Menú Portada
El 30 de junio se cumple el plazo establecido para llegar a un acuerdo con los sindicatos para el nuevo Convenio Colectivo

CRTVE gastó en el bienio 2011-2012 casi 15 millones de euros en colaboradores, presentadores y tertulianos

Junio 28, 2013

Normal
0

21

false
false
false

ES
X-NONE
X-NONE

Radio Nacional de España desembolsó 9,2 millones de euros y Televisión Española otros 5,8 millones
Mientras, la Corporación pública pretende recortar en un 5% el salario de todos sus trabajadores al mismo tiempo que concentra 11 millones de euros en poco más de 1.000 empleados
En cuatro meses, RTVE ha modificado el recorte planeado en 5 millones de euros

/* Style Definitions */
table.MsoNormalTable
{mso-style-name:”Tabla normal”;
mso-style-parent:””;
line-height:115%;
font-size:11.0pt;”Calibri”,”sans-serif”;}


Recientemente, Eulogio López, director-editor de Hispanidad.com, adelantaba que la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, advertía-amenazaba a José Manuel Lara –presidente de Antena 3TV-, y a Paolo Vasile, consejero delegado de Tele5, que Televisión Española podría volver a emitir publicidad lo que, al parecer, ha puesto de los nervios a estos dos dirigentes. Cosas de política. El caso es que el nuevo convenio colectivo de CRTVE se atasca.

A cuatro días de la fecha que el presidente de CRTVE, Leopoldo González Echenique, había fijado como tope para alcanzar un acuerdo, las negociaciones se caracterizan más por la falta de entendimiento que por el quórum. El casus belli era anticipado en la noticia que este periódico publicaba en su edición de ayer: RTVE pretende llegar a una reducción de unos 35 millones de euros a través del nuevo Convenio Colectivo. Cuatro meses y siete días más tarde, los encuentros entre sindicatos, trabajadores y administradores de la Corporación Pública solo han servido para embravecer la atmósfera del pacto. El resultado es el mismo: nada en el horizonte.

Todo para colaboradores y presentadores

RTVE dispone para 2013 la cantidad total de 941 millones de euros, de los cuales 378 millones -más de la tercera parte-, están designados para cubrir única y exclusivamente los gastos de personal. Tan solo los colaboradores, presentadores y tertulianos –tal y como se puede apreciar en el cuadro adjunto-, percibieron retribuciones por más de 6 millones de euros en 2012 (6.177.812 euros), en las distintas secciones de la entidad: 2,15 millones en TVE y 4 millones en RNE. Pero es que en 2011 esa cantidad ascendió a 8.846.536,82 euros. A finales de 2012, el gobierno barajaba la idea de ejecutar un expediente de regulación de empleo que afectaría de 1.800 a 2.000 personas. Trabajadores rasos.

Recortes sí, pero para todos

He aquí el epicentro de la principal reivindicación de los sindicatos, la concentración de la riqueza: “estamos dispuestos a colaborar, pero no a que todo el peso caiga sobre los trabajadores. Por ejemplo, ¿dónde está el recorte de directivos?”.

La última noticia que se tiene del estado de las conversaciones es cuando menos, inquietante. El pasado sábado 22, cientos de trabajadores de la Corporación se aglomeraban en la plaza madrileña de Callao para alzar su voz en contra de la última propuesta de RTVE para el convenio colectivo. La tercera propuesta del segundo convenio colectivo de RTVE “no ofrece garantías reales de empleo, ni un plan de futuro para CRTVE, ni la posible recuperación del ajuste económico derivado de la actual situación económica del país”, según Comisiones Obreras.

La intención primigenia y original que rondaba la cabeza de la cúpula directiva de RTVE ha ido evolucionando hacia cotas menos ambiciosas. Sin embargo, a pesar de haber reculado, los trabajadores creen que todavía hay más terreno para dar otro paso atrás. El nuevo propósito del documento, un ahorro al menos de 30 millones de euros, exige recortes del 5% en los salarios de los trabajadores. No obstante, esta nueva versión, firmada por Miguel Ángel Sacaluga -consejero en la Corporación a propuesta del PSOE-, tampoco ha encontrado el beneplácito de los empleados públicos. El 5% sugerido por Sacaluga parece uno más de los miles de amagos que ha sufrido el convenio colectivo, pero ni mucho menos el último.