Menú Portada
La campaña de la declaración de la renta del 2014 comenzará el martes 7 de abril

Cristóbal Montoro se gasta 874.774 euros en el servicio de oficina telefónica de asistencia al contribuyente

Marzo 18, 2015

La ganadora del concurso ha sido Servicio Sociales de Telecomunicaciones S.L. (Servitelco), sociedad en la que el 91% de su plantilla está formada por personas con distintos tipos y grados de discapacidad

pq_929_montoro.jpg

Dentro de apenas 20 días, el martes 7 de abril, se inicia una nueva campaña de la Declaración de la Renta, en este caso la del ejercicio 2014. Este año, empezará prácticamente una semana más tarde de lo habitual, según el calendario de la Agencia Tributaria. La campaña de 2013 arrancó el 1 de abril con la apertura del plazo para que los contribuyentes pudieran solicitar el borrador o los datos fiscales a través de su sede electrónica, a la que se puede acceder mediante del portal de la Agencia Tributaria en Internet.

Este año, en cambio, el plazo no empezará hasta una semana más tarde, lo que retrasará también el inicio de las primeras devoluciones de renta para los contribuyentes, que presentarán este ejercicio la última campaña con el IRPF anterior a la reforma fiscal. Lo mismo ocurre con la declaración presencial en las oficinas de la Agencia Tributaria, que el año pasado comenzó el 5 de mayo y que este año no empezará hasta el 11 de mayo. La campaña se extenderá hasta el 30 de junio.

Atención telefónica subcontratada

Con todo ello se iniciarán también miles de llamadas telefónicas con dudas y todo tipo de consultas en un año de transición hasta que se realice la declaración del 2015, que traerá importantes cambios de la reforma fiscal. Pero esta no es respondida en primera instancia y en la mayoría de los casos por personal de Hacienda si no por una empresa privada en la que se subcontrata el servicio. Este año, la elegida por el ministerio de Cristóbal Montoro ha sido Servicio Sociales de Telecomunicaciones SL (Servitelco), una sociedad en la que el 91% de su plantilla está formada por personas con distintos tipos y grados de discapacidad y que ha ganado el contrato por menos de 3 meses (del 7 de abril al 30 junio y sólo de lunes a viernes de 9 a 19 por un importe de 874.774 euros.

Entre las condiciones que exigía la Agencia Tributaria al ganador del concurso está recibir un curso de tan sólo 38 horas. En este curso de tan corta duración se incluye formación técnico tributaria necesaria para el uso de las aplicaciones de la AEAT relativas a la presentación de la Declaración de IRPF y práctica en el funcionamiento de las aplicaciones de la AEAT. También se exige que las llamadas procedentes de Cataluña, Comunidad Valenciana, Galicia e Illes Balears deberán atenderse, a voluntad del contribuyente, en castellano o en la lengua cooficial propia de cada Comunidad Autónoma.

Además de pagar esta cantidad tan importante la Agencia Tributaria pone a disposición de la empresa, los números telefónicos de acceso al servicio de atención, los monitores necesarios para impartir la formación necesaria y la asistencia a las distintas plataformas del personal que estime necesario para dar apoyo a los operadores telefónicos.

Todo un negocio para una empresa que ya tiene como clientes a Unión Fenosa, Coca Cola, Endesa, Securitas Direct, la Dirección General de Tráfico o el ministerio de Fomento en el que se sigue dejando en manos privadas algo tan importante como la asistencia telefónica de la Declaración de la Renta.