Menú Portada
El líder de la Plataforma Blanca insiste en postularse como candidato a la presidencia

Comienza la campaña blanca: Martínez Bravo ataca a Florentino

Marzo 17, 2009

Eugenio Martínez Bravo, el presidente de la denominada “Plataforma Blanca” aprovechó la invitación al Foro Ferrándiz para atacar duramente al ex presidente Florentino Pérez, del que dijo que quiere volver pero no le interesa que haya elecciones. Lo curioso del caso es que según fuentes cercanas al ex presidente, Bravo ha ofrecido un pacto para concurrir en la misma lista que el presidente de ACS. El “no” recibido le ha llevado a iniciar el camino de las descalificaciones.

pq__eugenio-calderon_ampliada.jpg

Lo publicamos ayer y lo mantenemos hoy: en el momento que Florentino Pérez anuncie su concurrencia a las elecciones del Real Madrid, no quedará ningún aspirante más. Por dos razones: porque nadie puede ganar al ex presidente y porque competir para perder teniendo que poner un aval de 53 ó 56 millones –según se aprueben o no las cuentas del año pasado- es un lujo que nadie se va a permitir.
Y eso lo sabe Eugenio Martínez Bravo, que para llegar a la junta del Real Madrid ha tratado de sondear al entorno de Florentino Pérez para saber cómo respiraría éste ante un supuesto pacto. La respuesta negativa le ha enfurecido y ha optado por el camino de la descalificación. Tan claras están ya las cosas de lo que va a suceder en los próximos meses, que sólo el minar el terreno puede evitar lo inevitable. Casualmente se han encadenado en menos de 24 horas dos hechos con el Grupo Prisa de por medio. Para los de mala memoria hay que recordar que los medios de este grupo fueron hostiles con Florentino Pérez a lo largo de las siete temporadas que dirigió el club, lo que les hizo mantenerse fuera del “negocio” que supone el Real Madrid para los medios de comunicación. A Ramón Calderón le apoyaron desde que inició la campaña hasta que dimitió hace dos meses y para el grupo fueron las prebendas emanadas de la casa blanca. El más que seguro regreso de FP a la presidencia les vuelve a dejar en muy mal lugar.
Dicho esto, no es casual que el lunes por la noche acudiera Calderón a decir lo que le vino en gana a la Cadena Ser, ni que ayer fuera Martínez Bravo el invitado al Foro Ferrándiz que organiza el diario As. No, no es casual. No tiene mucho sentido periodístico invitar al autodescalificado Ramón Calderón a un programa de radio para lavar su imagen, cuando la credibilidad del palentino es nula. Ponerle el altavoz del programa más oído de la radio española para repetir lo que nadie le creyó en su día y rematarlo con el anuncio de que gracias a él el Real Madrid tiene fichado a un crack mundial –refiriéndose a Cristiano Ronaldo- sólo puede obedecer a una estrategia de futuro. ¿Reventar quizás el anuncio de un fichaje cuando se produzca realmente?
Regresando a Martínez Bravo, anunció que no se sumará al equipo del ex presidente, cuya actitud cuestionó, igual que la de la Plataforma Ética Madridista: “He tenido distintos acercamientos de forma indirecta animándome a ir en su candidatura. No entiendo por qué no da la cara. Señales sí tengo, he tenido tres envites porque creo que no le interesa que haya elecciones, le interesa aclamación, porque sabe que ha tenido errores y no quiere que se lo recuerden. Pero tengo fe ciega en nuestras posibilidades y en el socio. La sorpresa se masca. Podemos ganar“. Sin comentarios.
Bravo lanzó sospechas sobre las maniobras que pueda estar haciendo Pérez, entre las que está el haber pactado con Vicente Boluda. Por cierto, que repitió que en la asamblea del 29 no va a ratificar al presidente en funciones: “Todo estaba pactado para beneficiar a otro candidato y al presidente saliente. Nosotros somos partidarios de no ratificar a Boluda y no vamos a cambiar como han hecho otros, en un acto que no me parece ético. Es una corriente florentinista que ha pactado lo que les interesa a ellos y no al Real Madrid. Yo siempre voy a defender lo mejor para el Real Madrid“. Casualmente en la asamblea la Plataforma Blanca votará en la misma línea que Calderón y los suyos; uno por intereses personales y otro para que se prolongue la situación actual el mayor tiempo posible, con uno de sus hombres de la junta directiva en lugar del “traidor” Boluda.