Menú Portada
El Barça lo tasa en 35 millones para venderlo al Inter, pero lo valora en 10 porque en realidad se teme no ingresar nada

¿Cuánto vale realmente Samuel Eto´o para el Barcelona?

Julio 19, 2009

El FC Barcelona de Joan Laporta ha entrado de lleno en la rueda de los fichajes ultrasónicos. Tras criticar duramente las contrataciones de Cristiano Ronaldo y Kaká por el Real Madrid, de repente su presidente ha decidido echar toda la carne en el asador por Zlatan Ibrahimovic para contrarrestar la batalla mediática perdida ante su eterno enemigo. Los blaugrana no han sabido sacar provecho a su triple corona y a mes y medio de su conquista ya no existen referencias al éxito y sí tensión ante los movimientos de su enemigo.

pq__ibrahi.jpg

Pep Guardiola es el lateral izquierdo y lo han reforzado con el brasileño Maxwell. Pero en esa diáspora autodestructiva que es el equipo que preside Joan Laporta han creído que es el momento oportuno para quitarse de encima a Samuel Eto’o, un jugador tan polémico como genial, pero que en un engranaje que funciona a la perfección no es lógico mantenerlo. Hace tres temporadas se cargó la marcha del equipo y por envidia puso en el disparadero a la estrella del plantel, Ronaldinho, con el apoyo de Laporta, lo que acabó con la pérdida de la Liga y el hundimiento deportivo del brasileño, así como la del técnico Rijkaard y la del portugués Deco.
Para que eso no se vuelva a producirse Pep ha dicho que no le quiere y aunque sea el mejor del mundo lo quiere fuera del Barça. Ante esa situación, con el enemigo archireforzado, con la batalla mediática más que perdida, los dirigentes culés han ido a por el único recambio de lujo que había en el mercado: el sueco Zlatan Ibrahimovic. Y aprovechando que en el Inter de Milán también están hasta las narices del sueco han negociado un intercambio de cromos. Como de puertas para afuera ambos jugadores tienen renombre, los italianos lo han tasado en 80 millones de euros al hilo de lo pagado por Cristiano y Kaká, y el Barça ha puesto a Eto’o un cartel de 35 millones, con lo que la diferencia es de 45 millones y en base a esa cifra se ha hecho el trato.
Lo que pasa es que Ibrahimovic para el Inter es una patata caliente al que el público odia, y Samuel para el Barça es una pesadilla en lo personal y una desinversión en lo financiero. Aunque lo que estén haciendo es un intercambio de problemas, de momento ambos salen ganando. En manos de Mourinho y Pep estará el sacar rendimiento a sus nuevos jugadores. A priori, para el juego que hace el Barça el sueco es mejor que el camerunés y desde este momento el principal favorito al pichichi de la próxima campaña.

La última palabra la tiene Eto’o

Pero, cuánto vale de verdad Eto’o. Contablemente el jugador llegó hace cuatro temporadas, traspasado por 25 millones de euros. Firmó cinco años, de los que ha cubierto cuatro, por tanto su valor residual en estos momentos es de cinco millones de euros. El problema es que Samuel, a un año vista de la finalización de su contrato ya no está dispuesto a ser traspasado ni quiere renovar, con lo que el 1 de enero de 2010 puede negociar como agente libre con quien quiera, con lo que no habrá que pagar traspaso al Barça y la prima del fichaje será toda para él. Las malas lenguas dicen que Eto’o acepta ir al Inter si los italianos le abonan 15 millones de prima de traspaso, a lo que no accederán.
Samuel cree tener la sartén por mango y cree que si se niega al traspaso todo va ser igual esta temporada en el Barça. Y se equivoca. Guardiola no cuenta con él y aunque el director técnico Beguiristáin haya dicho que no se le apartará del equipo, habrá que verlo. Si su postura rompe el acuerdo con el Inter, el Barça irá a por David Villa tasado en 50 millones, con lo que en cifras la operación sería parecida a la del sueco.
El Barça estaba dispuesto a traspasar a Eto’o por 10 millones de euros y si se rompe lo del Inter y alguien llega con esa cantidad, poniéndose de acuerdo con el jugador, será traspasado. Porque en esto momentos, con el camerunés ya como enemigo irreconciliable, en Can Barça lo tienen valorado en cero euros. Ya no vale nada. Es otra gestión que los culés deben atribuir al debe de un Laporta al que sólo los éxitos deportivos de esta semana han salvado de la hoguera. Y ni Guardiola, el verdadero artífice, está con él.