Menú Portada
Impresora multifunción con Wi-Fi

Conectividad total con la Epson Stylus SX600FW

Diciembre 14, 2009

Alta velocidad y máxima calidad en casa: un equipo multifunción de diseño funcional con conexión Wi-Fi y alimentador automático

pq_917_Epson_portada.jpg

Gracias a este equipo multifunción compacto podrás imprimir, copiar, escanear y enviar faxes. Disfrutarás de las ventajas de contar con una rápida velocidad de impresión, alimentador automático de documentos para escaneado, copia y envío de faxes de varias páginas, una pantalla LCD de 6,3 cm, PictBridge y posibilidad de Wi-Fi y Ethernet.

Colores increíblemente duraderos

Las tintas DURABrite Ultra son resistentes al agua, las manchas y la decoloración. Los gráficos y los mapas resultan perfectos, las fotos son de calidad de laboratorio. Ahorra dinero con los cartuchos de tinta independientes, sólo tendrás que cambiar el color agotado.


Excelentes resultados fotográficos

Elimina los ojos rojos, restaura el color y corrige la retroiluminación de fotos antiguas escaneadas o descoloridas, mejorando y perfeccionando la calidad de las copias gracias a nuestra función Easy Photo Fix
y al software Easy Photo Print.

Funciones autónomas


Gracias a su pantalla LCD, no hace falta ordenador para realizar muchas funciones, así permite imprimir fotos y documentos directamente. Este equipo soporta, tarjetas de memoria Compact Flash, MicroDrive, Memory Stick, Memory Stick Duo*3, MagicGate Memory Stick, MagicGate Memory Stick Duo*3, Memory Stick PRO, Memory Stick PRO Duo*, MiniSD, MiniSDHC, MicroSD, MicroSDHC, Multi Media Card y xD-Picture card.
Además su fax de alto rendimiento incluye un modo de modo de corrección de errores, números de marcado rápido del fax y la posibilidad de enviar fax en blanco y negó o en color hasta 3 segundos por página.

Las fotos con brillo se pueden imprimir sin márgenes en hasta formato A4, así los resultados serán siempre perfectos. Este producto cumple las estrictas directrices ENERGY STAR® establecidas por la Comisión Europea. Esto se consigue reduciendo significativamente el consumo eléctrico, lo que ahorra energía, dinero y protege el entorno sin afectar a la calidad.