Menú Portada
En los últimos tres años la sociedad estatal ha prescindido de 5.668 empleos, el 10% del total de su plantilla

Correos se gasta cerca de 14 millones para renovar sus servicios de movilidad para carteros que ya disponían de terminales con conexión 3G y WIFI

Octubre 8, 2014

Con este importe, la empresa presidida por Javier Cuesta Nuin, pretende adquirir 15.000 dispositivos móviles y 700 puntos de acceso WIFI
3.000 cunas para alimentación y recarga, 15.000 fundas, 15.000 tarjetas de memoria, 15.700 etiquetas, estanterías o licencias para las plataformas completarán la adjudicación
El Grupo facturó 1.875,4 millones en 2012 lo que significó un derrumbe de 200 millones de euros


Reposapiés, ventiladores o ejemplares del libro ‘Marca España’ han sido las adjudicaciones y los trabajos más recientes y variopintos de la Sociedad Estatal de Correos y Telégrafos en el apartado de gastos. Mucho desembolso sin sentido y poco sacrificio a la hora de preservar los puestos de trabajo. Según denunciaba el sindicato CCOO recientemente, el servicio público postal prescindió en los últimos tres años de 5.668 empleos -el 10% del total de su plantilla-, lo que incide negativamente en la calidad del servicio, sobre todo en zonas rurales y poblaciones pequeñas, afectando a más de 16 millones de ciudadanos y usuarios. Su presidente, Javier Cuesta Nuin, por ahora prefiere seguir adjudicando mientras piensa en soluciones.

Ahora la Sociedad Estatal de Correos y Telégrafos se centra en la “renovación de los servicios de movilidad para carteros”. ¿Cuáles son las razones? Según el pliego de prescripciones técnicas, “actualmente los dispositivos móviles utilizados por los carteros para realizar los repartos permiten su conexión a la red tanto a través de 3G como de puntos de acceso WIFI ubicados en los centros de Correos”. Sin embargo esto no parece suficiente para la Sociedad Estatal que con esta adjudicación pretende “dotar a estos nuevos dispositivos de conexión de datos móvil mediante cobertura 3G para permitir la conectividad con la red de Correos desde cualquier ubicación”. Es obvio que para una profesión como la de cartero, este avance tecnológico facilitará el desarrollo de las tareas llevadas a cabo, pero siempre depende del precio que se pague por ello.

14 millones en conexión a internet

En este caso Correos, ha decidido consignar para este aspecto un total de casi 14 millones de euros (13.740.609,28 euros de valor estimado del contrato). Un importe que estará desgajado en dos lotes que adjudicará la subdirección de Compras de la Sociedad Estatal Correos y Telégrafos S.A. Por un lado, 13.392.129,28 euros irán destinados a la adquisición de dispositivos móviles y equipamiento WIFI. Por el otro, 348.480 euros permitirán contratar los datos 3G necesarios para las conexiones de los terminales.

Con este montante económico se obtendrán 15.000 dispositivos móviles y 700 APs (puntos de acceso WIFI) con necesidades de conexión inalámbrica mediante 3G y se estima un consumo global de 650 Gb (Gigabytes), un espectro de red más que considerable. Además de la adquisición de los nuevos terminales, el contrato contempla el “plataformado, configuración, despliegue, instalación, inventariado, puesta en marcha y mantenimiento de 15.000 dispositivos móviles y 1.900 APs”. Las condiciones puestas con Correos son “adquirir 10.000 dispositivos durante el año 2014 siendo el resto de terminales adquiridos en 2015”.

Un equipamiento a la última

Quizás el encarecimiento del precio del contrato hasta límites insospechados descansa en todos los detalles que la empresa pública no ha pasado por alto para este nuevo contrato. Así, además de los propios terminales, no se ha escatimado en un equipamiento adicional a suministrar compuesto por: 3.000 cunas para alimentación y recarga de los dispositivos móviles; 15.000 fundas y bandoleras; 15.000 tarjetas de memoria SDHC de, al menos 4 Gb de capacidad y compatibles con los dispositivos móviles de la oferta; 15.700 etiquetas/pegatinas para los dispositivos móviles y los APs; armarios/estanterías/baldas para la instalación de los dispositivos móviles; o 2 licencias de EMC SMARTS para las plataformas de gestión de APs.  

No parece este el modo más propicio para salir de la profunda crisis que vive Correos, con una clara caída en su cuenta de ingresos: de facturar 2.085,4 millones de euros en 2011, el Grupo pasa a facturar 1.875,4 millones en 2012 lo que significa un derrumbe de 200 millones de euros. Una situación que es tratada de modo ambivalente por el Gobierno de Mariano Rajoy alternando ayudas a la sociedad con otras acciones menos benevolentes. Así, por ejemplo, en verano de 2013, Correos tenía pendiente de cobrar del Estado 208,09 millones de euros correspondientes a las subvenciones públicas que la empresa debe recibir cada año por prestar el servicio postal público universal, situación que agravaba su delicada situación económica. Quién sabe si a modo de compensación, para enmendar el desarme económico de Correos, el ministerio de Defensa de Pedro Morenés otorgaba en mayo de este año a la entidad pública un contrato para la prestación de los servicios postales y telegráficos de casi 2,3 millones de euros. Queda por conocer cuál será ahora el rol asumido por el Gobierno para con una sociedad estatal en horas bajas.