Menú Portada
A pesar de no haber realizado ningún acto en los dos últimos años

Cultura cubre las pérdidas de la Fundación Leer León, impulsada por Zapatero, con 300.000 euros en subvenciones

Junio 25, 2010

En apenas cuatro meses ha recibido dos ayudas para cubrir el déficit de explotación

Este año tampoco realizará ninguna actividad por su situación de quiebra técnica


Parece que a José Luis Rodríguez Zapatero le gusta cubrir sus fracasos con dinero de todos los españoles y, como se ha demostrado en los últimos acontecimientos, tienen que venir de fuera para frenar su gusto por el gasto público. Como ejemplos el Plan E, multiplicar ministerios y asesores, los 400 euros del IRPF y, como no, centenares de subvenciones.

Así el 22 de mayo, el BOE publicaba una serie de subvenciones del Ministerio de Cultura con el objetivo de “cubrir la promoción del derecho de todos los ciudadanos a la cultura, el fortalecimiento e internacionalización de las industrias culturales, la creación, la tutela y el enriquecimiento de nuestro patrimonio cultural, la difusión en el exterior de la cultura española y la promoción de la diversidad cultural“.

En esta amplia subvención se cubría, desde gastos de funcionamiento de Fundaciones y restauraciones artísticas, hasta sufragar las pérdidas de explotación de la Fundación Leer Leon que, curiosamente, promovió el Presidente del Gobierno; en este caso, 135.000 euros para saneamiento financiero.

Objetivos ambiciosos, resultados nulos

La Fundación fue creada en 2006 con el objetivo de convertirse en un referente “mundial” de la literatura infantil y juvenil. Pero, cuatro años más tarde, cuesta miles de euros y está más cercana al cierre que a realizar otras actividades. Estas palabras no vienen de cualquiera, sino de José Luis Rodríguez Zapatero que aseguró que sería una de las mayores ferias literarias juveniles a nivel internacional.

En ese primer año, se instaló una carpa en el que se gastaron la nada desdeñable cifra de un millón de euros, una cantidad que aunque se gastó menos en las ediciones siguientes, fue un lastre económico de una feria de capricho, nada rentable, ni por feriantes ni por visitas.

La situación llegó a tal punto, que el Patronato de la Fundación del Libro Infantil y Juvenil ´Leer León´ acordó por unanimidad aplazar la celebración de la Feria Internacional al año 2010 sin perjuicio de realizar otras actividades culturales en torno al libro infantil y juvenil con ocasión de la Feria del Libro de León y a lo largo del resto del presente año, actividades que fueron inexistentes, hasta incumplir seguramente que se vaya a realizar la feria en 2010.

Así, el Gobierno acaba de aprobar un  nuevo Real Decreto que le permite otorgar subvenciones directas del Ministerio de Cultura a Asociaciones y Fundaciones que estén ‘en peligro’ de suspender sus actividades por falta de fondos. En la primera tanda, Leer León. Zapatero manda.