Menú Portada
El partido de Rodríguez Zapatero, en la oposición, reclamaba la comparecencia del entonces presidente para informar de la guerra de Irak

Cinco años después, el Constitucional resuelve a favor del Gobierno de Aznar un recurso del PSOE

Mayo 31, 2009

El Alto Tribunal establece que los cuatro diputados recurrentes –Jesús Caldera, José Luis Rodríguez Zapatero, María Teresa Fernández de la Vega y Antonio Cuevas- carecían de “ legitimación para recurrir en amparo”


Por una cosa o por otra, el Tribunal Constitucional que preside Emilia Casas Baamonde no deja de ser protagonista de la actualidad. Recientemente, y mientras sigue sin pronunciarse sobre el recurso de inconstitucionalidad presentado por el PP contra el Estatuto de Cataluña, una reciente sentencia revocaba la decisión del Tribunal Supremo y fallaba que Iniciativa Internacionalista podía concurrir a las próximas elecciones europeas del 7J. Una decisión que fue acogida con estupor por el PP, la AVT, el Foro Ermua, los sindicatos policiales y otros colectivos, que la valoraron como un paso atrás en la lucha contra el terrorismo.
Lo más notable de la sentencia del Constitucional es que contradice no sólo el criterio de la Sala del Supremo sino además las posiciones de la Fiscalía y el abogado del Estado, que habían pedido la ilegalización de esta candidatura por entender que se trata de un apéndice de ETA y de su brazo político Batasuna. El Constitucional ha rechazado este razonamiento al apreciar que los informes de las Fuerzas de Seguridad del Estado no acreditan que la lista defienda la utilización de métodos violentos ni que sea “un instrumento de quienes hacen de la violencia terrorista su medio de actuación natural”.

A buenas horas mangas verdes

Pues bien, el pasado 23 de mayo, el Boletín oficial del Estado publicaba la sentencia 98/2009 de 27 de abril de la Sala Segunda del TC ante el recurso de amparo 1351-2004. Este fue promovido en su día, insistimos el 3 de marzo de 2004, por Jesús Caldera Sánchez-Capitán, José Luis Rodríguez Zapatero, María Teresa Fernández de la Vega Sanz y Antonio Cuevas Delgado como diputados y miembros de la Comisión Permanente del Congreso. El citado ya casi histórico recurso establecía textualmente los siguiente:
Con fecha 4 de febrero de 2004, catorce Diputados del Grupo Parlamentario Socialista solicitaron a la Presidenta del Congreso de los Diputados la convocatoria de su Diputación Permanente a fin de que compareciese el Presidente del Gobierno con el objeto de que informase «de los datos e informes de los que dijo disponer en su día sobre el hecho de que el régimen de Sadam Huseim disponía de armas de destrucción masiva, suponía un peligro cierto e inmediato para la comunidad internacional y sobre su conexión con grupos terroristas, que justificaron la posición del Gobierno en la Guerra de Irak, y que no se han visto confirmados por los hechos”.

Cuatro diputados socialistas ilegitimados

Tras múltiples “considerandos”, que ustedes pueden valorar en el documento que se adjunta, el Tribunal Constitucional decidía “inadmitir” el recurso de amparo de los diputados socialistas Caldera, Rodríguez Zapatero, Fernández de la Vega y Cuevas Delgado. En suma, tal y como establece la mencionada sentencia, “como efectivamente se trata, de una parte única y, por imperio de la Ley, plural en su composición, debemos concluir que los cuatro Diputados recurrentes carecen de legitimación para recurrir en amparo, pues, al no ser quienes promovieron la iniciativa considerada, no son tampoco ´la persona directamente afectada´ a que alude el art. 46.1 a) LOTC, y, por consiguiente, la demanda resulta inadmisible por falta de la imprescindible legitimación con arreglo a lo dispuesto en el art. 50.1 a) LOTC”.
Nada más y nada menos que siete años para dictar una sentencia. José María Aznar, fuera de la política, y José Luis Rodríguez Zapatero, en la presidencia del Gobierno.