Menú Portada

Cómo puede proteger sus datos financieros personales de la amenaza del phising

Noviembre 3, 2016

La mayoría de los fraudes relacionados con los servicios financieros se realizan al intentar apoderarse de los datos personales. Estos son la llave por la que los delincuentes acceden a cuentas bancarias, utilizan tarjetas e, incluso, solicitan financiación a su cargo

phishing

Cada día crecen las transacciones financieras que se realizan a través de medios electrónicos y telemáticos. Con ello se ha conseguido un importante ahorro en coste y tiempo, pero a costa de que también se aumenten los intentos de aprovechar esta información de forma fraudulenta. Sus datos financieros son la llave por la que los delincuentes acceden a cuentas bancarias, utilizan tarjetas e, incluso, solicitan financiación a su cargo. Por todo ello, el primer paso fundamental es no revelar esta información a personas ajenas. Entre estos datos, los más importantes son:

Los relacionados con las tarjetas bancarias: PIN de la tarjeta, número de la tarjeta o PAN, fecha de caducidad y número de seguridad que figura en la parte posterior (CVV).

– Datos de acceso a la Banca online: Número de usuario, contraseña y firma digital.

– Datos bancarios: Número de cuenta

– Información personal: Nombre, teléfono, DNI….

Una forma muy común de intentar apropiarse de estos datos es a través del phising. Este fraude consiste en el envío de correos electrónicos aparentando ser una entidad de crédito en los que se solicita verificar o actualizar los datos de seguridad. Para ello se proporciona un enlace  web para hacerlo. Si se pincha en ese link se abrirá una página que, aunque puede aparentar ser idéntica a la de la entidad de crédito -nombre, logotipo, etc…-, es una falsificación, sin ninguna relación con el Banco. Si introduce los datos personales proporcionará la información necesaria para que accedan a la cuenta bancaria y puedan disponer de todo el dinero.

Ante ello hay que tener claro los siguientes puntos:

– Un Banco nunca envía correos en los que solicite información personal.

– Nunca acceda a Banca online a través de un enlace recibido en un correo.

– Contacte con la entidad de crédito ante cualquier notificación sospechosa o si ha suministrado algún tipo de información.

El phising o suplantación de identidad no sólo es exclusivo de las entidades financieras. Otros correos falsos que buscan hacerse con información privada están relacionados con sitios de comercio electrónico (Amazon, PayPal, eBay…) o redes sociales (Facebook, Linkedin,…). Ante la recepción de los mismos, lo mejor es ignorarlos y borrarlos. Si detecta que se trata de phising y accede proporcionando datos falsos puede que esté permitiendo la instalación de software espía (spyware) que posteriormente intentará hacerse con las claves cuando acceda a la web de su Banco.

Precauciones generales si opera por Banca online

Las entidades financieras realizan importantes esfuerzos en seguridad para minimizar este tipo de fraudes, pero también está en las manos del usuario que debe tener sus equipos protegidos y actualizados, a la vez que llevar a rajatabla ciertos consejos de seguridad:

– Tener instalado y actualizado software de seguridad que incluya: antivirus, firewall y anti-spyware.

– Sistema operativo actualizado con los últimos cambios de seguridad.

– Navegador en el que esté configurado las preferencias de seguridad.

– No deje sus claves de acceso fácilmente localizables, cerca del ordenador, agenda…

– No utilice la misma clave en Banca Online que en otros sitios menos seguros. Si se hacen con ella, la probarán en todos los accesos.

Tras usar su aplicación de Banca online cierre la sesión. No utilice la opción de recordar contraseñas salvo en ordenadores propios  de uso exclusivo en el que tenga otros mecanismos de seguridad.

Verifique que la web sea realmente la de la Banca online que funciona bajo una conexión segura. En ella aparecerá un candado o llave y en la barra de direcciones aparecerá a https://… en lugar de http://…

Consejos vitales si quiere seguir disfrutando de las ventajas que ofrece la Banca por Internet y los nuevos sistemas de pago y, con ello, evitar malas experiencias.