Menú Portada
En efectivo o vales de descuento

Conozca las tarjetas que le permiten ahorrar a la hora de repostar combustible

Julio 16, 2015

Mientras que el consumidor espera si la bajada del petróleo por el acuerdo nuclear con Irán se refleja en el precio de la gasolina, busque otras fórmulas para ahorrar. Una de las mejores: las tarjetas de crédito que ofrecen descuentos a la hora de comprar Pero ni todas las ofertas son iguales ni pagan de la misma forma

pq_933_gasolina.jpg

Ya viajen a un Apartamento, Hotel o casa propia, una de las partidas más importantes de gasto estas vacaciones es en gasolina o gasoil. De media, por hogar, se gasta cada año casi 1.300 euros en combustibles y carburantes. Por todo ello, también es uno de los objetivos más importantes de ahorro y muchas tarjetas de crédito ayudan a conseguirlo gracias a los descuentos asociados.

Pero ni todas ofrecen el mismo descuento ni tampoco la misma forma de pago. Algunas lo ofertan en efectivo, otras lo hacen en vales descuento pero en ocasiones condicionados a la forma de pago, lo que le hace que a veces no sea tan rentable. Por ello es importante analizar qué ofrece cada una.

Tarjetas vinculadas a redes de estaciones de servicio

En el primer grupo se encuentran las tarjetas vinculadas con las redes de Estaciones de Servicio, que ofrecen descuentos exclusivos si se reposta sólo en gasolineras de su marca. Entre estas destaca la Repsol Más Visa, que ofrece un descuento de hasta 7 céntimos (un 5,6% con un precio de 1,25 euros litro), para compras en estaciones de Repsol, Campsa o Petronor. Este descuento varía según el combustible. Actualmente, se rebaja en 3 céntimos en Diesel e+ y Efitec 95 y 5 céntimos en la gama superior, Diesel e+10 y Efitec 98.

Esta rebaja es directa sobre las compras del mes. Adicionalmente, se obtiene un descuento diferido trimestral de 2 céntimos en forma de cheque carburante previo registro en el Programa Repsol Más. La tarjeta es gratis el primer año y también en los siguientes, si supera un consumo de 500 litros anuales. En este caso obtendrá un cheque carburante por el importe de la cuota anual cobrada por el Banco.

Otra tarjeta aparentemente atractiva es la Visa BP, pero con unas ventajas que se diluyen en parte con sus condiciones. El reclamo principal es conseguir hasta un 8% de ahorro en la compra de combustible, pero está sujeta a una serie de condiciones que no lo hace tan atractiva. En primer lugar, está un 6% de descuento si se aplaza el pago del combustible. Con esta práctica la rebaja real nunca será del 6%, siempre inferior, ya que pagará intereses. Si abona la totalidad a fin de mes, sin fraccionar, el descuento se reduce al 3%. A ambas modalidades se añaden 3 céntimos por litro que se acumulan trimestralmente en el ValeAhorroBP.

La Visa Cepsa, que ahora gestiona Bancopopular-e, ofrece un 6% de descuento, pero también muy condicionado. En realidad, lo que tiene asegurado es un 3% en puntos-descuentos para canjear en Estaciones de Servicio Cepsa, no un descuento directo. El 3% adicional se puede conseguir sólo si la facturación en compras en establecimientos que no sean Estaciones de Servicio cada mes es de, al menos, 300 euros.

Tarjetas de Bancos con descuento en carburantes

Son muchos los Bancos que ofrecen descuentos con el pago con sus tarjetas. Banco Santander, con latarjeta Santander 1 2 3, ofrece un descuento del 3% en cualquier Estación de Servicio. Las tarjetas de crédito de Ing Direct, ofrecen un descuento del 3% en las compras de combustible en estaciones Galp y Shell, sin límites de cantidad. Abanca ofrece un 4% de descuento también en estaciones Galp con la tarjeta Visa Clip, pero esta tarjeta, de la modalidad de “tarjeta de compras”, le obliga a fraccionar las compras por lo que debe restar del descuento lo que pague en intereses. Bankia también ofrece un 2% de descuento en los pagos con tarjeta de crédito en repostajes en estaciones Galp.

La mejor oferta siempre será la que ofrece el descuento en efectivo por encima de los vales de regalo. Estos siempre obligarán a volver a la misma Compañía de Estaciones de Servicio para poder conseguir cobrar el beneficio. Además estos cheques ahorro suelen tener caducidad. Por último, si la tarjeta le bonifica más por fraccionar el pago, tenga en cuenta que parte del descuento se diluirá en intereses y, cuanto más largo sea el plazo, más pagará.