Menú Portada
Se le han preparado dos fiestas para este fin de semana

Cristiano Ronaldo se quiere volver a enamorar de una española

Julio 9, 2009

Llegó y triunfó. Si Cristiano Ronaldo despunta en el terreno de juego, también lo hará fuera. Está dispuesto a rehacer su vida sentimental con una española, tras su romance con la mallorquina Nereida Gallardo.

pq_818_cristianoronaldo.jpg

Consiguió emocionarse con el contacto con esa enfervorecida marea blanca que en tan sólo un día ha agotado las camisetas que llevan su nombre. La llegada de Cristiano Ronaldo al estadio del Real Madrid fue todo un acontecimiento, similar al que hace unos años vivió el mismo club con el aterrizaje de David Beckham. Ningún medio de comunicación quiso perderse la puesta de largo de uno de los deportistas más importantes de los últimos tiempos que, a pesar de que su interés futbolístico es innegable, lo cierto es que el portugués despierta gran expectación por su vida privada. Miles de jóvenes encorsetadas, con las hormonas revolucionadas, esperan poder vivir un encuentro furtivo con el astro del balón. Ya no llevan las carpetas forradas con fotos de su ídolo, ahora prefieren apilarse en las inmediaciones del hotel de turno e intentar colarse en su cama y rastrear todos los rincones de su cuerpo. El físico de Cristiano provoca palpitaciones en las mozalbetas que ya son habituales en ese vestuario en el que vuelve a mandar Florentino Pérez. No es de extrañar, pues su anatomía parece esculpida a imagen y semejanza del mismísimo David de Miguel Ángel.
A pesar de que, tal y como desvelé en primicia hace algunas semanas en este mismo periódico, Ronaldo teme a los periodistas españoles, está dispuesto a quemar las noches madrileñas. Me cuentan que ya empieza a recibir llamadas telefónicas de famosas de medio pelo dispuestas a aparcar cada noche en su cuerpo a cambio de fama y renombre internacional. Hay, incluso, quien ha desplegado todas sus armas de seducción proponiéndose como guía faldera para enseñarle los más recónditos parajes de Madrid. No lo tendrán difícil, pues Cristiano ha confesado a sus más íntimos que quiere volverse a enamorar, aunque no de esas potras desbocadas que sólo lo imaginan en posición cabalgante. Quizás haber mantenido una relación sentimental con la mallorquina Nereida Gallardo le ha marcado de por vida. Será cierto aquello de que la española cuando besa, es que besa de verdad. De momento, ya se están preparando dos fiestas para el próximo fin de semana. Una tendrá lugar en la capital y, para la otra, habrá que desplazarse unos kilómetros. Y, eso sí, en un par de semanas lo veremos cenando en el fabuloso restaurante Barroque, propiedad de Guti, que ya le ha hecho la invitación en firme.  
Por Saúl Ortiz
saul@extraconfidencial.com