Menú Portada

Corrupción en Marbella: Julián Muñoz y José María del Nido condenados de nuevo a dos años y tres meses de prisión en el Caso Fergocon por lo que su futuro carcelario se tiñe de negro y peligra su tercer grado

Enero 5, 2016

El ex presidente del Sevilla y el ex alcalde marbellí deberán pagar además 1.750.000 euros de indemnización por malversar fondos públicos de esta ciudad de la Costa del Sol. Pero lo más grave es que, ya iniciado el año 2016, la Audiencia Provincial de Málaga sigue sin ejecutar la sentencia contra los 48 condenados del Caso Malaya, entre ellos, Isabel García Marcos, Marisol Yagüe, Monserrat Corulla, Pedro Román, González de Caldas, “Sandokan”, Tomás Reñones…que siguen en libertad

munoz del nido

La Sección Octava de la Audiencia de Málaga ha condenado al ex presidente del Sevilla FC, José Maria del Nido Benavente, y al ex alcalde de Marbella, Julián Muñoz, a dos años y tres meses de prisión por el Caso Fergocon, sobre las irregularidades en la contratación de obras por parte del Ayuntamiento de Marbella (Málaga), por lo que su fututo carcelario se tiñe muy negro sin posibilidad apenas del tercer grado penitenciario, salvo enfermedad incurable. Además, también la Sala ha impuesto la misma pena a Óscar del Nido Benavente, hermano del abogado sevillano, mientras que su otro hermano, Juan José del Nido, ha quedado absuelto. La Sala considera a Muñoz y a José María y Óscar del Nido como autores de los delitos de malversación de caudales públicos en concurso con otro de prevaricación administrativa y otro de falsedad, todos con carácter continuado.

El Caso Fergocon fue una causa abierta a raíz de una querella de la Fiscalía Anticorrupción por el desvío y obtención ilegítima de dinero público del Ayuntamiento de Marbella mediante la adjudicación de obras y servicios a una empresa creada por los hermanos Del Nido en 2001, cuando Julián Muñoz era primer teniente de alcalde y el ex presidente del Sevilla, asesor jurídico del Consistorio marbellí. La empresa Fergocon se creó con el único fin de realizar presuntas actuaciones para el Ayuntamiento gilista, obras adjudicadas “sin expediente y sin procedimiento y con sobrecostes” y donde aparecen como apoderados solidarios los hermanos Juan José y Oscar Luis del Nido Benavente.

Obras inexistentes acometidas en viales públicos

Esta empresa de la familia Del Nido fue beneficiada con contratos que suman, al menos según la investigación realizada en su día por la Fiscalía Anticorrupción la cantidad de 3,8 millones de euros (unos 600 millones de pesetas). Estos contratos se referían a obras inexistentes acometidas en viales públicos, ajardinamiento de urbanizaciones, etc.; obras, que según la denuncia que en su día interpuso el Partido Andalucista nunca se realizaron.

También la investigación realizada por Anticorrupción incluía un contrato millonario a Fergocon S. A. para suministrar al Ayuntamiento de Gil y Gil y de Julián Muñoz una serie de máquinas limpiadoras de aceras, con tarifas desorbitantes. La explicación dada en su día por Julián Muñoz fue que no se encontró en su día otra empresa que quisiera suministrar al ayuntamiento marbellí esas máquinas.

Como ya publico en su día Extraconfidencial.com, los pagos a la empresa de la familia Del Nido se hicieron a través de las empresas municipales denominadas Gerencia de Compras y Contratación Marbella SL y Gerencia de Obras y Servicios Marbella SL. Y se hizo de forma fracturada desde el día 16 de enero de 2002. Según los datos de la Fiscalía Anticorrupción los pagos se iniciaron el día 16 de enero con 1.178.173 euros; el 29 de enero por valor de 132.629 euros; el 22 de febrero se realizó otro pago por valor de 376.102 euros; y el 3 de abril por valor de 138.232 euros. Estos pagos podrían deberse a favores por otros servicios realizados por los hermanos Del Nido.

Una sentencia de 193 folios demoledora

En su sentencia, de 193 folios, que se puede recurrir y a la que ha tenido acceso Extraconfidencial.com, la Sala indica su “convicción de que los artífices de la trama ideada para vaciar las arcas del Ayuntamiento fueron los acusados José María y Óscar del Nido, que, por otra parte, fueron los que principalmente se lucraron, sin perjuicio de que compartieran el botín, en mayor o menor medida, con los otros acusados“. Tras las adjudicaciones irregulares de las actuaciones y, una vez ingresados los capitales en Fergocon, “Óscar del Nido era el encargado de sacar los fondos de la cuenta bancaria y de distribuirlos en tres partes, una para Julián Muñoz, otra para José Maria del Nido, y otra para él mismo“, según se considera probado. La Sala explica la “situación de corrupción creada en el Ayuntamiento“, algo ya declarado en otras sentencias, y precisa que Del Nido, desde 2001, ocupó “una posición preponderante en el Consistorio, hasta el punto de que se convirtió de facto en una de las personas de mayor influencia y decisión dentro“, junto con a los presidiarios Jesús Gil y Gil y Julián Muñoz.

Sin embargo, Anticorrupción finalmente rebajó su petición de pena inicial de 11 años de cárcel a los dos años y tres meses, ya que Del Nido y Muñoz reconocieron los hechos en el juicio. En los dos casos se ha aplicado los atenuantes de reparación del daño y dilaciones indebidas, pero se les impone además de la pena de cárcel cinco años de inhabilitación absoluta. También al ex presidente del Sevilla y al ex alcalde marbellí se les condena a pagar 1.750.000 euros de indemnización de manera conjunta y solidaria por malversar fondos públicos de esta ciudad de la Costa del Sol.

Del Nido puede “residir” en la cárcel bastante tiempo

La situación carcelaria del ex presidente del Sevilla FC, José María Del Nido Benavente, es bastante oscura para él a partir de ahora. Del Nido fue condenado a siete años de prisión como cooperador necesario por un delito de malversación de caudales públicos y por otro continuado de prevaricación en el Caso Minutas. Primero, ingresó en la Cárcel Sevilla I pero  sus continuas infracciones en el reglamento penitenciario le llevaron a ser trasladado al penal de Huelva para cumplir los años de prisión impuestos por este caso. El ex presidente del Sevilla FC intentó ser la cabeza bicéfala de Julián Muñoz en Marbella con el fin de controlar todo el emporio corrupto de la Costa del Sol. Del Nido percibió entre 1999 y 2003 la cantidad de más de 6,7 millones de euros por trabajos presuntamente no ajustados a ese montante, emitiendo de forma ilimitada y descontrolada minutas sin especificar concepto, sin presupuesto previo y sin expediente o pliego de ningún tipo.

En este caso, el abogado sevillano fue condenado a abonar al Ayuntamiento de Marbella, en concepto de responsabilidad civil, un total de 2.786.607 euros, de los que aún le restan por pagar 1.266.607. El Consistorio marbellí ya ha solicitado que no se le dé permiso carcelario hasta que abone esos 1,26 millones que le quedan por pagar. También la Fiscalía Anticorrupción se ha opuesto rotundamente a que la Audiencia Provincial de Málaga le conceda el fraccionamiento del pago de la multa por el Caso Minutas que ha solicitado.

Como ya publicó Extraconfidencial.com, durante los meses previos a su entrada en prisión, Del Nido intentó evitar la cárcel haciendo pagos parciales al Consistorio marbellí hasta sufragar cerca de la mitad de la deuda. Sin embargo, una vez que ingresó en prisión, Del Nido no ha vuelto a pagar prácticamente nada, a pesar de tener bienes inmobiliarios suficientes para atender el pago.

No hay que olvidar que José María del Nido ha sido y es titular de acciones del equipo de fútbol del Sevilla FC a través de la sociedad Sevillistas del Nervión, ahora investigada para saber las personas a la que supuestamente ha transferido dichas acciones. Del Nido quiere seguir manteniendo -a través de su hijo José María del Nido Carrasco-, el poder que le da el mundo del balompié, algo que ahora pretende controlar desde la cárcel de Huelva con el amparo del capital chino, si llega el caso, y el visto bueno del presidente de la Liga de Fútbol Profesional, Javier Tebas, su amigo y gran aliado para el manejo arbitrario de los derechos televisivos del balompié español.

La preocupante salud de Julián Muñoz, pero sigue sin pagar un euro

Por otra parte, la Audiencia de Málaga ha estimado hace unos días un recurso interpuesto por el abogado de Julián Muñoz  sobre la resolución del pasado mes de agosto por la que anulaba el tercer grado que el Juzgado de Vigilancia Penitenciaria había concedido al ex alcalde de Marbella y ahora de nuevo deberá comenzarse el análisis de su régimen penitenciario. La resolución que mantenía a Muñoz en segundo grado ha quedado anulada y deberá volver a repetirse la tramitación del recurso de apelación interpuesto por la Fiscalía. El Juez de Vigilancia Penitenciaria de Málaga concedió el pasado 4 de agosto el tercer grado a Muñoz por su “enfermedad grave e incurable“, ya que los informes médicos señalaban “un pronóstico de vida corto“. La Fiscalía lo recurrió al considerar que el ex alcalde mantenía viva su capacidad de delinquir y que existía un “alto riesgo de fuga“. La Audiencia de Málaga anuló ese tercer grado penitenciario al argumentar que el estado de salud de Muñoz no era terminal y que podía blanquear las “ingentes” cantidades de dinero que aun no se han recuperado.

Juan Felipe Muñoz Palomo (El Arenal, Ávila, 1948), ha vuelto a pasar otra Navidad en prisión. Su estado de salud es preocupante ya que sufre una cardiopatía isquémica-hipertensiva, diabetes mellitus tipo I, aneurisma de aorta, insuficiencia venosa, obstrucción de ambas carótidas, enfisema pulmonar, entre otras afecciones. Así lo avalan diversos informes médicos del Centro Penitenciario del Hospital Clínico de Málaga con 51 salidas, del médico forense oficial de la Audiencia Provincial de Málaga y un catedrático de Medicina Legal de Granada al que la defensa de Muñoz pidió un informe forense.

Mientras esto ocurre, su ex mujer, Maite Zaldívar, continúa en la cárcel después de un año de celdas y ahora es la jefa de grupo de limpieza en los locutorios de la prisión malagueña de Alahurín de la Torre. La ex mujer de Julián Muñoz ya ha pedido, igual que Isabel Pantoja, ir a la cárcel solo a dormir de lunes a jueves o llevar en su caso una pulsera telemática de control

La Audiencia Provincial de Málaga no ejecuta la sentencia del Caso Malaya

Y mientras, la Audiencia Provincial de Málaga sigue sin ejecutar, ya iniciado el año 2016, la sentencia del Tribunal Supremo dictada a finales del pasado mes de julio donde condenó a 48 personas por distintos delitos en el Caso Malaya, la corrupción urbanística y política en el Ayuntamiento de Marbella durante el llamado gilismo, uno de los mayores cánceres de la democracia en España. A pesar de la medida de ejemplaridad que en su día proclamó el presidente del Tribunal que enjuició el Caso Malaya, el mediático José Godino, los condenados siguen en libertad sin entrar en prisión.

Podría considerarse un claro trato de favor ya que Isabel Pantoja, Maite Zaldivar y Julián Muñoz ingresaron en la cárcel casi inmediatamente por la pieza separada del blanqueo de capitales. Como también lo hicieron los otros dos banqueros condenados, Benjamín Martínez y Fernando de Salinas, que ingresaron por el mismo delito que la artista pero con una pena aún inferior: un año, seis meses y un día de cárcel.

Pero mientras estos ingresaron en prisión casi inmediatamente –Muñoz lo hizo en el mismo momento de dictarse la sentencia-, y con unas penas inferiores a los dos años y un día, los 48 imputados siguen todavía en libertad, sin aplicarse esa medida ejemplarizante que tan proclamó la Audiencia de Málaga y sus responsables judiciales. Fue a finales de julio de 2015 cuando el Supremo ya pronunció el fallo definitivo del Caso Malaya.

La ejecución de la sentencia sólo consiste en hacer efectivas las penas de prisión de los protagonistas del caso. Por el momento, sólo Juan Antonio Roca y Julián Muñoz están entre rejas. También se debe formalizar el pago de las multas, de las responsabilidades civiles y decomisar los bienes incautados. Por ahora, la Sección habilitada para trabajar en el caso Malaya, presidida por José Godino, sigue sin ejecutar ninguna parte de la sentencia.

Las penas de la Malaya

El Tribunal Supremo condenó a 17 años de cárcel al ex asesor de Urbanismo del Ayuntamiento de Marbella y cerebro de la trama, Juan Antonio Roca. En el caso de la ex alcaldesa de Marbella Marisol Yagüe su pena es de cinco años y seis meses; la ex teniente alcalde Isabel García Marcos, de tres años y medio; a la intermediaria Monserrat Corulla, amiga del ex ministro de Justicia del PP, Alberto Ruiz Gallardón, se le condeno a 3 años y medio; a Julián Muñoz, se le impuso una condena de dos años por fraude; al ex capitán del Atlético de Madrid y concejal gilista, Tomás Reñones, 5 años y medio;  al ex teniente alcalde Pedro Román, 4 años y medio; o al constructor José Ávila Rojas, 3 años y seis meses. De todos los recurrentes, el Supremo solo absolvió a tres empresarios de la firma Portillo y a un supuesto testaferro.

Los Magistrados del Supremo, en su sentencia de 3.138 folios y de la que fue ponente el magistrado Juan Saavedra, confirmaron que en el Ayuntamiento de Marbella se instauró durante el gilismo un sistema de corrupción política y económica “generalizada”, todo bajo la sombra del fallecido Jesús Gil y Gil, donde únicamente se actuaba al margen de la ley y se movía sólo por “los intereses particulares de aquellos que pagaban y de aquellos que recibían”. El jefe de la trama fue el asesor urbanístico Juan Antonio Roca, que tenía en nómina a cargos públicos para que aprobaran sus propuestas urbanísticas. Los magistrados indicaban en su sentencia que la corrupción llegó a tal grado que, por primera vez en la historia de España, hubo que disolver un Ayuntamiento y crear una junta gestora hasta las siguientes elecciones.

El día en que por fin se ejecute la sentencia supondrá previsiblemente el ingreso en prisión de la mayoría de los 48 condenados, ya que por la pieza separada de La Malaya referida al blanqueo de capitales Isabel Pantoja ingresó en la cárcel con una condena de dos años y los banqueros Benjamín Martínez y Fernando de Salinas con un año y seis meses. Si para este caso, la Audiencia Provincial de Málaga señaló que la entrada en prisión era debida a la ejemplaridad que debe tenerse en un caso de corrupción política la misma vara de medir se tiene que tener para los 48 condenados de la Malaya, donde hay condenas que tampoco pasan de los dos años. Así, entre estos están: el constructor cordobés Rafael Gómez “Sandokan” (6 meses de prisión);  el ex presidente del Sevilla, González de Caldas (6 meses); el constructor Fidel San Roman (8 meses); el ex jefe de la policía municipal de Marbella, Rafael del Pozo (18 meses), y varios concejales y colaboradores gilistas.

Esperemos a ver que dictaminará ahora la Audiencia de Málaga, con el mediático magistrado José Godino a la cabeza, con los 48 condenados por el caso matriz, la Operación Malaya, la mayor corrupción institucional en España. Por el momento, todos ellos siguen en libertad. Ya ha comenzado el año 2016 y siguen en las calle ¿Trato de favor?

Juan Luis Galiacho

juanluisgaliacho@extraconfidencal.com

@jlgaliacho