Menú Portada
Serias dudas de si el fiscal Horrach la interrogará inquisitoriamente como ha hecho con otros imputados del caso Noos

Cristina de Borbón no responderá a todas las preguntas que le haga el juez José Castro

Febrero 6, 2014
pq_939_pedro-horrac.jpg

Cristina de Borbón no responderá a todas las preguntas que le haga el juez José Castro, a sabiendas de quelos fiscales anticorrupción mantendrán una línea más que moderada en el marco de su declaración en el Caso Noos, según las investigaciones de Extraconfidencial.com, y según la línea de defensa que a día de hoy tiene establecida. Los despachos de abogados que la asesoran han aconsejado a la infanta que no conteste a aquellas preguntas que pudieran ser susceptibles de opiniones o de datos no certificados y provengan de pruebas judiciales que en su día puedan ser declaradas nulas. Se trata de no validar con la declaración de la infanta una serie de pruebas que el juez Castro quiera llevar a ser la punta del iceberg en su imputación.

Aunque inicialmente el abogado y portavoz de la infanta, Miguel Roca, había anunciado a bombo y platillo que la infanta Cristina declararía sin tapujos ante el juez Castro, poco a poco la línea de defensa va cambiando. La declaración de la infanta en la pieza separada del caso Palma Arena se celebrará el próximo día 8 de febrero en Palma de Mallorca y no será finalmente grabada, muy al contrario de lo que ha sucedido con los otros imputados. Quienes conocen al juez Castro, que entiende esta causa, afirman que una persona muy metódica y meticulosa en sus interrogatorios, que suele llevar personalmente y que a veces es demasiado duro con los imputados en sus gestos y tono de voz. Fuentes jurídicas han confirmado a Extraconfidencial.com, que se ha recomendado desde la zona noble al juez Castro un tratamiento exquisito en el interrogatorio a la infanta Cristina.

Dudas sobre la “estrategia” del fiscal

Todo indica que las presiones de una parte de la judicatura están haciendo mella en el magistrado que ahora analiza con más detenimiento aun cada paso que da o frase que pronuncia, a pesar de ser una persona con demasiados impulsos. Lo que sí hay serias dudas de si el fiscal Pedro Horrach la interrogará inquisitoriamente como ha hecho con otros imputados del caso Noos. Todo apunta a que será muy complaciente y benevolente en su interrogatorio. Y si no, se preguntan en Mallorca, por qué fue a Madrid hace unos días a hablar con sus superiores si tan seguro estaba de su instrucción. Por eso, la figura del fiscal Horrach está puesta muy en entredicho en sectores jurídicos de Palma de Mallorca.

También todo indica que finalmente Cristina de Borbón hará andando el famoso paseillo hasta la puerta trasera del juzgado y que no lo realizará en su coche, a pesar de que tanto desde la Jefatura Provincial de Policía de Mallorca como por parte del juez decano de dichos juzgados se veía con buenos ojos que la infanta no fuera caminando ni un sólo metro y que todo lo hiciera en coche para así no ser grabado por las cámaras. Pero parece que el hecho de que sólo los detenidos pasen en vehículo hasta la puerta del juzgado ha tirado para atrás esta posibilidad, ya que entonces se compararía a Cristina de Borbón con un delincuente ya de entrada.

Lo que sí es notable es el nerviosismo como nota predominante en el entorno de la infanta y hasta en su propia persona, al no saber muy bien por donde saldrá el juez Castro. Al menos si sabe, al menos a día de hoy, que los fiscales anticorrupción serán muy benevolentes con ella, a diferencia de con otros imputados. Y máxime contando con una línea de defensa, marcada desde Zarzuela, que todavía no se atisba por donde pretende ir. Todo indica que la declaración de la infanta será una especie de mix: que sí contesto, que no contesto, que no se nada…

Juan Luis Galiacho
 
juanluisgaliacho@extraconfidencial.com