Menú Portada
Ocho consejos para sacar el máximo partido a las rebajas

Conozca todos sus derechos si compra en un establecimiento outlet por Internet

Julio 17, 2014

Al efectuar adquisiciones online se aplica un periodo de desistimiento o un derecho de devolución de 14 días, un plazo que también se tiene vigor si el cliente compra productos con descuento

pq_929_outlet-1.jpg

El comercio electrónico en España escala posiciones en España. Los grandes operadores (nacionales y también extranjeros), ganan posiciones y cuota de mercado frente al comercio tradicional. Hay ciertos sectores que ya tienen una cuota de mercado elevada, especialmente los relacionados con electrónica y tecnología, y otros que les cuesta ganar posiciones, como el textil.

Pero a pesar de ello también crecen especialmente a través de una fórmula, las tiendas de descuento o outlets. Como señala Marc Cortes, profesor de Marketing de ESADE, a través de estas tiendas “más que vender un producto, venden una manera de comprar producto de marca a un precio más bajo”. Con todo ello, la Asociación de Comercio Textil y Complementos (Acotex), estima que crecerá hasta una cuota del 10% en 2014. 

Estas gangas generan grandes dudas ¿Con qué derechos cuentan los consumidores cuando las ofertas no son tales?; ¿son los mismos que una compra online convencional?; ¿se pueden devolver las mercancías con descuentos?; ¿puede el vendedor online reembolsar el dinero pagado en forma de un vale en caso de una reclamación por mercancías defectuosas?

Los derechos de las compras por Internet

En primer lugar, al efectuar compras en Internet se aplica un periodo de desistimiento o un derecho de devolución de 14 días, un plazo que también se tiene vigor si el cliente compra productos con descuento. El inicio de este periodo comienza cuando el comprador recibe las mercancías o, en caso de que la compra sea de un servicio, cuando se concluye el contrato. Por otra parte, el vendedor ha de cumplir con su deber de información. Esto significa que deberá ofrecer al consumidor los datos sobre los gastos de envío, plazos de entrega … e informarle acerca de su derecho de devolución. Todo esto se debe hacer tanto antes de que se efectúe el pedido en la tienda, como después en un soporte duradero; por ejemplo, en el correo electrónico de confirmación de pedido o en un documento escrito.

Entrega y cambio de la mercancía

Por todo ello, si se envían mercancías incorrectas o defectuosas, gracias a su derecho de desistimiento -a efectos legales-, el cliente tiene derecho a reclamar la garantía. Esto significa que usted puede elegir si desea que se repare el producto adquirido o si prefiere que se le envíe uno nuevo. Este derecho también se aplica si los productos han sido dañados durante el transporte. Sólo se considerará el reembolso si el tipo de restitución seleccionada por el consumidor no ha tenido éxito dos veces consecutivas. En este caso, el consumidor podrá cancelar el contrato y recibir su dinero de vuelta. Para el reembolso, el consumidor tiene derecho a recibir su dinero en el método de pago que haya utilizado, por lo que no tiene que conformarse con un vale. Eso sí, no existe un derecho legal de cambio. Cuando se efectúa una compra online, se puede cancelar el contrato dentro de un plazo de 14 días y recibir de vuelta el importe de compra. Sin embargo, el cliente no dispone de un derecho para hacer cambios en las mercancías.

Las tiendas online están obligadas a especificar los plazos de entrega de los productos si estos no están disponibles de inmediato. Esto se puede indicar de forma aproximada (“aprox.”) o exacta (“a más tardar el…”) y la tienda debe cumplir con los plazos de entrega especificados. Si el consumidor no recibe la mercancía en el plazo establecido, emplaza al empresario a un plazo de entrega adicional, y éste lo incumple, el consumidor podrá resolver el contrato. Si este derecho no se le reconoce, también podrá ejercer el derecho de desistimiento sin necesidad de dar explicaciones, antes de la fecha de entrega acordada para el pedido.

Consejos para aprovechar los precios bajos

Los precios bajos de estos días conllevan muchas veces a la picaresca de muchos establecimientos pero también que se compre innecesariamente, generando sobrecostes. Por ello, seguir una serie de consejos, nos ayudará a sacar el máximo provecho de las rebajas:

1.     Piense de antemano lo que necesita: hacer listas es una buena manera de evitar compras impulsivas.

2.     Las normas establecen que los productos deben haber formado parte de la oferta habitual del establecimiento durante, al menos, un mes y su calidad no puede diferenciarse en nada de la que tenían antes de estar rebajados.

3.     Los objetos rebajados deben mostrar su precio original junto al rebajado, o bien indicar de forma clara el porcentaje de la rebaja.

4.     En algunos establecimientos se establecen unas condiciones especiales para las compras en periodo de rebajas (sobre la aceptación del pago con tarjeta, las devoluciones, etc.). Pueden hacerlo, están en su derecho, pero esas condiciones deben indicarse expresamente.

5.     Conserve el justificante de compra o factura simplificada, pues los necesitarás para cualquier posible reclamación o cambio.

6.     El servicio postventa y la aplicación de la garantía son iguales, independientemente de que compre el producto durante las rebajas o fuera de ese periodo.

7.     Si tienes algún problema durante las rebajas, lo mejor es actuar igual que en cualquier otro momento. En el periodo de rebajas se recortan los precios, pero nunca los derechos que tiene como consumidor: intente llegar a un arreglo en el propio comercio.

8.     Si no consigue una solución amistosa, pida la hoja de reclamaciones (debe tenerlas cualquier establecimiento), y plasme en ella su queja.