Menú Portada

Cómo optimizar el uso de la calefacción para gastar menos sin sacrificar su confort

Diciembre 1, 2016

Tras un octubre y arranque de noviembre más cálido de lo normal el frío ha llegado y se apoderará de toda la geografía española hasta dentro de bastantes meses. Y con este frío, llegan los días de mayor consumo energético, con una luz y gas que para nada son económicos

calefaccion

Aunque los precios energéticos hayan frenado la subida de los últimos años, mantener la casa caliente en invierno no es nada barato. Son muchas familias las que no usan la calefacción o lo hacen menos de lo necesario por no poder asumir el gasto que supone, y quién puede, se encuentra con las facturas más altas del año.

Estas facturas se pueden reducir de forma considerable sin que pierdan el confort del hogar. Buena parte del gasto proviene del mantenimiento de las instalaciones. Esto, junto a malos hábitos de uso elevan de forma importante el consumo y el gasto. Por ello seguir unas pautas antes y durante el periodo de calefacción les reportará un claro beneficio económico:

 Consejos básicos para el ahorro

  1. Realice el mantenimiento adecuado: Este debe empezar por la caldera. Una de las pérdidas de eficiencia mayor se produce por no realizar el mantenimiento y limpieza adecuada por técnicos especialistas. En segundo lugar hay que revisar los elementos de calor, los radiadores, aunque en este caso, en la práctica totalidad de las ocasiones lo podrán realizar ustedes mismos.Hay que purgar (sacar el aire) de todos los radiadores como mínimo una vez al año y antes de la temporada de uso. Las burbujas de aire que acumulan impiden el paso del agua caliente y hace que no se logre la temperatura necesaria.
  1. Use termostatos y establezca la temperatura adecuada: Esta está entre 19 y 21 grados. No debe usar la calefacción para estar en manga corta en casa, sino para estar con una ropa adecuada a la época (jersey, sudadera…) lo suficientemente cómodos. Además de los motivos económicos, cada grado más supone incrementar un 7% el consumo, también hay motivos de salud. Los cambios bruscos de temperatura cuando salga de casa es uno de los principales causas de infecciones en el invierno.
  1. Encienda la calefacción sólo cuando sea necesario: Es falso que mantener la casa en la misma temperatura ahorre. Cuando no esté, mantenga la temperatura entre 15 y 16 grados (encendiéndose la calefacción cuando baje de esta para mantener esta temperatura) y programe su encendido una hora antes de llegar a casa.
  1. No obstaculice los elementos de calor: Los cubreradiadores son muy estéticos, pero pierden eficiencia al sistema de calefacción, retírelos o ábralos para que se distribuya mejor el calor. Lo mismo se aplica en poner muebles muy cerca y que limitan la difusión. Igualmente olvídese de costumbres como secar la ropa encima del radiador, lo acelerará unos minutos antes que si lo haces cerca sin obstaculizar el radiador, pero disparando el consumo.
  1. Limite el consumo de energía donde sólo haga falta: Si tiene habitaciones vacías o incluso que use muy poco, no malgaste la calefacción en ellas y cierre la llave de paso de los radiadores.
  1. Invierta en eficiencia energética en el hogar: Muchos de los hogares tienen dos posibilidades de mejora. La primera, en la propia caldera cambiándolas por modelos de condensación más eficientes. La segunda con un mejor aislamiento del hogar entre los que destaca las ventanas, uno de los puntos por el que se pierde más calor.
  1. Revise su tarifa de gas: Compare entre las tarifas de distintas tarifas energéticas de las compañías que distribuyan gas en el hogar y analice si encuentra una más económica. Cuidado con los descuentos relacionados a la contratación de otros servicios, como el mantenimiento de calderas. Aunque este sea conveniente, su coste puede ser más elevado a la de un técnico independiente y no ser tan rentable. Igualmente distinga bien entre los descuentos en el tramo variable (lo que consume y parte más importante de la factura) a sobre lo que se hace en el tramo fijo (con un coste menor y por tanto menor descuento).