Menú Portada

El CNI completamente “infiltrado” en la CUP y los antisistemas: las Fuerzas de Seguridad se despliegan en Cataluña

Septiembre 26, 2017

La Candidatura d’Unitat Popular (CUP), y demás antisistemas estalinistas e independentistas catalanes están completamente “infiltrados” por los Servicios de Información de las Fuerzas de Seguridad y por el CNI: todos sus movimientos son conocidos desde el mismo momento en el que se convocan. Además, el Estado ha reaccionado al golpe contra la democracia que los golpistas de Puigdemont intentan dar el 1-O colocando en posición a 20 grupos de las Unidades de Intervención Policial (UIPs), y a otras tantas Unidades de los Grupos Rurales de Seguridad (GRS), de la Guardia Civil. En total, varios miles de Agentes para impedir que se perpetre en Cataluña el golpe de Estado de los independentistas y de sus “tontos útiles” del Podemos, de Pablo Iglesias, y de la Izquierda Unida de Alberto Garzón.

Cuperos

Es tal la infiltración a la que está sometida la CUP y los independentistas en general, que todos sus movimientos son conocidos por los Servicios de Información nada más debatirse. De ahí, que en los últimos días se hayan requisado tantos cientos de miles de planchas de imprenta, carteles y papeletas anunciando y pidiendo el sí para el referéndum ilegal del 1-O. Según fuentes de Interior, la labor del Centro Nacional de Inteligencia (CNI), es tan eficaz que los independentistas desconfían ya de todo el mundo: no pueden fiarse ni de sus propios dirigentes.

Según las fuentes de Extraconfidencial.com, el Estado ha respondido con contundencia al intento de golpe de Estado catalanista. A la excelente labor de información realizada hasta el momento por los agentes infiltrados del CNI se han sumado, desde hace unas fechas, numerosos Agentes de la Unidad Central Especial de la Guardia Civil, que complementan la labor del CNI para controlar a los antisistema y estalinistas aliados con los independentistas del PDeCAT y de ERC. Por su parte, el Cuerpo Nacional de Policía también ha incrementado sus efectivos especiales de información, que actúan en la misma dirección que el CNI y la Guardia Civil.

La circular de Trapero, papel mojado

Este incremento de los Servicios de Información se empezó a producir cuando se supo de forma cierta que los Mossos d’Esquadra, mandados por el secesionista Josep Lluís Trapero, no iban a mover un dedo para impedir el golpe de Estado separatista. De hecho, tras la reunión mantenida en la Fiscalía del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña el pasado día 12 a la que acudieron los máximos dirigentes de la Policía catalana, Guardia Civil y Policía Nacional en Cataluña, Trapero envió una notificación interna dirigida a los Agentes en la que les exhortaba a acatar las órdenes del ministerio público. Sin embargo, esa circular se limitó a trasladar de forma literal la obligatoriedad de llevar a cabo las diligencias necesarias para impedir el referéndum del 1 de Octubre, pero no se especificaban instrucciones concretas sobre la forma de materializar ese objetivo; es decir, que la circular de Trapero era papel mojado; o, lo que es lo mismo, que no se podía contar con los Mossos para que actuaran a favor de mantener la legalidad constitucional.

Así las cosas, aunque ya estaba previsto de antemano por el Gobierno, ante la pasividad -cuando no actitud golpista-, de los Mossos, el Estado ha reaccionado enviando a Cataluña a 20 Grupos de las Unidades de Intervención Policial (UIPs). Cada Grupo consta de 50 hombres; es decir, más de 1.000 antidisturbios policiales, más o menos la mitad de las UIPs, e igual número de efectivos de los GRS de la Guardia Civil.

Los planes alternativos de los separatistas

Eso en el plano operativo, pero en el plano de la información, el ministro del Interior, Juan Antonio Zoido, trasladó hace ya algunas fechas a un centenar de Policías de Información y a otro centenar de la Policía Judicial. La Guardia Civil ha hecho lo propio con Agentes de la Unidad Central Especial, una unidad de superinteligencia tanto interior como exterior. Todo ello para que el referéndum que pretenden los golpistas secesionistas de la CUP, ERC y PDeCAT y sus “tontos útiles” de Podemos y de Izquierda Unida no se celebre.

Sin embargo, medios policiales han reconocido a Extraconfidencial.com que los separatistas lo tienen todo preparado con planes alternativos, y que contemplan incluso la posibilidad del “voto digital y escaneado”; es decir, votar por Internet a una página de control con el servidor fuera de España y cuyo voto deberá ir acompañado de una fotocopia del DNI.

Será, además de ilegal, una votación para tontos, un fraude democrático porque no tendrá ningún tipo de garantía… pero a los golpistas secesionistas les da igual. Es más, pretenden hacer aún más trampas para decir que la gente ha votado y que lo ha hecho a favor de la separación de España. De esa forma, se quiere que Carles Puigdemont declare el 2-O la independencia de Cataluña. Así están las cosas en este justo momento.

Jorge Ventura