Menú Portada

CORNELIUS Y LA DESPENSA DE IMPOSIBLES

Noviembre 28, 2010

Tort es un pueblo de montaña con una característica muy concreta: ¡en él no hay nada recto! Un buen día llegan dos personajes peculiares, Cornelius, que tiene aspecto de mago, y su acompañante, un niño. Conectan rápidamente con una niña del pueblo, Mar, y con su abuelo que es ciego pero sabe ver lo que es importante en las personas y en las cosas. Los recién llegados inauguran un establecimiento fantástico: una despensa de imposibles, donde la gente del pueblo encuentra lo que necesita, con relación a los sentimientos, y deja, a cambio, lo que le sobra. La despensa funciona muy bien, y por ella pasa la mayor parte de los vecinos del pueblo, que disfrutan, durante un tiempo, de una felicidad y un equilibrio notables. Pero la situación se estropea, porque no todo el mundo entiende ni valora la iniciativa y porque, desgraciadamente, quien controlaba la situación deja de hacerlo y eso trae consecuencias.

pq_922_cornelius.jpg