Menú Portada
A petición del matrimonio estadounidense a la presidenta argentina, Cristina Kirchner y con el aval del Rey Juan Carlos

CODERE ficha a Luis Laureda, mano derecha del ex presidente Clinton y de su esposa Hillary

Enero 24, 2010

Es hoy uno de los responsables de Codere Argentina S.A. Se da el caso que uno de los dueños de la sociedad, Joaquín Franco Núñez, ingresó en prisión en EE.UU. en 2004 por tentativa de soborno y conspiración, habiendo pedido los fiscales federales quince años de cárcel para él.

pq_922_presidente_codere.jpg


El grupo español Codere ha fichado al ex senador demócrata por el Estado de la Florida, Luis Laureda, mano derecha del ex presidente americano Bill Clinton y de la actual secretaria de Seguridad, Hillary Clinton, para su negocio en Argentina. Se da el caso que uno de los dueños de Codere, Joaquín Franco Núñez, fue en el año 2004 a prisión en EE.UU. por tentativa de soborno y conspiración, habiendo requerido los fiscales federales -Todd Lawson y Terry Goddard- la pena de quince años de prisión para él.

Precisamente hace unos días, el ex juez de lo Penal y de lo Económico en Argentina, Guillermo Juan Tiscornia, denunció públicamente mediante una carta los directores de los medios de comunicación argentinos, que fueron los propios Clinton quienes pidieron formalmente a la presidenta argentina, Cristina Fernández de Kirchner, que diera su visto bueno para su contratación por el grupo español, contando además con el aval del Rey Juan Carlos I de España.

Según la carta redactada por este ex juez, la presión que ha ejercido el grupo Codere sobre la justicia Argentina es clara y manifiesta. Así, manifestaba públicamente que: 

“La presión ejercida desde el Consejo de la Magistratura Argentino, por orden directa del poder político, sobre aquellos jueces que actúan con absoluta independencia de criterio, pero que con su actividad jurisdiccional afectan intereses del mismo poder político… Dato incontrastable de lo hasta aquí comentado, lo constituye un reciente fallo de la Cámara Federal porteña que le ordenó al juez Canicoba Corral investigar al tridente -Carlos Rívolo, Hugo Wortman Yofré y a Codere S.A.- por estafa procesal y por posible radicación fraudulenta de un expediente judicial montado en 2.006 sobre una falsa denuncia de cohecho en contra de un juez y fiscal en lo Penal Económico, montada por el gigantesco holding empresarial español dedicado a la explotación de juegos de azar que tuvo a su principal accionista acusado a 15 años de prisión en Arizona -EEUU- por conspiración y soborno. La estrategia buscada consistía en forzar el apartamiento del juez y del fiscal de la investigación que al día de hoy los involucra por contrabando y evasión tributaria…”.

El ex juez continuaba afirmando que: 

En Argentina, Codere S.A. expande sus negocios merced a su estrecha vinculación con los factores de poder de turno y promueve -además- la destitución del juez que los investigara por contrabando y evasión fiscal, sobre la base de una colosal falsedad….

Esa misma estrategia culminó con una falsa denuncia incoada en mi contra en 2007 (en Uruguay) y que fuera motorizada por la misma CODERE S.A. por pretextado lavado de dinero, al punto tal que la Justicia uruguaya rápidamente desestimó el caso comentado.

Según este ex juez argentino, los lobbies del crimen organizado hoy penetran rápidamente en el Consejo de la Magistratura de Argentina (ej. Enrique Piana, Joaquín Franco Núñez, Juan C. Delconte ) para montar calculadas maniobras desestabilizadoras contra el juez que afectó con ciertas investigaciones los intereses de ciertos sectores de la dirigencia política (aduana de Delconte, mafia del oro, Fabricaciones Militares, Ministerio de Defensa, etc.) del empresariado (Franco Macri, Guillermo T. Murchison, etc.) o de la economía (aduana paralela, etc.). 

Esta es hoy la Argentina de los Kirchner