Menú Portada

“Cuando estar es ganar”

Septiembre 11, 2012

Se apagaron los focos del estadio Olímpico, el fuego eterno duerme el sueño de unos campeones que alcanzaron la gloria, Londres, despide entre lágrimas de lluvia y apenas 7 grados, a sus terceros juegos, con la medalla de oro al machote de las Azores, el anticiclón. El dios Zeus puso todo de su parte para que el agua no aguara la fiesta.  Nuestros paralímpicos han vuelto  a casa orgullosos de sus 42 medallas, pero saben que el mayor logro es su esfuerzo diario.

Rio de Janeiro nos espera con los brazos abiertos, 30 grados y cielos despejados, y sin el temor, a que la borrasca estropee un tiempo que se mantiene inalterable en la península, con dominio de las altas presiones, que no se inmutan ante las dos bolsas de aire frio, situadas entre el atlántico y lo Balcanes, que dejará lluvias débiles en el cantábrico oriental, tormentas en Gerona, donde soplará la tramontana, alerta amarilla por riesgos costeros pero donde  no harán falta las “cachuscas ”  como el pasado lunes en Zaragoza. ¡ Cayó la mundial!.

A pesar de caminar hacia el final del verano y “de que no se puede gastar más de lo que ganamos”, son palabra del presidente, las temperaturas pegan otro estirón bestial por el suroeste, 38 grados en Gribraleón, Huelva. Valores que nada tienen que ver con los discretos 19 grados de Lerma en Burgos. ¡Quién pillara un buen asado, para pasar mejor el tiempo.

“De nada vale la gloria olímpica sino se tiene una formación para una buena calidad humana”: Oscar Figueroa – Medallista Olímpico