Menú Portada
El jinete y la modelo pasan juntos noches y madrugadas

Cupido lanza sus flechas sobre Muñoz Escassi y Eva Zaldivar

Febrero 24, 2008

Tras su ruptura definitiva con la actriz Lara Dibildos, Álvaro Muñoz Escassi sigue empeñado en buscar a la sustituta perfecta. La revista Sorpresa publicó unas fotografías del apuesto jinete, que compartió algo más que confidencias al oído con Eva Zaldivar, famosa gracias a su matrimonio con el periodista Pepe Navarro. Ataviada con un favorecedor conjunto, Zaldivar pretendía pasar desapercibida entre el gentío, aunque finalmente no lo consiguió.

pq_460_escassi.jpg

Me cuentan que las miradas de Muñoz Escassi hablaban por sí solas: su corazón parecía palpitar al mismo tiempo en que sus manos rozaban suavemente la espalda de su acompañante, sin apenas importarle los objetivos indiscretos. Ni siquiera la presencia del empresario Rosauro Baro consiguió marchitar la complicidad existente entre la pareja.

Recuperado de su ruptura con Lara Dibildos, Álvaro no dudó en seducir a Eva con comentarios ingeniosos con los que consiguió arrancarle risas y sonrisas. La empresaria, que se dejaba querer, demostró sentirse tan cómoda junto al jinete que, pese a que se colocó el abrigo para acompañar a una conocida hasta la salida, cambió de idea y decidió no separarse ni un instante de su “amigo”.

Álvaro deslizó sus manos por los hombros de Eva para quitarle el chaquetón hasta que se fundieron en un esclarecedor abrazo. Fue entonces cuando las miradas se tornaron besos y, los leves toqueteos dieron paso a tórridos movimientos al son de la música. Parecía como si, en un abrir y cerrar de ojos, se hubieran trasladado a un lugar en que sólo estaban ellos, como si nadie les estuviera mirando.

Hasta las seis de la madrugada

Poco después de las seis de la mañana, Eva y Álvaro abandonaron el local en el mismo coche, agarrados de la mano, y con rumbo desconocido. Pese a que todavía es pronto para saber si se trata de un romance duradero o de un simple ronroneo nocturno, lo cierto es que fueron los protagonistas de una ardiente noche que parecía interminable.

Además, Álvaro y Eva comparten algo más que atracción: ambos alcanzaron la fama tras mantener relaciones con rostros más que populares. Hay veces en que los destinos parecen trazados bajo el mismo patrón.

Saúl Ortiz