Menú Portada

Con el Euribor en negativo: ¿Puede un Banco pagar al cliente por su hipoteca?

Febrero 19, 2016
hipoteca

El Euribor ha acelerado su senda negativa y el viernes 5 de febrero rompió la barrera del 0%, algo impensable hace unos años.  Tras la bajada de tipos por parte de la Reserva Federal de Estados Unidos, una década después de su última alza, los tipos de interés en Europa han acelerado el movimiento contrario, a la baja.  Todo ello ha llevado a que el viernes 5 de febrero, por primera vez en su historia, el Euribor a 12 meses cotizara por debajo del 0%. La razón de este desplome, que sitúa al Euribor  por debajo del precio oficial del dinero, está en las medidas del BCE para inyectar liquidez adicional a la estancada economía europea. Sin mover tipos, el BCE lo que realiza es la llamada través QE o Quantitative Easing. A través de esta medida de política monetaria cada mes se adquieren unos 150.000 millones en Deuda tanto pública (unos 50.000 millones) como privada. El objetivo es que los bancos presten más dinero a la economía real (particulares y empresas) con el objetivo de estimular la demanda y subir la inversión.

Con todo ello, el supuesto de “pagar” por dejar su ahorro o “que les paguen” por conceder un préstamo parece en teoría más plausible, pero tiene límites difíciles de alcanzar, especialmente en los depósitos. Ningún ahorrador, siempre que haya otras alternativas, va a optar por recibir una rentabilidad negativa por su dinero. Antes de ello, sencillamente, no lo llevará a ningún producto financiero.

Los límites de las hipotecas

En el caso del mercado hipotecario si pueden darse condiciones más favorables, especialmente en hipotecas ya antiguas, con diferenciales bajos. En las nuevas el Banco tiene un mecanismo de control, subir el diferencial para dejar un margen suficientemente elevado aunque el Euribor rompa la barrera del cero. El problema estaría en aquellas con diferenciales muy reducidos, que rondan el Euribor + 0.30% ,concedidas antes de la crisis, aunque hay algunas, muy pocas, con incluso tipos inferiores.

Para muchos expertos tampoco sucederá en estas. Ya que si baja del 0%, como lo ha hecho este viernes, no llegará a romper la barrera del -0,2%, por lo que salvo en muy reducidas y especiales ocasiones, se seguirán pagando intereses.  El caso más extremo en España y más cercano a que se cumpla la hipótesis es el Euribor + 0,17% de la Hipoteca Rompedora que lanzó hace años Deutsche Bank. Llegar a un -0,18% de Euribor parece algo difícil de ver, pero si se llega, el impacto será pequeño. Eso sí, obligará al Banco a actuar de una forma impensable hasta ahora.

La forma de remunerar una hipoteca en negativo no sería nunca pagando al cliente. Lo que haría es acelerar la amortización de la hipoteca. Si por ejemplo tenemos una hipoteca que paga 500 euros de capital y genera intereses negativos de 5 euros, el cliente pagaría los 500 euros de capital, pero en realidad estaría restando a la cantidad pendiente del préstamo 505 euros. El resultado de todo ello es que terminaría de pagar su hipoteca algo antes.

En esta coyuntura tampoco el Banco perdería dinero.  Con tipos en negativos el mismo banco recibiría dinero por pedir financiación al Banco Central Europeo. Ahora nos queda ver si los tipos negativos se consolidan durante semanas por debajo del 0% o sólo es un hecho puntual.