Menú Portada
A instancias del Tribunal de Cuentas y según una orden publicada en el BOE

Concejales de Lemoa (PNV) tendrán que devolver cantidades cobradas indebidamente

Abril 26, 2009

Hace algunas semanas informábamos desde esta misma sección como distintos ayuntamientos gobernados por el PNV acumulaban irregularidades en lo que se refería a la contabilidad de sus cuentas. En concreto, destacamos la del Consistorio de Lemoa (Vizcaya), donde se cometieron graves fallos, siempre según el Tribunal de Cuentas (TC), como contabilizar subvenciones a los partidos como gastos de personal hasta contabilizar gastos en las fiestas locales como transferencias de capital.

pq__lemoa.jpg

Lo más llamativo era como se contabiliza una transferencia de capital, como es una subvención a los partidos políticos como gastos de personal. De esta forma asignaciones a grupos municipales por importe de 34.000 euros se contabilizaron en el capítulo “Gastos de personal” en lugar de en el capítulo “Transferencias y subvenciones corrientes”.
Pues bien, el pasado jueves día el Boletín Oficial del Estado publicaba un edicto de enjuiciamiento por parte del mencionado TC en un procedimiento de reintegro por alcance correspondiente al Informe de Fiscalización del Tribunal correspondiente al ejercicio de 2004. En resumen, el Tribunal detectó “irregularidades en el abono a un grupo político de indemnizaciones por asistencia de sus concejales incluyendo en las mismas las correspondientes a un alto cargo con dedicación exclusiva”. No sólo eso, sino que el mismo partido se embolsó una asignación de 6.000 euros “en exceso” al considerar un mayor número de concejales en el cálculo de la misma. Por último, los responsables financieros del Ayuntamiento abonaron a los concejales de otro partido (no se especifica cuál), 2.000 euros por asignación fija por concejal.
Según el criterio del TC se contravino el artículo 73 de la Ley 7/1985, de 2 de abril, Reguladora de las Bases de Régimen Local. Por primera vez, y sin que sirva de precedente, una irregularidad detectada por el Tribunal de Cuentas tendrá efectos judiciales.