Menú Portada
https://track.adform.net/C/?bn=17156992 1x1 pixel counter :

Cuesta Nuin insta a los trabajadores de Correos a fabricar un abanico de papel para soportar la ola de calor y pone a su disposición un paquete de folios

Julio 10, 2017
nuin-marca-espana

Javier Cuesta Nuin, presidente de la Sociedad Estatal Correos y Telégrafos no deja de sorprender ni a los trabajadores ni a los ciudadanos. Desde Extraconfidencial.com les hemos informado de su pasión por el gasto mientras el servicio postal, en su día Marca España, se deteriora día a día. Por ejemplo, a Cuesta Nuin no le importa gastar en estética de las Oficinas, pero de la zona noble de la Sede.  Por ello destinó este año 27.830 euros, para ejecutar una serie de actuaciones a las salas del Centro de Directivos de Correos. En concreto, en 25 salas se elevarán los conectores eléctricos y de datos, que ahora están a nivel del suelo, a cajas de conexión empotradas en la superficie de las mesas y se instalarán los soportes y cableados necesarios para ubicar un proyector en el techo de algunas de las estancias.

Entre otras partidas, Correos elaboró este año 300 juegos de sellos que rinden homenaje a las catacumbas de San Dámaso. El importe total adjudicado se elevó a 33.072 euros. Una cantidad que parece desmedida para 10.800 sellos y sus correspondientes 300 ficheros y que saldrá de las arcas públicas. Más escandaloso fue la presentación del sello homenaje a Rocío Jurado que realizó en 2016 en el Teatro Real. Al acto de presentación de la estampa, con un valor postal de 0,57 euros y una tirada de 240.000 ejemplares, acudieron el subsecretario de Fomento, Mario Garcés Sanagustín, la hija de la artista, Rocío Carrasco Mohedano, el presidente de Correos, Javier Cuesta Nuin y el cantaor flamenco Miguel Poveda León.  Extraconfidencial.com intentó conocer el coste de la presentación ante la negativa de Correos de informar tras repetidos intentos. Para ello presentamos un escrito a la Comisión de Transparencia presidida por Esther Arizmendi que protegió a Correos y ocultó el coste amparando su negativa al considerar que “el correo electrónico no es un método válido de petición de información”.

Relojes para jubilados y abanicos de papel para los trabajadores

Aunque maltrata al trabajador cuando está activo, parece querer darle la mejor despedida cuando se jubile. Para ello Correos ha aprobado la adquisición de relojes de caballero y de señora para aquellos jubilados que dejen sus puestos de trabajo en 2017. En total serán 920 relojes (510 de caballero y 410 de señora). La subdirección de Compras de la Sociedad Estatal de Correos y Telégrafos se gastará en los abalorios más de 90.000 euros (90.750 euros), en un contrato que tendrá un plazo de ejecución de tres meses. Las cuentas apuntan a que no serán unos relojes cualesquiera, ya que cada uno tendrá un coste aproximado de unos 100 euros.

Pero todo eso es poco si lo comparamos con la última decisión de Javier Cuesta Nuin. El pasado 27 de junio, la subdirección de Promoción de la Salud de Correos emitía una nota informativa en la que se informaba a los trabajadores que “se había contactado con la consejería de Sanidad de la Comunidad de Madrid para solicitar información sobre las medidas propuestas contra el calor en los Colegios”. Y, tras “una fructífera reunión y con la información recibida”, decide implantar una medida “muy novedosa”: que los trabajadores hagan con sus propias manos y en su casa un abanico de papel. Como lo leen.

Y la citada subdirección imparte las siguientes directrices:

En todas las unidades de reparto se instalará un paquete de folio para que cada trabajador pueda disponer de este material.

También se dotará a las unidades instrucciones claras para su confección.

La confección del abanico se realizara con las manos y fuera del horario laboral.

Para una adecuada implantación de esta campaña se ha procedido a elaborar un cartel que será expuesto en un lugar de máxima visibilidad.

Y termina: “Una vez más la Dirección de Correos ha puesto todos los recursos necesarios para velar por la seguridad de los trabajadores  y la salud de los trabajadores”. Y, ¿para los carteros que reparten el correo? De lo que estamos seguros es que Javier Cuesta Nuin no se fabricará ese abanico de papel. No le hace falta. Y además no se entera de las verdaderas necesidades de sus trabajadores de las que les informaremos la semana próxima.