Menú Portada
El resto de jugadores del Real Madrid no creen que vayan a tener gran relación

Cristiano Ronaldo tiene miedo a la prensa española

Junio 23, 2009

Ya queda menos para su llegada. Sin embargo, el portugués, que califica su llegada al Real Madrid como un “reto más”, teme que la prensa española pueda afectar a su carrera como deportista de élite.

pq_805_cristianoronaldo.jpg

A principios del mes de julio se harán las presentaciones oficiales. Cristiano Ronaldo pasará a ser uno de los jugadores estrella del Real Madrid y, con ello, uno de los personajes más buscados y deseados por la prensa española. Me cuentan que en el vestuario merengue la llegada de Cristiano Ronaldo se espera con cierta ansiedad. A pesar de que los jugadores de Florentino Pérez insisten en petite comité que jamás se repetirá la complicidad que vivieron cuando David Beckham aterrizó en el club, lo cierto es que hay quien está más que interesado en saber cómo se relacionará con el resto de jugadores. Insisten en que Cristiano no les parece un gran deportista (creen que haber sido nombrado mejor jugador del mundo tiene más de marketing que de realidad) pero entienden que Florentino haya desplegado todos sus encantos, incluso los económicos, para fichar a uno de los más rentable futbolistas de todos los tiempos. Eso sí, muchos de los integrantes del equipo temen que surjan enfrentamientos con el portugués cuando decida participar de la noche madrileña y conocer a las explosivas mozarronas que ya arreglan sus hechuras para intentar acercarse a él para compartir algo más que una conversación. Resulta sorprendente, pero más de una anuncia a bocajarro que mantendrá relaciones sexuales con el futbolista. Y él lo sabe. Por eso estos días anda ocupado y preocupado en saber cómo será su vida en España y hasta dónde pueden llegar, legalmente, los reporteros gráficos cañís. Me aseguran que Ronaldo tiene auténtico pavor a que las damiselas de medio pelo acaben por arruinarle su meteórica carrera hacia el estrellato y que los medios de comunicación españoles provoquen situaciones tensas para obtener beneficio económico. Una auténtica locura, pues si por algo se caracterizan nuestros reporteros es por el respeto y el tacto con el que realizan su trabajo. Eso sí, con Cristiano Ronaldo lo tendrán más que complicado, pues a pesar de que se ha vendido a los medios que está feliz por venir a vivir a España, lo cierto es que para él no es más que un reto deportivo que terminará el día en el que admita otra contraoferta. Aún quedan unos días para que se presente su llegada por todo lo alto en el Santiago Bernabéu, pero ahora, desde la distancia, es cuando se perfila cómo y dónde se guarecerá de focos, flashes y miradas. A buen seguro que no nos deja indiferentes.
Por Saúl Ortiz
saul@extraconfidencial.com