Menú Portada

Cuatro años atrás

Octubre 15, 2012

El 28 de octubre de 1980 Estados Unidos se debatía entre las opciones republicana y demócrata para gobernar su nación durante los siguientes cuatro años. En aquella ocasión, el exactor y a la postre, presidente de la primera potencia mundial, Ronald Reagan, inquirió al candidato a la relección, Jimmy Carter, con el siguiente interrogante “¿está usted en una posición mejor que hace cuatro años?”. A seis días de que Galicia elija a su presidente para los próximos cuatro años, los ciudadanos deberían comenzar a plantearse aquella comparativa, pero en este caso ligeramente depurada ante la excepcionalidad que vive la totalidad del globo terráqueo desde el octavo año de nuestra era. Y es que es de Perogrullo que la situación a nivel mundial no es mejor, ni más benigna para el ser humano. Máxime cuando el suceder de los acontecimientos ha sido más inclemente en territorio español. Como aquel verso de las coplas de Manrique en el que resolvía que “cualquier tiempo pasado fue mejor”. Si el ciudadano gallego es capaz de considerar racionalmente la crudeza del contexto global y analizar la política gallega desde la mirilla de la austeridad y la recesión –el más con menos-, la reflexión habrá sido exitosa y tomará una decisión. Sea cual fuere, pero decisión al fin y al cabo, que debilitará al monstruo de la abstención. ¿Ha sobrevivido su comunidad a la mayor crisis financiera de los últimos tiempos y lo ha hecho con cifras que la sitúan por encima de la media nacional en cuanto a políticas sociales y economía? De su respuesta, inferirá un voto.     
 
“Galicia tiene mejores indicadores, menos paro, menos deuda y menos déficit público que el resto de comunidades”. “Es evidente que no cumplimos todo lo que queríamos hacer, pero cumplimos con nuestro deber”, así de tajante se mostró Alberto Núñez Feijóo en un desayuno coloquio con empresarios celebrado la pasada mañana en Pontevedra. El presidente de la Xunta tornó a defender su política fiscal gracias a la cual “ahora evitamos los ajustes drásticos que están haciendo otras comunidades” y aseguró también la confianza que Galicia despierta en las entidades bancarias porque “creen en sus cuentas y en su solvencia”. Tras comprometer para la legislatura que está por venir un amplio paquete de ayudas para las empresas –uno de los sectores más golpeados por el azote de la crisis- Feijóo estableció como los objetivos principales que ocuparán su agenda en el ejercicio 2013-2016 el “déficit público cero y crecimiento cien por cien”, sazonados con creación de empleo, internacionalización e innovación.
 
Cómo combatir la abstención
 
Pachi Vázquez reunió a su grupo ayer en Vigo. El candidato socialista volvió por la senda de la agitación de las masas asegurando que si la abstención se transforma en voto, habrá cambio en Galicia. Para ello llamó a la acción a los “desilusionados” alertando de que “la desilusión solo conduce a la melancolía”. De la mano de la exministra de Cultura, Carmen Alborch, el Partido Socialista construyó su discurso en torno a una clara defensa feminista que recordó a los alegatos existencialistas de Simone de Beauvoir. Ante la lanza partida por Alborch, quien aseguraba que con los recortes aplicados “las que más sufrimos somos las mujeres”, Vázquez presentó un plan de empleo femenino que concederá “una oportunidad de trabajo a una de cada cuatro paradas”.
 
Autonomía y nacionalismo
 
La cuestión de la autonomía ha ocupado hoy la actividad de los grupos nacionalistas. Francisco Jorquera defendió la genuinidad y unicidad de su grupo ante otras formaciones que “no sitúan en primer término la defensa del autogobierno”. Así, el líder bloqueiro antepuso al BNG como propuesta “inequívocamente nacionalista” frente a la coalición de Anova con EU –partido con su sede en Madrid-. Jorquera ha insistido a lo largo de su relatorio en “un cambio real contra la crisis” ligado a un “cambio de rumbo para Galicia” que la conduzca por la senda de la “creación de empleo y las políticas sociales”.
 
La número dos de AGE por A Coruña, Yolanda Díaz, apeló también a la indecisión de voto para augurar que los 5 escaños que las últimas encuestas otorgan a la coalición muestran “una tendencia que irá en aumento en los próximos días” y que permitirá que “AGE rompa con el muro de la mayoría del PP en Galicia”. Al tiempo que manifestaba su clara animadversión hacia “los poderosos y los que están haciendo negocio con la crisis” en alusión al asunto de las participaciones preferentes, Díaz se resguardó en el fuerte sentimiento que según la candidata de EU, AGE está consiguiendo calar en los ciudadanos: “ayer en Cangas la gente lloraba, fue algo asombroso”.
 
Jesús Prieto