Menú Portada
La campaña de la declaración de la renta da comienzo el 7 de abril de 2015

Cristóbal Montoro destina más de 330.000 euros a una empresa americana para intentar concienciar al ciudadano sobre la importancia de los impuestos en los servicios públicos

Marzo 4, 2015

La Agencia Estatal de Administración Tributaria ha escogido a la multinacional con sede en Nueva York, Tragos Bonnange Wiesendanger Ajroldi, por ser la oferta “económicamente más ventajosa”
En la última campaña de publicidad de la AEAT –ejecutada precisamente contra el fraude fiscal- una particular le pedía a un operario si le podía hacer la factura sin IVA
El ministro de Hacienda sigue siendo el protagonista de la polémica sobre los presuntos ingresos irregulares de Juan Carlos Monedero y de la formación Podemos. En sus últimas declaraciones ha desvelado que ha recibido información desde Venezuela sobre la financiación de los dirigentes de esta formación política que hay que verificar


El ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, sigue siendo el protagonista de la polémica sobre los presuntos ingresos regulares de los dirigentes de la formación Podemos. Este mismo martes desveló que ha recibido una carta, “a título de denuncia“, en la que una “asociación política venezolana” aporta datos sobre la financiación de los dirigentes de Podemos por parte de Venezuela y que todo eso “hay que verificarlo“. Según Montoro, la Agencia Tributaria actúa de oficio cuando hay indicios sobre cualquier caso, incluso en los medios de comunicación. “Si no actuáramos con indicios no actuaríamos, no cumpliríamos con nuestra obligación“.

Igualmente opinó sobre la situación del ´número tres´ de Podemos, Juan Carlos Monedero, del que ha dicho que ignora si ahora está haciendo un “buen cumplimiento” de sus obligaciones tributarias, pero que si es así “estará mejor con su propia conciencia“. El ministro añadió que a nadie le gusta pagar impuestos pero que todo el mundo debe hacerlo, y más quienes tienen responsabilidades públicas. 

Campaña de la renta a la vista

Y es que al igual que avanza el año electoral, lo hace las obligaciones de pagar impuestos. Ya no hay vuelta de hoja. Comienza la cuenta atrás para que todos los españoles nos hagamos la ya tan manida pero al mismo tiempo trascendental pregunta sobre el eterno dilema del contribuyente: pagar o devolver. La Agencia Estatal de Administración Tributaria ha marcado el próximo 7 de abril de 2015 para realizar los trámites a través de su sede electrónica y el 11 de mayo en las oficinas físicas de la AEAT. En resumen, todos aquellos cotizantes con más de 22.000 euros en rendimientos íntegros de un sólo pagador o más de 11.200 de más de un pagador, deberán ajustar sus cuentas con el Estado antes del 30 de junio. Tres meses de papeleos, borradores y un vaivén de datos fiscales.

Mientras tanto, el ministro de Hacienda y Administraciones Públicas, Crsitóbal Montoro, presume una vez más del fisco español, ese al que debemos someternos todos. Ahora, el político jiennense saca pecho por la recaudación de la Agencia Estatal de Administración Tributaria contra el fraude fiscal en 2014 –“la mayor de la historia”– o lo que es lo mismo, 12.300 millones de euros. Pero, además de escarbar en los dineros de los corruptos, ¿tiene la AEAT algún gasto elevado que ocultar? 

Cifras millonarias son también las que la Agencia Tributaria ha destinado a la “campaña publicitaria de concienciación sobre la relación impuestos-servicios públicos”. Precisamente medio millón de euros es el presupuesto que había preparado para la nueva campaña, que finalmente se ha quedado en 332.447,5 euros por escoger aquella oferta “económicamente más ventajosa” de un total de 11 recibidas.

La fuga de capitales

En la última campaña de publicidad de la AEAT –ejecutada precisamente contra el fraude fiscal- una particular le pedía a un operario si le podía hacer la factura sin IVA, a lo que éste respondía: “si claro, sin IVA. Y sin hospitales, sin pensiones, sin carreteras…”. Habría que recordarle a la Agencia Tributaria que tan importante es no defraudar como evitar la fuga al exterior del capital nacional para ayudar, así también, a las empresas locales.

Una agencia internacional de publicidad con sede en la gran manzana de Nueva York ha sido la beneficiaria del contrato. El departamento español de Tragos Bonnange Wiesendanger Ajroldi, más conocida como TBWA ha recibido el contrato de manos de la Dirección del Servicio de Gestión Económica de la Agencia Estatal de la Administración Tributaria.