Menú Portada

Cuando aparecen las curvas (Singapur), Fernando Alonso sonríe, es cuando su McLaren-Honda va mejor

Septiembre 16, 2015
alonso-sonrie

La pregunta que come por dentro a millones de aficionados, y especialmente sus protagonistas es ¿hasta cuándo los McLaren-Honda van a estar poco menos que cerrando la tabla clasificatoria? Pues hay algún atisbo de esperanza para los seguidores de la formación británica y sus pilotos. Lo más importante hasta ahora ha sido detectar las carencias tanto del monoplaza como de su motor, porque el bólido rojinegro que conducen Jenson Button y Fernando Alonso sólo responde de una manera satisfactoria curiosamente en uno de los momentos más críticos y delicados: las curvas. Su mecánica falla en donde todo debería ser fácil, en las rectas, pero no lo es ante la galopante falta de contundencia. La sofisticada y aeroespacial tecnología de su McLaren-Honda les proporciona una tracción excelente en giros lentos, pero cuando el asfalto se endereza, el resto de contendientes les deja atrás con un suave pisotón al acelerador.

En el plano puramente mecánico y directamente relacionado con lo que aporta la experiencia de la formación, se sabe que la aerodinámica relacionada con las velocidades lentas es superlativa, sus pilotos están contentos con el comportamiento general a su paso por las zonas más reviradas de cada pista y, en este aspecto, son superados por pocos coches (Mercedes, Red Bull y Toro Rosso en una medida muy subjetiva y poco científica). Ocurre justo al contrario con los circuitos rápidos.

Singapur, uno de los circuitos más favorables

El ejemplo es que el mayor déficit por vuelta casi de toda la temporada -a pesar de las sensibles mejoras obtenidas en su conjunto-, se ha dado justo en las dos últimas carreras, Bélgica e Italia. Los rapidísimos circuitos de Spa-Francorchamps y, especialmente, Monza, con sólo seis curvas, delatan las carencias del McLaren-Honda donde poco pueden hacer contra la contundencia de otros propulsores más dotados.

circuito-singapur
Circuito de Singapur

El fin de semana próximo se acerca una de las pistas más favorables del Mundial, Singapur, que con 23 curvas -algunas de ellas cercanas a los 90 grados-, se dan las condiciones para que el equipo pueda obtener un resultado algo más favorable que hasta ahora.

Si miramos hacia el RA615H, el propulsor Honda que mueve todo, se sabe que la sección térmica crece poco a poco gracias a los pocos tokens que la reglamentación permite tocar y los japoneses afirman estar a la par de Renault en esta área, pero la sección eléctrica, relacionada con la energía que retoma de las frenadas, es deficiente. De hecho en la última carrera se modificó la posición de los radiadores que la enfrían en la búsqueda de un funcionamiento más constante y menos lastrado por las altas temperaturas que alcanza el mecanismo en marcha.

Mejorar el turbocompresor para el año que viene

A esta tara hay que añadir que el turbocompresor de tipo axial, distinto al del resto de la parrilla, se antoja pequeño y poco eficaz en su actual configuración. Honda achaca a su socio de carreras la petición de un conjunto muy compacto para favorecer el plano aerodinámico, con unas medidas muy precisas como límite pero, tal ha sido la reducción de tamaño de muchos de sus componentes clave, que como resultado obtienen una eficacia inferior al resto. Para el año que viene, que es cuando la normativa lo permite, ya se está trabajando en otro más voluminoso que ayude a la sección térmica.

Si el turbocompresor funciona mejor, la potencia debería llegar desde más abajo, y así la caballería no debería ser lograda en la zona más alta del cuentarrevoluciones, algo que conlleva un mayor consumo. La idea es incrementar el tamaño de estas dos piezas de importancia capital sin que el bloque del motor crezca demasiado. Se sabe que la aerodinámica a altas velocidad tampoco es la idónea pero partiendo de un tamaño contenido Peter Prodromou, el aerodinamista fichado desde Red Bull puede trabajar con patrones similares que le funcionaron muy bien en el equipo azul. El técnico de origen griego llegó quizá demasiado tarde al actual diseño y los trucos aprendidos del gurú Adrián Newey no han podido ser implementados a tiempo en el actual MP4/30, así que es fácil pensar que el MP4/31 del año próximo tendrá mejoras consistentes en este sentido.

Todo un desperdicio de talento

Si Honda logra mejorar la fiabilidad de sus motores, añadir los caballos que están desperdigados a cuenta del calor pero no pueden usar, y la aerodinámica mejora en la medida que se espera de un hombre como Prodromou, es muy posible que el paso que den en 2015 sea grande. Mejorar la peor temporada de McLaren en 35 no se arregla chasqueando los dedos, pero es muy posible que las teclas que pulsen este año empiecen a dar sus frutos el que viene, no en vano Alonso dice que toda esta temporada no es más que una larga pretemporada para lo que puede llegar el año que viene.

Que a nadie le extrañe si McLaren lograra colarse en el pelotón de cola de los cinco grandes equipos, y que pase de virtualmente cerrar la tabla clasificatoria a empezar a encontrar un hueco constante en la zona media. Mientras, Button y el asturiano sueñan cada noche que las rectas de los circuitos se conviertan como por arte de magia en chicanes, paelleras y zonas reviradas donde poder dar lo mejor de dos campeones que no pueden hacer gran cosa. Todo un desperdicio de talento.

José M. Zapico

@virutasf1