Menú Portada

Los correos corporativos internos de Ciudadanos de Albert Rivera, desde donde se fraguó la trama de suplantaciones en la Comunidad de Madrid, investigados por la Policía y la Justicia

Diciembre 14, 2015

Esta semana la Brigada Central de Seguridad Informática se ha puesto ya en contacto con el supuestamente estafado, Antonio López Martínez, y al menos cinco dirigentes del partido de Albert Rivera pueden ser llamados a declarar ante la Justicia: su secretario de organización nacional, Fran Hervías, la portavoz municipal en Madrid, Begoña Villacís, y sus concejales Sofía Miranda, Sergio Brabezo y Ana Domínguez, al margen de la ex secretaria de organización en Madrid, Patricia Ocaña

ciudadanos madrid

Como viene informando Extraconfidencial.com el partido de Albert Rivera en Madrid se encuentra bajo sospecha judicial, ya que está imputada su ex secretaria de Organización en la capital de España, Patricia Ocaña, por falsificación documental y suplantación de identidad de la portavoz municipal de Ciudadanos Begoña Villacís. Esta semana la Brigada Central de Seguridad Informática se ha puesto ya en contacto con el supuestamente estafado, Antonio López Martínez, e investiga el entramado interno de Ciudadanos, en concreto sus correos corporativos desde donde se fraguó la trama de suplantaciones. Ocaña, la ex alto cargo de Ciudadanos, falsificó presuntamente el contrato de Antonio López Martínez como asesor económico del partido en Madrid y suplantó la firma y la persona de Begoña Villacís, la portavoz municipal, en una guerra interna por el control de Ciudadanos en la capital de España.

El denunciante, el economista López Martínez, ha facilitado tanto al Juzgado como a la Brigada Central de Seguridad Informática de la Dirección General de la Policía un largo aporte de documentales propios, entre wasap, mensajes, correos electrónicos, correos ordinarios con sus acuses de recibo, documentación con membrete del Ayuntamiento de Madrid y firmas de personal del consistorio, llamadas telefónicas entre altos cargos del partido de Albert Rivera, así como también los documentos supuestamente falsificados.

Una estrategia perfectamente diseñada

Se trata de un abrumador compendio de unos 25 emails con información cubriendo todos y cada unos de los puntos de la denuncia.  Entre ellos, el intercambio de documentación por ambas partes y, en concreto, una propuesta de trabajo, con fecha 4 de Julio de 2015, como asesor de Ciudadanos -desde un mail corporativo organizacion.madridciudad@ciudadanos-cs.org-, en el cual se adjunta un documento de confidencialidad en el cual César Zafra Hernández -también un importante cargo de fontanero en el partido de Albert Rivera-, actúa en representación del partido Ciudadanos. El economista demandante procedió entonces al envío de una serie de documentación a la formación naranja como DNI, numero de la SS, número de cuenta, así como un argumentario y puntos programáticos acerca de temas económicos y fiscales a seguir.

Fuentes de la investigación indican, que tras el comunicado a Extraconfidencial.com del número cuatro al Congreso de los Diputados por Madrid, Miguel Angel Gutiérrez, en las que exoneraba al partido y echaba todas las culpas a la ex secretaria de organización en Madrid Patricia Ocaña, “es totalmente execrable pero a la vez significativo que nieguen las responsabilidades y peso especifico de Patricia Ocaña dentro del partido, cuando Patricia ha desempeñado cargos relevantes en dicha formación durante más de un año, pues así lo demuestran actas del partido, infinidad de enlaces web, correos enviados por Patricia desde direcciones corporativas oficiales de Ciudadanos, así como el hecho de haberse presentado en la lista a las municipales por Madrid y, sobre todo, también postularse a las primarias al Congreso por la Comunidad, donde era rival directa de Miguel Ángel Gutiérrez, quedando a muy pocos votos de alzarse con el puesto número cuatro de las listas al Congreso que al final consiguió el susodicho Miguel Ángel Gutiérrez”.

El argumento que ahora esgrime Ciudadanos de que Patricia Ocañaes una mujer con graves desórdenes”, choca de frente con el hecho de que a una persona, según ellos, en esas facultades mentales tenga responsabilidades y acceso a documentación tan importante, así como a registros y direcciones corporativas. Esta parece ser la estrategia que han planteado para aminorar la importancia de trama urdida de falsificaciones y suplantaciones. Según fuentes de la investigación, los más de 30 epígrafes aportados como prueba por el demandante indican de entrada que esto no es obra de una sola persona.

El Juzgado nº 53 de Madrid ya investiga la trama interna de Ciudadanos

Como publicó Extraconfidencial.com, el Juzgado de Instrucción nº 53 de Madrid ha abierto diligencias previas, marcadas con el número 3772/2015, contra Patricia Ocaña por falsificación documental, suplantación de identidad y cohecho, entre otros delitos. La jueza Mónica Aguirre de la Cuesta la ha citado a declarar como imputada el próximo día 13 de enero. Fuentes de la investigación indican que quizá Patricia Ocaña en su declaración del 13 de enero incluya las supuestas amenazas recibidas de Miguel Ángel Gutiérrez hacia su persona mediante WhatsApp.

admision-tramite
Apertura de diligencias previas

Pero la gravedad más importante llega también vía judicial ya que, al menos, cinco dirigentes del partido de Albert Rivera pueden ser llamados a declarar ante la Justicia por esta trama: su secretario de organización nacional,  Francisco Hervías, la portavoz municipal en Madrid, Begoña Villacís, y sus concejales Sofía Miranda, Sergio Brabezo y Ana Domínguez, al margen de la ex secretaria de organización en Madrid, Patricia Ocaña.

Begoña Villacís sería llamada a declarar por su conocimiento y relaciones personal y laborar con el economista López Martínez y con su amiga y ex compañera de partido  Patricia Ocaña Cobos, conocida como “Patry”; y también en cuanto a la veracidad o falsedad su firma y correos electrónicos. El secretario de Organización Nacional de Ciudadanos, Francisco Javier Hervías Chirosa, que va de número siete al Congreso de los Diputados por la formación naranja en Madrid, sería llamado a declarar en relación a si sabía o no de la existencia de Antonio López así como del propósito de su estancia en Madrid y la misión que iba desempeñar en Ciudadanos. El concejal del Ayuntamiento de Madrid, Sergio Brabezo,  ya que fue la persona que mantuvo una conversación con López Martínez en un acto celebrado por el partido de Albert Rivera en el distrito madrileño de Ciudad Lineal, ya que iba a ser supuestamente el jede del primero. Y las concejales Ana Domínguez y Sofía Miranda, que va de numero nueve en las listas madrileñas al Congreso, con el objeto de aclarar las conversaciones mantenidas con el demandante y que obran en poder de la policía y el Juzgado.

Una historia rocambolesca

Como víctimas de todas estas actuaciones, el economista Antonio López y su pareja, Vanessa Fidalgo Cedrón, están sufriendo un autentico infierno anímico, social y económico. “Nuestras familias tampoco se merecen pasar por lo que están pasando por culpa de esta mafia”, afirman a Extraconfidencial.com. “Mi pareja y yo nos encontrábamos trabajando en Londres desde 2012. Por motivos laborales yo conocí a Patricia Ocaña Cobos, que trabajaba en la filial española de mi empresa (concretamente Lebara Móvil) como responsable de una sección del departamento de ventas. Del devenir cotidiano de mi actividad, puesto que una de mis competencias consistía en reportar incidencias del departamento de ventas a Madrid, mantenía regularmente conversaciones telefónicas y mails que llevaron tras cierto tiempo a entablar cierto grado de amistad con dicha persona. Patricia Ocaña Cobos desempeñaba por aquel entonces las labores de Secretaria de Organización del partido político Ciudadanos en Madrid. Durante este tiempo y dada la amistad surgida, yo le comento a Patricia Ocaña Cobos mi intención de volverme a España junto con mi pareja al estar ya cansados de la vida en Londres pese a disponer de trabajo ambos. Ella me comenta que existe la posibilidad de ayudarme ya que podría haber alguna opción de que yo entrase a formar parte del cuerpo de asesores del partido Ciudadanos o un puesto similar. Es importantísimo el recordar que en ese momento Patricia Ocaña Cobos era la secretaria de organización de Ciudadanos en Madrid. Desde mi punto de vista existe al menos una responsabilidad subsidiaria y también una figura legal que desconozco pero supongo tendrá que ver con las responsabilidades de este tipo de colectivos como son los partidos políticos, respecto a las actuaciones de sus miembros y cargos en nombre de dichos colectivos….

Tanto mi pareja como yo damos los preceptivos avisos de abandono de nuestros puestos de trabajo y con fecha 13 de Julio abandonamos Londres, dirigiéndonos yo a Madrid y mi pareja a Asturias. Tras unos días de estancia en Madrid, en los cuales si exceptuamos una breve conversación con el concejal de Ciudadanos Sergio Brabezo, la única interlocutora valida del partido era Patricia Ocaña, y dado que no se me proporcionaba fecha de inicio, decido volverme a Asturias para esperar el correspondiente aviso para incorporarme a mi puesto de trabajo. Para cubrirme las espaldas y tener garantías por mi parte, se procede a la firma de un contrato privado entre Patricia Ocaña Cobos y yo, en el cual ella se hace responsable de resarcirme económicamente en el caso de que haya algún retraso en la llegada de los documentos oficiales y la tangibilizacion de la contratación así como el inicio de mi colaboración como asesor. Dicho documento se analiza en una notaria de Madrid, dando validez el notario al mismo, comentándonos de igual manera que no es necesario elevarlo a público ya que sus contenidos son perfectamente validos y vinculantes para ambas partes. He de referir también, que con grata sorpresa por mi parte, pude comprobar que gran número de afiliados del partido con los que tuve la oportunidad de asistir a diversos actos, sabían de mi existencia y del propósito de mi llegada a Madrid. Con fecha 9 de Agosto recibo en mi casa de Tapia de Casariego (Asturias) una carta certificada con dos documentos aparentemente legales (membrete del ayuntamiento de Madrid y redacción legal y coherente con una contratación de este tipo) y firmados por Begoña Villacis en los cuales se confirma mi puesto como asesor, sin indicarme todavía fecha de inicio. Dichos documentos afirman que formo parte del cuerpo técnico de asesores del ayuntamiento desde el 1 de Agosto. Esos documentos fueron enviados por Patricia Ocaña por correo certificado (obran en mi poder los acuses de recibo así como el numero de seguimiento del envío). Los documentos son aparentemente perfectamente legales tanto en presencia como contenido, pese que Begoña Villacís niega de haber sido ella la que los firmo afirmando asimismo desconocer de su existencia. Asimismo el 18 de Agosto yo recibo en mi cuenta un ingreso de 1.400 euros realizado por Patricia Ocaña en virtud del documento privado firmado en Madrid en el cual acordaba hacerse cargo de mi compensación económica en caso de que hubiera algún problema y/o retraso en el inicio de mi trabajo. Ese importe correspondería a los 15 días transcurridos del 15 al 31 de Julio según se refriere en el documento…

Transcurre el mes de Agosto y ya en la primera semana de septiembre y comenzando a preocuparme por mi situación así lo hago ver a Patricia Ocaña que me envía unos documentos (también aparentemente legales con membrete del ayuntamiento y firma de un funcionario) que confirman un pago a realizarme correspondiente a la nómina de ese mes (ese ingreso nunca tuvo lugar). Dichos pagos y pese no haber comenzado mi colaboración responderían al hecho de yo estar contratado desde el día 1 de agosto y se regularizarían con respecto a temas fiscales con posterioridad. Dando un margen de confianza y agotándose esta, procedo a ponerme en contacto esta semana directamente con el ayuntamiento de Madrid, llevándome una monumental sorpresa al afirmar la concejala Begoña Villacis que toda la documentación es falsa, así como también lo son unos mails mandados desde una cuenta de correo creada sin su consentimiento (siempre según su versión). Acusa a Patricia Ocaña de suplantación de personalidad y falsificación de documentación oficial. Por otro lado Patricia Ocaña afirma que todo es cierto y que he sido víctima de una trama de contratación contra mi persona habiendo sido ella víctima de supuestos engaños por parte de otros miembros del partido Ciudadanos (siempre según su versión).

Ahora, según el denunciante, hay muestras más que evidentes que Ciudadanos algo esconde. Fuentes de la investigación señalan que el partido de Albert Rivera intenta ahora aminorar la importancia del puesto de “Secretaria de Organización de Madrid”, que desempeñaba Patricia Ocaña en el momento de los hechos descritos. Se da el caso de que el Secretario de Organización controla todos los afiliados de un partido y más en una Comunidad Autónoma como Madrid de 6 millones y medio de habitantes. A día hoy ese mismo cargo a nivel nacional lo desempeña Fran Hervías, el número 3 a nivel global de Ciudadanos, y que también puede ser llamado a declarar ante la Justicia en esta trama de suplantaciones y falsificaciones que afecta a la formación emergente de color naranja.

Juan Luis Galiacho

juanluisgaliacho@extraconfidencial.com

@jlgaliacho