Menú Portada
Por la inexistente política agraria

Convocan para el 20 de noviembre la primera huelga general del sector agrario

Octubre 19, 2009

Las organizaciones agrarias ASAJA, COAG y UPA de Castilla-La Mancha han anunciado la convocatoria de la primera huelga general del sector agrario el 20 de noviembre, a la que seguirá un día después una concentración en Madrid en protesta por la que consideran inexistente “política” agraria del Gobierno.

pq_878_Elena_Espinosa.jpg

Los secretarios generales regionales de ASAJA, José María Fresneda, COAG, Alfonso Marín, y UPA, Julián Morcillo, han defendido en rueda de prensa en Toledo la huelga y la posterior movilización porque “los agricultores ya no podemos aguantar” que los distintos gobiernos, desde que se constituyó la UE, “jamás han tenido una política agraria para el 90% del territorio nacional”.

“No existe ni ha existido nunca una política agraria nacional desde que se inventó lo de Europa”, ha criticado Fresneda, que ha rechazado hablar de cifras sobre la huelga y la movilización.

“Todo el mundo, nadie se quedará fuera”, ha zanjado Fresneda para evitar “un debate de cifras”, para añadir que cree se logrará que sea “la mayor movilización del sector agrario de la historia de la democracia”.

Ha detallado que estarán todas las cooperativas españolas y una parte importante de la industria agroalimentaria, “todos los ciudadanos del medio rural que consideren que no podemos vivir por debajo de los umbrales de rentabilidad, que son de los mas bajos de Europa”, ha dicho.

Fresneda ha comentado que “es un llamamiento para todo el mundo” y que no hay “ningún motivo” para no acudir, salvo si es para los que tratan de “esconder” algún aspecto “especulativo”.

El dirigente de ASAJA ha aclarado que no caben “los movimientos ideológicos” en la huelga y posterior movilización, que no deben usarse “políticamente bajo ningún concepto”.

En su opinión, ambas convocatorias son “porque necesitamos una política nacional que garantice que este sector sobreviva en los mismos términos en cualquier Comunidad Autónoma” y para que el Gobierno central “presente una propuesta en Bruselas”.

Morcillo ha señalado que la “unidad” de las organizaciones agrarias mayoritarias es total y entre las medidas que propondrán al Gobierno central están la formación de “unas mesas de diálogo” que afronten, entre otros, “la fiscalidad, regularizar las relaciones comerciales, los costes de producción, la financiación y la Política Agraria Común (PAC)”.

Según Morcillo, el aumento de los costes de producción han supuesto que la renta real del productor en España haya bajado en los últimos cinco años un 26% y los activos en 124.000, que aplicados a Castilla-La Mancha en los cuatro años pasados sea de 10.000 activos menos y una subida de costes del 34,3%.

Tras lamentar que “las grandes cadenas de distribución” marquen los precios, “que va en contra de la libre competencia”, ha añadido que el IPC ha aumentado un 55,6% en los quince últimos años “y las ayudas del PAC en ese periodo se han reducido un 10%”.

“Agricultura y ganadería son la moneda de cambio de los acuerdos internacionales de la UE que benefician a otros sectores, pero a nosotros nos deja indefensos”, ha denunciado.

Morcillo ha razonado que entre las demandas que se exigirán al Gobierno están “unos precios justos”, “la modificación de la reglamentación”, que la UE fije “productos de preferencia” y los que lleguen de fuera “les exijan las mismas normas que se nos piden a los productores españoles y, también, europeos”, entre ellas salarios, normas medioambientales o competencia desleal.

No se ha olvidado de una mayor transparencia en los costes “por la subidas desmesuradas de abonos, electricidad, fertilizantes”, en este caso con denuncia incluida de oligopolio ante la Comisión Nacional de la Competencia (CNC) o una fiscalidad adecuada, así como un incremento del IVA compensatorio.

Por último, se ha referido a la refinanciación de “la deuda pendiente” y, asimismo, un nuevo PAC con presupuesto suficiente.

Marín, por su parte, ha denunciado que la subida del 600% del precio de origen al de consumo, en muchos casos, “y en el limón incluso un 1.700%”, ha obligado a convocar la huelga con la que “queremos hacer una llamada a la sociedad para que vea la realidad de la agricultura”.

“Transmitir a nuestro Gobierno que tiene que ser más fuerte en Europa”, ha reflexionado, “decir a nuestros gobernantes que España cuenta para algo y que tiene que defenderla porque si no, no va a quedar nadie”.

Marín ha subrayado que el sector agrario sufre la mayor crisis de toda la sociedad “porque nadie trabaja por debajo de los precios de coste” y ha defendido “la sostenibilidad” del medio ambiente.