Menú Portada

Con todos los respetos pero alguien tenía que decirlo: El vestido que lució la reina doña Letizia en la Opera parecía que llevaba incorporada un braga baja

Septiembre 23, 2016

Felipe Varela, su diseñador de cabecera, no ha estado muy fino. En Hola la han cortado a la altura de la cintura. El romance de Cayetano Martínez de Irujo escandaliza en su entorno. Su novia solo tiene veinte años. Será legal, pero ni es ético ni estético. La novia de Richard Gere, hija de un ex directivo del Real Madrid, Nacho Silva, estaría haciendo el primo según fuentes de su entorno. Él es un tacaño de cuidado, capaz de hacerle pagar a medias, vamos, de los que no regala ni joyas de los chinos.

letizia-opera

Hay píldoras que por mucho que nos intenten endulzar en la revista Hola, resultan difíciles de tragar. Una de ellas es el reportaje de Cayetano Martínez de Irujo abrazado a su novia Bárbara, en un homenaje a la duquesa de Alba, en presencia de sus hijos, Luis y Amina, casi coetáneos de la muchachita, que solo llevan a la niña en cuestión cinco años. Es hija de padre libanés y madre vasca y estudia filología y gestión de empresa en Londres en una de las Universidades más caras del mundo. Los hermanos de Cayetano están escandalizados. Será legal, pero no es ni ético ni estético, por mucho que la niña sea una mujer emprendedora y madura. ¡Y pensar que Cayetano fue quien forzó que su madre repartiera la herencia en vida porque la diferencia de edad de su madre con Alfonso Díez era excesiva! Dos tortas le tenía que haber dado el duque viudo, que también fue al homenaje.

Y alguien tenía que decirlo: el vestido que lució la reina doña Letizia el día de su cumpleaños es espantoso. El calado de la blonda de Guipur parecía una braga baja. En Hola, por respeto a la institución Monárquica, se lo han cortado en portada, no en páginas interiores. El aspecto que presenta en la portada de Love impresiona. La han colocado muy estratégicamente al lado de Isabel Sartorius, que afirma haber engordado mucho y dice que por culpa de los problemas hormonales derivados de la menopausia. Apuesto a que dentro de nada nos está vendiendo en algún photocall unas cápsulas de soja.

portada-hola

Entre rácanos anda el juego: Richard Gere y Rociíto

En Diez Minutos, Camilo Sesto, el Michael Jackson español, afirma no haberse operado de nada. Y se ha quedado tan fresco. Y las revistas traen también las imágenes de Alejandra Silva en un desfile de la MBFW, esperando embelesada la llegada de su Richard Gere del alma. Que por muy estrella de Hollywood que sea, no deja de ser un amor geriátrico para ella. Los que la conocen afirman que está haciendo el primo. Que ha renunciado a mucho por él y que Richard, capaz de hacerle pagar a medias las consumiciones a su chica, no le regala ni joyas de los chinos. No hay que olvidar que su divorcio de Carey Lowell, la madre de su hijo, se está alargando hasta el infinito y un poco más porque no tiene ganas de aflojar la mosca. ¿Qué son cuarenta y cinco millones de dólares para él? Eso es lo que  reclama la esposa despechada. Vamos que el cuento de Pretty Woman o de Cenicienta no se aplica a la guapa Alejandra Silva, empobrecida desde su divorcio y esperando una boda o una convivencia plena que tarda en llegar.

La portada de Diez Minutos la ocupa una robusta Raquel Mosquera que habla de otra supuesta tacaña, Rocío Carrasco. Tras morir el boxeador se quedó con una mano delante y otra detrás.

Y Semana y Lecturas traen la exclusiva de la boda de Kiko Matamoros y Makoke. Los padrinos fueron Ana y Javier, sus respectivos hijos. La exclusiva era tan cara que la han tenido que compartir dos revistas. Lo mejor, los retuits de Coto Matamoros , que no estaba invitado al enlace, el más noble de esta peculiar pareja de hermanos. La imagen de Makoke comiendo fresas en la habitación del Hotel en Semana parece de un catálogo de los de María de Mora, la única invitada que lució sombrero en el bodorrio.

Ana Montesinos