Menú Portada
Controlar el gasto

Consejos económicos para rentabilizar el máximo provecho a las rebajas

Julio 8, 2015

Las rebajas de verano es el segundo periodo (tras el que une Navidad y rebajas de invierno) de más gasto en España. Este año se espera un aumento del 7% con respecto al año anterior, a pesar de la competencia de nuevos formatos, como los outlets, gracias a ofertas agresivas que incitan muchas veces a adquirir más de lo que se necesita

pq_933_rebajas.jpg

Ni la situación griega puede con las rebajas. Diferentes Asociaciones de Comerciantes esperan una subida en sus ventas de entre el 4% y el 7% con respecto a los datos del 2014 apoyándose en el aumento del consumo interno y el auge de los outlets. Este tipo de establecimientos, físicos o tiendas online, que en España ha llegado con retraso con respecto a otros países, sigue creciendo en tasas importantes con una mayor especialización de géneros (ropa infantil, productos de menaje, decoración, electrónica…).

Para paliar este “boom”, el comercio tradicional se centra  en los descuentos y ofertas más agresivos, al menos en apariencia. Es muy normal, por ejemplo, ver ya en primeras rebajas descuentos del 50% que se elevan según avanzan las semanas. Estos reclamos hacen apetecibles las compras y muchas veces el gasto compulsivo, un punto que debemos controlar para que estos descuentos no lleven a su efecto contrario, a que gastemos más.

Consejos para aprovechar los descuentos

Para no acabar comprando de más y con la cuenta corriente tiritando, esta serie de consejos le ayudará a aprovechar las rebajas sin sobresaltos:

  • Compre lo que necesite. Cualquier compra innecesaria, por rebajado que tenga el precio, es un gasto añadido a nuestro presupuesto. Para ello es recomendable pensar de antemano qué vamos a comprar y ayuda mucho llevar una lista.
  • Consulte precios. Internet nos facilita mucho esta labor, pero también usar tiempo antes de comprar nos puede suponer un ahorro más que importante especialmente en electrodomésticos o artículos de electrónica de elevado precio.
  • Mucho cuidado con las tarjetas de crédito. Aunque no paguemos en ese momento, si fraccionamos o financiamos la compra tiene un coste elevado. Igualmente, detrás de ofertas como fraccionar la compra gratis durante 3 meses, existen comisiones que hacen que del gratis se pase a un coste importante.
  • Exija siempre saber el precio original, que se debe mostrar de forma  obligatoria junto al rebajado, o bien indicar de forma clara el porcentaje de la rebaja. Así conocemos el ahorro conseguido.
  • Si en algún establecimiento tienen condiciones especiales para las compras en periodo de rebajas, infórmese, ya que deben indicarlo expresamente. Por ejemplo: es muy común que las devoluciones -en el caso de que existan-, no se permitan hacerlas en efectivo y sí en vales de compra para usos futuros, téngalo muy en cuenta a la hora de realizar su compra. Igualmente puede que no acepten el pago con tarjeta, o que el plazo de devolución sea mucho más corte.
  • Siempre, conserve el tique de la compra o factura, necesaria para cualquier reclamación.
  • Después de una jornada de compra, revise lo gastado y haga un pequeño análisis que le puede ayudar de cara a futuros presupuestos.