Menú Portada
Fue este mismo miércoles cuando los funcionarios del INEM conocieron las prestaciones para este año

Colapso y desinformación en las oficinas de empleo

Febrero 13, 2008

Hay que pasar por tres mesas, falta personal y nadie informa de nada

"En el INEM aún no habían recibido mi baja laboral por despido"

Un chico se alteró con una funcionaria y como faltaba el guarda de seguridad tuvo que ayudarla un compañero

pq_453_JesúsCaldera.JPG

Según la Encuesta de Población Activa durante el último trimestre de 2007 el desempleo en nuestro país se situó en torno al 8,6 por ciento. El pasado 6 de febrero el presidente del Gobierno José Luís Rodríguez Zapatero aseguraba a Punto Radio que “España cuenta un ritmo de creación de empleo superior al de los países de su entorno”. Además, el mandatario español se felicitó porque “tenemos la tasa de paro más baja de la historia” y presumió de haber creado durante la última legislatura tres millones de puestos de trabajo y “haber situado al paro por primera vez en nuestra historia democrática en la media europea del 8 por ciento”.
Zapatero concluyó afirmando que “nuestra economía esta en condiciones para continuar con el objetivo del pleno empleo en los próximos cuatro años”. Apenas cinco días después el ministro de Trabajo y Asuntos Sociales Jesús Caldera se mostraba menos optimista, preconizando que las tasas de paro podrían volver a aumentar en febrero, aunque “con menor virulencia” que en enero, cuando subió un 6,2%, aumentando su cifra en 130.000 desempleados. Son datos oficiales.
Pero, qué sucede con los parados. Cómo se viven las colas en el INEM. Existen suficientes funcionarios para hacer frente a tanto desempleado. Cómo funcionan estas oficinas y que servicios prestan a los ciudadanos. Extraconfidencial.com ha conocido la reciente experiencia de un demandante de empleo en las oficinas de la madrileña calle de Atocha.


Tres ventanillas, falta de información y tiempo perdido

La oficina de Atocha comprende tres códigos postales y abarca muchísima población. Ocurrió este mismo lunes. Había sido despedido el viernes y fue a darse de alta en el paro. El pasillo y la sala colapsada de gente, muchos inmigrantes y el número 100 para información. “Nadie informa de nada. Por comentarios te enteras que has de recoger los impresos para formular una demanda de empleo”, relató a este diario nuestro parado.
A continuación, “llegas a la mesa de información donde te entregan los papeles para que los rellenes”. Aún no había sido registrada su baja. Además, “nadie conoce las prestaciones para este año”. La gente protestaba, salía a dar un paseo y tomar café. De este modo, nuestro recién despedido tuvo que regresar a su anterior empresa para que certificaran su situación.
Tras pasar toda la mañana en la cola del INEM, sin haber concluido los trámites, explicó a extraconfidencial.com, eran las 14,00 cuando regresé a mi domicilio. Fue una jornada horrorosa y caótica.

Dos días después nuevamente en al cola del paro

El miércoles, otra vez de vuelta. Hay menos gente que la otra vez. Según comentarios de las funcionarias, los propios trabajadores del INEM se han enterado ese mismo día de las prestaciones del paro para este año. “Directamente, me acerqué al mostrador de información para que me dieran turno en la mesa de tramitaciones. Además me pidieron las últimas nóminas. Menos mal que las llevaba”. Según el relato aportado a extraconfidencial.com, “para atender las solicitudes de tarjetas demandando empleo había sólo dos funcionarios”.
En esta ocasión había menos gente, pero faltaba el guardia de seguridad. Un chico acudió con su abuela y “se alteró verbalmente con una funcionaria. Para auxiliarla tuvo que acudir un compañero”. Tras unas dos horas y media de estancia, finalmente pudo marcharse con el trámite realizado.