Menú Portada
La compañía perdió 4 millones de euros

Correos, pendiente de cobrar 208 millones del Estado por el servicio postal público de últimos años

Julio 24, 2013
pq_935_Presidente-de-Correos.jpg

Correos tiene pendiente de cobrar del Estado 208,09 millones de euros correspondientes a las subvenciones públicas que la empresa debe recibir cada año por prestar el servicio postal público universal.

La Ley Postal establece la obligación del Ministerio de Fomento de compensar a Correos por el déficit que se produce en la prestación del servicio postal universal, si bien esta compensación “se realiza con un desfase temporal”, según indica el informe anual de SEPI.

No obstante, el ´holding´ público del que Correos forma parte indica que se están “agilizando las correspondientes auditorías para que se pueda normalizar la situación en los próximos ejercicios”.

En el ejercicio 2012, Correos ha imputado contablemente a sus resultados la liquidación final del déficit por prestación de servicio postal público correspondiente al año 2008 por importe de 48 millones de euros.

De esta cantidad, 47,9 millones de euros corresponden a la subvención de explotación para cubrir el déficit de 2008 por prestación del servicio postal universal, y los 500.000 euros restantes, a la subvención de explotación de Correos reconocida en los Presupuestos Generales del Estado de 2012.

Según el informe de SEPI, el grupo Correos cerró el ejercicio 2012 con una pérdida neta de 4 millones de euros, tras elevar en un 38,7% sus pérdidas de explotación, hasta los 13,6 millones de euros.

La compañía postal pública redujo un 10% su cifra de negocios el pasado año, hasta 1.875 millones de euros, si bien 2,3 puntos porcentuales de este descenso se deben al menor número de procesos electorales.

El operador también achaca este descenso a la “continua” caída de la demanda de envíos postales, por el efecto tanto de la crisis económica como de los planes de ahorro de los grandes clientes del grupo, y por el “progresivo efecto de la sustitución” de envíos postales físicos por electrónicos.

Por áreas de negocio, los envíos postales tradicionales generaron 812 millones de euros a Correos, los certificados otros 473 millones, el marketing 120 millones y la paquetería 40 millones. Servicios como envíos de dinero y el telegráfico facturaron otros 181 millones.

Disminución de la plantilla

Para compensar este descenso, Correos ha llevado a cabo distintas iniciativas de reducción de costes, entre las que figuran una disminución de la plantilla en unas 3.200 personas (un 5,6%), hasta situarla en unos 54.140 empleados a cierre de diciembre.

Además, la empresa pública asegura haber aplicado medidas de austeridad en diferentes partidas de servicios y suministros exteriores que han permitido un ahorro de 21 millones de euros.

En el capítulo de gastos, los de aprovisionamiento sumaron 10 millones de euros, de los que 3,2 millones corresponden a sellos de franqueo, mientras que los de transportes supusieron 76,4 millones, y los de conservación, 71,6 millones.