Menú Portada

Con el agua al cuello

Junio 3, 2013

El este de Europa ha pasado unos días de apurillos, casi  se nos ahoga. Alemania, Austria o la Republica checa, miran estos días a sus ríos Vitava, Rin o el Danubio, con el temor a que se desborden. La masa de aire fría, que ha estado danzando sobre nuestras cabezas durante semanas se juntó con la Borrasca y ha sido  la causante de tantas inundaciones en el corazón del viejo continente. Las previsiones son de mejoría, remiten los aguaceros y las fuertes tormentas.

Martes, 4 de Junio y por nuestros lares hemos pasado en menos de una semana del temor a quedarnos sin verano a ver los Huevos fritos, el sol, al final de un túnel llamado invierno. Es curioso, pero donde más nubes veremos será en la parte más occidental de las islas Canarias y al sur de Tenerife durante la mañana. La península despierta con cielos despejados, algunas nubes altas en el sur. A lo largo de la tarde se presentan las tormentas, que dejarán algunos chubascos en Mallorca y en zonas de montaña del noreste. La ibérica turolense y el pirineo también se exponen a escuchar algunos truenos.

El resto disfrutarán de cielos despejados que dejan los vientos del este en el cantábrico. El levante se emplea también a fondo en el estrecho. Las temperaturas suman   y siguen su escalada. En Galicia se superan los 25 grados en Arteixo, Coruña, que aprovechen hasta el viernes, cuando se vuelve a torcer. El resto del cantábrico se mueve en torno a los 20 grados.  En la capital, comenzarán los sofocos y no descarten tormentas 27 grados. La sensación de bochorno invade Extremadura, Badajoz, 32 grados, al igual que el valle del Guadalquivir. Y la semana se mueve por los mismos derroteros, con un mediterráneo que se suma a este verano que llama a las puertas a gran velocidad.

Junio claro y fresquito para todos es bendito