema frontal volverá a amenazar a sus barrancos. Despediremos noviembre en una jornada dominical, donde las lluvias se ensañan con Cataluña y donde será difícil cerrar el paraguas en todo el arco mediterráneo, incluida Murcia y en las Baleares. Por el contrario se abrirán grandes claros por el oeste. Si les sirve mi consejo, les recomiendo las comunidades del norte de España para pasar este último fin de semana de noviembre, Galicia, Asturias y Cantabria, serán donde menos llueva  y donde tendrán más ratos de sol.

Cuando San Andrés viene, o trae agua, o nieve”.