Menú Portada

Cruz Sánchez de Lara, la novia de Pedro J. Ramírez -que firmó el divorció con Ágatha Ruiz de la Prada el pasado tres de mayo-, tan valiente como elegante y comprometida

Junio 16, 2017

Fue de mutuo acuerdo ante notario, el mismo día que, casualidades de la vida, Juan Luis Cebrián liquidaba la sociedad de gananciales con su ex, la periodista Teresa Aranda. Según fuentes cercanas al prohombre de Prisa, este envidia la suerte de Pedro Jota: lo suyo no está siendo tan fácil. Agatha Ruiz de la Prada debería dejar de hablar del pasado, que eso estropea el cutis…Está en modo adolescente.

pedro j cruz

A Cruz Sánchez de Lara, la novia de Pedro J. Ramírez la llamaron cristófoba y sembradora del caos en un artículo de un medio económico, y el caso es que dicho texto fue difundido, nada menos, que desde el gabinete de prensa de Antena 3 a casi un centenar de medios, por si no lo habían leído. Y ella dio la callada por respuesta. Ni una queja, ni un reproche, ni una salida de tono pública.

Y el pasado martes y 13 allí estaba ella, tan linda como la flor de jara de la canción del extremeño Luis Pastor, posando junto al padre Ángel, un cura al que no se merendó. Sin arroparse por su novio, Cruz, que es colaboradora y patrona de diversas entidades benéficas desde mucho antes de conocer al periodista, presentó el estreno de la película Rising Nepal a beneficio de NUPA, una entidad cuya misión es ayudar a niños, adultos y familias que sufren problemas relacionados con el trasplante multivisceral y afectados de fallo intestinal y nutrición parenteral. NUPA atiende a todas las personas afectadas ingresadas en la Unidad de Rehabilitación Intestinal del Hospital Infantil La Paz de Madrid que así lo soliciten, independientemente de su patología. El acto tuvo lugar en el Caixaforum Madrid con objeto de encontrar a personas dispuestas a colaborar con NUPA por 10 euros al mes haciéndose socios de esta ONG. Podéis echar un vistazo al link. Es muy importante lo que hacen.

hazte socioHubo una mesa redonda con los médicos del Hospital La Paz, los doctores Manuel Lopez Santamaría y Esther Ramos, el director de cine y productor Miguel Ángel Tobías y Alba R. Santos, responsable de Nupa, junto con el Padre Ángel. Si algo distingue a esta Cruz Sánchez de Lara es la elegancia, aunque sus amigos afirman que sabe escuchar como nadie y suele dar consejos impagables, de esos que uno recuerda siempre tanto si los ha seguido como si no.

La “rencorosa” Ágatha Ruiz de la Prada promete “guerra” a Pedro J.

Mientras, Ágatha Ruiz de la Prada, ex de Pedro J., afirma que es “rencorosísima” y no está dispuesta a llevarse bien con su ex, y ha elegido el diario El Mundo para contar que lo de P. José Ramírez es una putada. Cruz no ha dicho aún esta boca es mía. Sospechosas fueron las fotos de Agatha besándose con el psiquiatra Juan Coullart Varela en plena calle, un hombre que vinculó la violencia de las mujeres al drama de la menstruación. Nadie ha pillado aún a Cruz por la calle con Pedro J. Si quieres pasar desapercibida, lo haces y ya está. Solo ha prestado su imagen para una causa en la que cree y se dejó, repetimos, el novio en casa.

Y eso que según fuentes cercanas al entorno periodístico, el periodista y empresario es libre y es feliz. Cambió de estado civil el pasado 3 de mayo, precisamente el mismo día en que tenía lugar la liquidación de gananciales en un Juzgado de Alcobendas entre Juan Luis Cebrián y Teresa Aranda. Según fuentes cercanas al consejero delegado del Grupo Prisa, él proceso de este ha sido mucho más duro. El miembro del Club Bilderberg envidia a Pedro J., que firmó de mutuo acuerdo con Agatha ante notario. Teresa Aranda -con quien Cebrián estuvo casado entre 1988 y 2013-, recurrió a los servicios de María Dolores Márquez de Prado, ex fiscal de la Audiencia Nacional. María Dolores es la esposa actual del ex Juez Javier Gómez de Liaño.

No hay planes de boda, pero Pedro J. puede hacer lo que quiera, según revelan fuentes bien informadas, que añaden que ha sido  generoso con la madre de sus hijos, una creadora famosa en el mundo entero, siempre apoyada por su marido. Talento tiene, es indudable. Y no hay nada que se le resista. Solo le falta diseñar ladrillos, carretillas y tractores de colorines.

Está más guapa desde que se separó, pero fuentes relacionadas con el mundo de la estética, que prefieren no dar su nombre por respeto al trabajo de otros colegas, han manifestado a Extraconfidencial.com que le han dejado los rasgos demasiado duros, se nota mucho los llamados cortes entre las diversas zonas de la cara pinchadas con botox y hialurónicos. Yo creo sinceramente que se ha puesto en buenas manos, pero debe de dejar de hablar del pasado, que eso estropea el cutis, y el rencor te deja mal como ha sido feo el gesto de hablar para El Mundo, que a este paso va a ser como el Hola para la Preysler. Solo le falta espiar el Facebook del ex, como hacen las adolescentes despechadas. Cuando un matrimonio se tambalea y se rompe lo mejor aceptar la realidad, construir una nueva vida y olvidar, y más cuando tus hijos ya son mayores.

La frialdad de Bigote Arrocet y las llamadas gordas traicioneras

Y de Ramírez y su novia, una mujer muy comprometida con los temas de la violencia de género, a la portada del Hola, con una foto de bajísima calidad de Sara Carbonero con un delfín. ¡Si al menos estuviera en bikini! Mucho más interesantes son las fotos interiores de Álex González y Carmen Jordá. O la boda del hijo de Michel, el ex jugador que sigue estando más potente de los de la Quinta del Buitre.

Semana también la toma con Sara Carbonero, con el niño pixelado en la portada. Diez Minutos, dedica su portada a la declaración de amor de María Teresa Campos a Bigote, más frío que los hielos de la Antártida por mucho que hablen de la lagrimita que vertió al hablar en directo con su novia. Y en Love, Carlota Corredera, Isabel Sartorius y Vicky Martín Berrocal hablan de su espectacular cambio físico. En el caso de Isabel Sartorius, engorda y adelgaza según el producto que anuncie, como Vicky. Fue musa curvy en Couchel, antes delgada con las píldoras Xantinguel, a lo Renee Zellberger y Robert de Niro, pero en versión castiza y más modesta. Luego les extrañará que la youtuber soy una pringada las llame gordas traicioneras a todas ellas, como ya hizo con Corredera. .

Ana Montesinos