Menú Portada

Cuánto puede ahorrar comparando precios entre gasolineras

Febrero 29, 2016
gasolina

El petróleo sigue bajo, a pesar del repunte tras el acuerdo entre la OPEP y los principales productores para recortar la producción. Con este pacto se busca que los precios den un salto importante ya que el nivel actual conduce a una caída drástica de beneficios a empresas y países y, en algunos casos, incluso pérdidas. Este repunte ha llevado a que el precio de los combustibles suba y se situé entre 1,10-1,15 euros el litro de gasolina y los 0,95-1 euro en el caso del gasóleo.

Con todo ello, el consumidor se encuentra con una teórica libertad de precios que lleva a que cada Estación de Servicio estipule su propio precio de venta. En la práctica no lo es tanto, ya que son muchas las gasolineras de una misma Red en las que las el precio final es el mismo o la diferencia relativamente pequeño. No obstante, en la mayoría de las ciudades nos podemos encontrar con diferencias sustanciales. Hemos analizado, a modo de ejemplo, las variaciones de gasolina en Madrid y son significativas. Entre la más barata, una Estación de Servicio de la Cadena de Hipermercados E.Leclerc, ubicada en el Sur de Madrid, con un precio de 1,038 € el litro y, la más cara, una gasolinera BP en el norte de Madrid a un precio de 1,179 €: la diferencia es de un 13,50%.

¿Qué estrategia debe utilizar para abaratar coste?

Esta diferencia de precios es más que importante, pero, como regla general, la mayoría de las estaciones de servicio relacionadas con grandes compañías (Repsol, Cepsa, BP, Galp…), suelen situarse a unos precios medios algo inferiores a los máximos -que suelen ser gasolineras en tramos de carretera con gran confluencia de tráfico-, y las grandes diferencias las tienen con gasolineras independientes o low cost entre las que están las relacionadas con Hipermercados.

Elegir las mismas no conlleva ningún problema de seguridad o de compra de combustibles de peor calidad, como se rumorea en alguna página web. Sí que es cierto que los combustibles de “marca” incluyen aditivos que buscan mejorar la eficiencia y duración del motor, pero eso es muy distinto a que los de gasolineras low cost o de Hipermercados lo estropeen. Lo que sí tienen que considerar a la hora de elegirla son otros costes que pueden incurrir sin percibirlos por completo.

El primero es que estas gasolineras son más escasas y, en muchos casos, están lejos de su hogar o lugar de trabajo. Desplazarse sólo a llenar el depósito puede ser más caro que el ahorro que consiga. Por ello, muchas veces “se aprovecha” el desplazamiento para, por ejemplo, comprar en el Hipermercado asociado y que se encuentra junto a la Estación de Servicio. En este caso puede encontrarse con costes “indirectos” como comprar más caro que en otros establecimientos.

Este es el peligro de los descuentos cruzados, que no sólo ofrecen las gasolineras asociadas con los Hipermercados, también lo ofertan grandes empresas suministradoras. Si para maximizar los descuentos sólo compra en un establecimiento tanto gasolina como sus compras de alimentación puede ser a la larga caro. Por todo ello, analice si los beneficios que obtiene por renunciar en la práctica a visitar otras gasolineras merece la pena o no. Pero incluso si tiene una Red de Estaciones de Servicio favorita y, por supuesto, si sólo busca la más barata sin importarle cuál elegir, gastar un poco de tiempo viendo las más económicas de la zona les ayudará a tener muchos pequeños descuentos que luego se notarán a final de año. Para ello el Ministerio de Industria tiene la herramienta Geoportal de Gasolineras que permite comparar el precio de todas las Estaciones de Servicio, por provincia, localidad o simplemente buscándolas en un mapa.

¿Por qué hay Comunidades Autónomas con gasolina más cara?

Además de estas diferencias entre marcas, el consumidor se encuentra con que en algunas Comunidades Autónomas el precio de la gasolina es más caro que otras. Conocerlas, nos ayudará, por ejemplo, a saber si nos tiene cuenta llenar el depósito antes de cruzar la frontera entre una Comunidad Autónoma o lo contrario o esperar a llegar a otra.

Aunque hay pequeñas diferencias por el coste de transportar el combustible, por lejanía entre refinerías, la principal diferencia está en los impuestos. El Impuesto Especial sobre Hidrocarburos se subdivide en tres tramos: uno de ellos va destinado a las Comunidades Autónomas que dictaminan la cantidad a cobrar. Así, Galicia, Cataluña, Baleares, Comunidad Valenciana, Castilla-La Mancha, Murcia y Andalucía tienen el tipo más alto, de 4,8 céntimos por litro, Asturias cobra también 4,8 céntimos por litro, aunque solo en el caso de la gasolina, mientras que el gasóleo paga 4 céntimos por litro. Extremadura cobra 3,84 céntimos de euro, 2,4 céntimos en Aragón y Navarra y 1,7 euros en Madrid, mientras que el resto de comunidades -Castilla y León, Cantabria, País Vasco y La Rioja- no lo cobran. Por último, el combustible más barato se ofrece en Canarias donde no se aplica el impuesto, ni en su tramo Autonómico ni tampoco Estatal.