Menú Portada
LA MEMORIA HISTORICA (VIII)
Documentos prueban como tres hermanos catalanes fueron dados en adopción, mientras su padre los siguió buscando

Cuál fue el destino aún desconocido de los tres hermanos Martínez, desaparecidos en 1939

Septiembre 15, 2008

Los niños Pablo, Carmen y Roberto Martínez fueron evacuados a la colonia Puig Florit de Sant Miquel de Fluviá, en el municipio de San Antoni de Calonge
El SERE comunicó a los familiares mediante escrito fechado en octubre de 1939, que dicha colonia había sido trasladada a Loudun (Francia)
Pablo Martínez Marín falleció en Barcelona sin poder ver a sus tres hijos


Pablo Martínez Marín juró a su esposa antes de que falleciera que daría su vida para encontrar a sus tres hijos desaparecidos en la Guerra Civil Española. Desde el Islote X, Barraca 19 de Barcarés. Pero lo que jamás supo es que estos niños, como otros muchos más, hijos de republicanos, fueron dados en adopción, “vendidos” al mejor postor.
Extraconfidencial.com se comprometió con sus lectores en mostrar el desespero de miles de padres y madres en recuperar a sus hijos arrancados de sus brazos. Esta es una historia real como la de muchas familias más en busca de sus seres más queridos, sus hijos, para acallar esas bocas que nos acusaban de reportaje sensacionalista. Mostramos documentos que acreditan la autenticidad de unos hechos delictivos y escabrosos de aquellos que tenían en tutela a miles de inocentes criaturas. Unos fueron dados en adopción sin comprobar si los padres vivían; otros corrieron diferente suerte, sencillamente fueron vendidos.
Por motivo de la Guerra Civil, los niños Pablo, Carmen y Roberto fueron evacuados a la colonia Puig Florit de Sant Miquel de Fluviá, en el municipio de San Antoni de Calonge (Gerona), a principios de 1939. Circunstancias bélicas impidieron a la familia a acceder a ellos a primeros del mes de abril del año 1939, porque toda la colonia fue evacuada en dos autocares con dirección a Francia y posteriormente con destino desconocido.
El Servicio de Refugiados Españoles de la República (SERE) comunicó a los familiares mediante escrito fechado en octubre de 1939, que dicha colonia había sido trasladada a Loudun, departamento de Vienne, en Francia.

Nunca más se supo

El alcalde de Loudun manifestó en escrito de 30 de octubre de 1939 que dichos niños no se encontraban allí, sin más explicaciones. Se iniciaron gestiones para la localización de estos hermanos en Francia, México y la antigua URSS, resultando todas ellas infructuosas.
Es muy curioso que de todos los niños evacuados de la colonia Puig Florit, hayan desaparecido sólo los tres hermanos, antes de llegar al destino Loudun aún a sabiendas de que dicha colonia llegó allí según su alcalde.
Pablo Martínez Marín falleció en Barcelona sin poder ver a sus tres hijos, y sin poder cumplir la promesa hecha a su esposa en su lecho de muerte. Fueron muchos los pasos que se dieron para la localización de esos y de otros muchos más niños desaparecidos, por entonces no existían tantas plataformas para la recuperación de la Memoria Histórica. Sería que por entonces no había tanta memoria. O no sería rentable recabar en ella.

Julio Fernández