Menú Portada
El sindicato de Cándido Méndez presuntamente utilizó parte de estos fondos dedicados a formación para su propia revista en Andalucía

Comisiones Obreras y la Unión General de Trabajadores recibieron 39,6 millones de euros del Fondo Social Europeo en los últimos 6 años

Octubre 27, 2013

Estas cantidades se han repartido entre 20,9 millones de euros para UGT y otros 18,7 millones de euros para CC.OO.
Las principales partidas fueron a parar para las organizaciones de Aragón, Madrid y Asturias con 13,39 millones, 5,0 millones y 4,8 millones respectivamente, seguido de los 4,3 millones para “adaptabilidad y empleo”


Los principales sindicatos en España encaminan un final de año lleno de dudas y sombras. De dudas, porque si se confirman y afianzan mejores datos económicos se rompería el argumento que desde hace meses han repetido de manera machacona Cándido Méndez e Ignacio Fernández Toxo. Pero sobretodo de sombras, ya que la corrupción planea cada día con más fuerza sobre ambas formaciones sindicales y ni los ataques directos a Mercedes Alaya parece que vayan a distraer de hechos que, lejos de ser puntuales, parece que han sido sistemáticos. Uno de los frentes más activos se centra en el caso de los ERES y, como tras los últimas detenciones, se ha desvelado que tanto la Unión General de Trabajadores y Comisiones Obreras cobraron “<em>habitualmente” unos ingresos mensuales que “podían oscilar entre los 90.000 euros y algo menos de 20.000 euros” a través de las abultadas comisiones que les pagaban los intermediarios por los Expedientes de Regulación de Empleo a cambio de su “asesoramiento”.

La astronómica cifra figura en los autos dictados por la Juez de Instrucción número seis de Sevilla, Mercedes Alaya. Así en la investigación de los ERES de la Faja Pirítica de Huelva, ha decretado la responsabilidad subsidiaria de los sindicatos, que deberían afrontar el pago en el caso de que no lo hicieran los imputados. Esta responsabilidad subsidiaria supone un salto cualitativo en la implicación de estas organizaciones en la trama, cuyos dirigentes regionales insisten, desmintiendo a los investigadores, que no han cobrado “ni un céntimo”. En el auto por el que envió a prisión en junio pasado al dueño de la mediadora Uniter, José González Mata, la Magistrada ya apuntó que “los sindicatos, además de las cuotas de sus afiliados y de las subvenciones públicas anuales, encontrarían durante una década en Andalucía esta otra forma de financiación irregular”.

Ayudas millonarias de Europa en entredicho

Pero los ERE no son los únicos escándalos que afectan a los sindicatos. Las diferentes informaciones de desvíos de ayudas de UGT en Andalucía para cenas, autobuses y manifestaciones entre otros, también se extienden a las millonarias ayudas que los sindicatos reciben de Europa. Así, en la revista de UGT, “Trabajo y diálogo social”, editada por la Federación de Andalucía, el sindicato presuntamente desvió fondos procedentes de cursos para formación de desempleados otorgados por el Fondo Social Europeo.

De esa forma, UGT consiguió que dichos fondos sirviesen para pagar su publicación y, de paso, engordar las arcas del sindicato. La forma de operar, según publico El Mundo, consistía en inflar las tarifas publicitarias de los anuncios de dichos cursos,  hasta dieciséis veces más que los diarios de mayor distribución de Andalucía, y con ese dinero pagar tareas de impresión, embolsado y distribución postal, como atestiguan las facturas publicadas.

Uso fraudulento de ayudas comunitarias

Todo un escándalo que indica cómo se puede hacer un uso fraudulento de las cantidades millonarias que reciben de Europa, como pueden ver a continuación, nada más y nada menos que 39,6 millones de euros en los últimos seis años.

 
 

Estas subvenciones se han repartido entre 20,9 millones para UGT y 18,7 millones para Comisiones Obreras. Esta cantidad se une a los 108,4 millones de euros que según informó extraconfidencial.com cobró UGT en los últimos 20 años de subvenciones del Estado y los 108.6 millones de euros que también percibió en el mismo periodo y por el mismo concepto CC.OO.

Fondos para crear empleo

De todas estas cantidades, han sido las distintas Federaciones de Aragón de ambos sindicatos las más beneficiadas, con un total de 13,3 millones (5,8 millones CC.OO. y 7,5 millones UGT), seguidos de 5 millones para Madrid (2,9 millones CC.OO. y 2,1 millones UGT) y Asturias (2,7 millones CC.OO. y 2,1 millones UGT). Tras estas partidas “regionales”, el siguiente destino más importante son los 4,3 millones para adaptabilidad y empleo (1,4 millones para CCOO y 2,9 millones para UGT).

No hay que olvidar que el Fondo Social Europeo (FSE), es el principal instrumento con el que Europa apoya la “creación de empleo, ayuda a las personas a conseguir mejores puestos de trabajo y garantiza oportunidades laborales más justas para todos los ciudadanos de la UE”. La financiación del FSE, asciende a 10.000 millones de euros al año, que se reparten por toda Europa en especial para quienes tienen dificultades para encontrar trabajo. El problema, como estamos viendo con ERES y subvenciones estatales, ya no es que estos fondos poco ayuden a conseguir sus objetivos de disminuir él paro, sino que se utilicen para otros fines que nada tienen que ver con la creación de empleo.