Menú Portada
Quince días después de adjudicar a Prisa la producción de 6 números de su revista para empleados por 100.000 euros

Correos destina 63.000 euros para editar 5.000 ejemplares del libro ´Marca España´

Febrero 17, 2014
pq_939_javier_cuesta_nuin_correos.jpg

O al Gobierno no le importa Correos, o la sociedad estatal vive una realidad de color de rosa, a años luz de su precaria situación actual. Ahora, la Subdirección de Compras de la Sociedad Estatal Correos y Telégrafos adjudica el contrato para “los servicios de diseño, maquetación, impresión, producción y manipulación de 5.000 ejemplares del libro ‘Marca España’ y de 5.000 unidades de estuches de presentación del libro, así como la adquisición y montaje de filoestuches y colocación de sellos en los citados libros. Igualmente contempla la distribución para su comercialización de una parte de esta edición, para mediante acuerdo con la empresa adjudicataria realizar una penetración en establecimientos comerciales de este tipo de artículo”.

Este contrato es el que se ha llevado la sociedad limitada madrileña Carlos Sendin & Asociados por un importe total que supera los 60.000 euros (63.275,68 euros). El plazo de ejecución será de seis meses y quedaría por saber qué beneficios reportaría el proceso a Correos, ya que la edición de cada libro rondaría los 13 euros.

Sin embargo no solo repercute en el presupuesto de Correos esta nueva adjudicación. A ésta hay que añadir la realizada dos semanas atrás (29 de enero) cuando Correos adjudicó a la Promotora General de Revistas S.A. –filial del Grupo Prisa- un acuerdo valorado en más de 100.000 euros para la elaboración de seis números de la revista para empleados de la Sociedad Estatal Correos y Telégrafos, S. A.”. Parece ser que Soraya Sáenz de Santamaría ha querido contar con el endeble presupuesto de Correos para sumar otro grano de arena a la estratagema del Estado de salvar cueste lo que cueste a los Polanco. En total 163.000 euros dedicados a la edición de revistas y libros en 15 días.

¿Está preparada Correos para soportar estos contratos?

La respuesta aplicando la lógica es negativa. La situación actual de Correos hace que el deber de hacer frente a este tipo de obligaciones paralelas a sus funciones como Sociedad Estatal, sea una asunción de competencias desmesurada y peligrosa.

Si analizamos las cuentas de la Sociedad Estatal, la situación que emerge de Correos parece inestable y preocupante. En primer lugar y como claro indicativo de las penurias por las que pasa Correos destaca una clara caída en su cuenta de ingresos: de facturar 2.085,4 millones de euros en 2011, el Grupo pasa a facturar 1.875,4 millones en 2012. Un derrumbe de 200 millones de euros. 5 veces el presupuesto del Museo del Prado, por ejemplo. Sin embargo, no solo en los ingresos se puede percibir la flaqueza de Correos. Las pérdidas después de impuestos crecen, con un resultado negativo de 13,6 millones en 2012 frente a 9,85 millones del año 2011. Además, si eliminamos el efecto del maquillaje que ha practicado la compañía sobre estas cifras (al imputar como ingresos 36,27 millones de euros de subvenciones en el 2011 y otros 31,95 millones) el resultado hubiera sido aún peor, con pérdidas que alcanzarían los 49,9 millones en 2012 y 46,12 millones en 2011. Los sueldos también se tambalean: mientras las cotizaciones sociales se mantienen, el mayor descenso en salarios (de 1.302,8 millones de euros a 1.153,7 millones) incluye el efecto de congelación de paga extra de Navidad.

La política de afinidad de Correos

Este medio conoce bien la que al menos fue, en su pasado, la política informativa de Correos, que entre 2009 y 2010 -siendo José Damián Santiago Martín y Sixto Heredia presidentes de la empresa pública- decidió impedir el acceso a la web de extraconfidencial.com al menos en tres ocasiones esgrimiendo “razones de seguridad”. Curiosamente, las restricciones acaecieron justo después de publicar noticias como la financiación al sindicato Comisiones Obreras por una cuantía de casi un millón de euros.