Menú Portada

Cristiano Ronaldo y Desiré Cordero: ¿Una novia de pega para un montaje publicitario?

Octubre 11, 2016

La sevillana ya comienza a imitar a Irina en las redes sociales y, más que un noviazgo, la extraña historia de amor de la pareja, parece un montaje publicitario. Demasiadas filtraciones para un romance sorprendente que recuerda demasiado al de Fernando Alonso y la ex de Valentino Rossi. Sobre su historia de amor con Irina siempre corrió la sospecha de que estaba establecida con un contrato de imagen. Aunque Florentino Pérez le haya renovado hasta que gaste garrota, Cristiano tiene que preocuparse también de los ingresos publicitarios y cotiza más con novia.

cristiano-ronaldo-desire-cordero-corazon-19092016

La polémica persigue al niño bonito de Florentino Pérez en el Real Madrid. Según fuentes de absoluta solvencia, en el mundo deportivo se preguntan por qué Cristiano Ronaldo no se ha buscado una novia más creíble. La historia, argumentan “es demasiado parecida a la de Irina”. De la rusa llegan a asegurar que tenía un contrato publicitario firmado con Cristiano Ronaldo que beneficiaba a ambos. A Cristiano, cuyos viajes a Marruecos para ver al boxeado Badr el Hari, como ya informamos en Extraconfidencial.com, causaban honda preocupación en el Real Madrid, le gustan las mujeres, pero sorprende que se haya buscado una mujer como Desiré Cordero como pareja. No cuela, añaden nuestras fuentes. El hecho de que sea ex del hijo de Hierro y también del futbolista Enzo Renella establece un cierto paralelismo con Fernando Alonso. ¿No había otra novia para sustituir a Lara Álvarez que la ex de Valentino Rossi, Linda Morselli? ¿Pretende hacer más negocios en Italia el piloto de Mc Laren?

A Cristiano le gustan las mujeres, como ya contamos en esta misma web. Dábamos cuenta de la agradable tarde que Cristiano Ronaldo pasó con tres señoritas en un reservado de un importante Restaurante de Madrid. También le gustan a su amigo del alma Badr Hari, padre de una hija. Stelle Cruyff, la sobrina de Johann Cruyff, abandonó a su marido, Ruud Gullit para irse a vivir con el fornido marroquí, 21 años más joven que el jugador holandés.

La historia no pega porque Desiré, de quien desde el entorno de Ronaldo no dejan de filtrar que va un día sí y otro también a la Finca –residencia oficial del astro madridista-, no es el tipo de mujer del agrado de Doña Dolores  Aveiro, la madre del delantero, la única mujer verdaderamente importante en la vida de este jugador tan narcisista que tiene la casa llena de espejos y se hidrata la piel varias veces al día. Ya se sabe lo que ocurre cuando uno está tan enamorado de sí mismo, cuesta creer que pueda establecer relaciones afectivas estables con alguien del sexo opuesto. Y no hablamos de sexo. Cristiano está enamorado de sus abdominales, de sus glúteos, de sus sartorios, de sus cuádriceps. Los baña a diario dos veces en crema hidratante y tiene menos vello corporal que una rana. Y lo de enamorarte de tu propia imagen y masculina imagen puede conllevar graves consecuencias a la larga.

Las andanzas con Desiré, que hay que reconocer que es guapa, le pueden reportar beneficios publicitarios. Más de la tercera parte de lo que gana proceden de estos conceptos y no del terreno de juego. Y vende más acompañado de una mujer que solo. No hay que olvidar que según Forbes, el niño bonito del presidente madridista Florentino Pérez, a quien ha renovado hasta que lleve garrota, ocupa el tercer lugar en la lista de los deportistas mejor pagados del mundo.

Ronaldo ganó 52.6 millones de dólares solo gracias a su salario y  27 millones de dólares por patrocinios. Y el caché de su nueva novia va a subir hasta límites estratosféricos. Si de verdad es un apaño, es un buen apaño para ambos. Salvo por una pega: mide 1,81, cuatro centímetros solamente menos que el astro. No va a poder llevar tacones. Irina era más bajita, medía 1,78 centímetros.

Ana Montesinos