Menú Portada

Charles Manson, el líder de la secta de asesinos La Familia que asustó a Hollywood

Diciembre 23, 2015
Charlie-manson

Charles Milles Manson es uno de los criminales más famosos de la historia reciente por fundar en los años 60 en California la secta conocida como La Familia. Los miembros del grupo, bajo su instrucción, se convirtieron en auténticos asesinos conmocionando a todo un país.

De todas las matanzas de La Familia, en 1971 Manson solo fue declarado culpable de la muerte de nueve personas, la pareja formada por Leno y Rosemary LaBianca, Gary Hinman, Donal Shea y las cinco personas asesinadas en la vivienda de Beverly Hills de Roman Polanski. Gracias a la repercusión de los hechos, lo escabroso de su metodología ritual y la fama mundial del director, este asesinato dio la vuelta al mundo. La matanza en uno de los barrios más lujosos de Los Ángeles le dio la fama que tanto ansiaba el criminal.

Nadie podía comprender cómo los miembros de La Familia habían entrado en la residencia del famoso director y habían asesinado a su mujer a punto de dar a luz con dieciséis puñaladas. El resto de los fallecidos recibieron también heridas de arma blanca y disparos. El espectáculo era grotesco. De hecho, el sargento Joe De Rosa, que entró en ‘Cielo Drive’ la mañana del 9 de agosto de 1969, describió el escenario como un “macabro espectáculo. He visto cosas horribles, pero la carnicería de ahí dentro me ha hecho vomitar”, sentenció.

Los seguidores utilizaron la sangre de la esposa de Roman Polanski agonizante para escribir en la puerta de la mansión la palabra “cerdo”. Hay versiones que señalan que se trató de un ritual satánico. Leyenda o no, la realidad es que Manson, ese ex convicto obsesionado con The Beatles que creía que se avecinaba una guerra entre negros y blancos y provocó los asesinatos para precipitarla, es uno de los delincuentes más conocidos y despreciables de la reciente historia estadounidense.

Biografía

Charles Manson fue hijo de una madre soltera. Son numerosas las leyendas del entorno familiar del criminal. Es complicado separar la realidad de los adornos en unos crímenes tan famosos como estos. Lo único cierto es que su madre y su hermano fueron sentenciados a cinco años de cárcel por robar una estación de servicio en 1939 en Charleston y Manson pasó una temporada con su tío. Posteriormente, fue trasladado a una casa para niños sin hogar, de la que se escapó para acudir con su madre y esta le rechazó.

A partir de aquí se suceden una serie de delitos que comienzan con su primer robo a mano armada con tan solo 13 años en una tienda de comida y terminan con su entrada nuevamente en prisión en 1961 por falsificar cheques. Consta a sus espaldas toda una biografía criminal, pasando gran parte de su vida adulta en prisión acusado, principalmente, de delitos de fraude y robo de vehículos.

La Familia Manson

En el año 1967 salió en libertad de la prisión de San Francisco y se mudó a Berkeley, California. Alvin Karpis, un ladrón de Bancos, le había enseñado a tocar la guitarra en la cárcel. Con estas nociones musicales, prácticamente vivía como un indigente con su guitarra cuando conoció a Mary Brunner, una joven de 23 años con la que se fue a vivir. Poco tiempo después compartía la residencia con otras dieciocho mujeres.

Durante el “verano del amor” captó a sus primeros seguidores, la mayoría mujeres que provenían de familias desestructuradas, en festivales y concentraciones hippies y comenzaron a llamarse La Familia. Es en 1968 cuando el grupo, formado en su mayoría por gente joven, descarrilada y fácil de manipular, ocupó un viejo autobús y empezaron a viajar por el país. No faltaba LSD y anfetaminas en su trayecto.

Durante esos años, Manson conoce a productores musicales que le presentan a personajes tan famosos como, por ejemplo, a Dennis Wilson del grupo The Beach Boys. Todos estos encuentros alimentan su sueño de sacar un disco, pero no lo consigue y eso hace que su rencor aumente. Junto con los miembros de La Familia se instala en un rancho sin necesidad de pagar rentas al granjero, que se lo deja gratis a cambio de que le deje acostarse con sus seguidoras, y en 1968 se establecen en los alrededores del Valle de la Muerte donde ocuparon dos ranchos casi abandonados.

Manson era un buen orador o las drogas de sus acompañantes le hacían el trabajo sencillo. Sea como sea, sus discursos al atardecer sobre la supuesta llegada del Apocalipsis representada por los hombres de raza negra calaban en aquellos que estaban a su alrededor. Según esta loca teoría que provenía de su particular interpretación de la canción de Los BeatlesHelter Skelter’, comenzarían atacando los barrios ricos de la ciudad, violando a las mujeres y mutilando a los hombres, por lo que ellos estaban a salvo en el rancho.

Crímenes de La Familia Manson

En 1969 se percata de que sus predicciones no se cumplen y pasa a la acción haciendo creer a sus seguidores que a los negros les falta iniciativa y tienen que mostrarles como iba a comenzar el Helter Skelter. Enviados por Manson, dos integrantes de La Familia atacan la casa del profesor de música Hinman, a quien golpearon con violencia durante algo más de dos días, apuñalaron y escribieron en la pared “cerdo político”.

Ese mismo año, el 8 de agosto de 1969, Manson ordenó a los suyos que fueran a Cielo Drive. Allí asesinaron sin piedad a Sharon Tate, embarazada de ocho meses y medio y esposa de Polanski, su amigo Jay Sebring, un amigo de Polanski y guionista llamado Voytek Frykowski, y su esposa Abigail Folger.

El primero en morir en esa cruel noche fue Steve Parent, un amigo de la familia que abandonaba la estancia. Un seguidor de Manson salió a su paso y le ordenó parar. Conforme este lo hizo le asestó cuatro disparos a bocajarro en la cara. Una vez asesinada la primera persona cortó los cables del teléfono.

El grupo de seguidores entró en la mansión y reunió a todos los habitantes en el salón. Jay trató de proteger a la embarazada Sharon y le golpearon y dispararon. Voitek, inmovilizado con una toalla, logró escapar y trató de huir, pero una de las seguidoras le persiguió y le apuñaló en las piernas antes de que otro de sus compinches le disparase por la espalda  provocándole la muerte. Abigail aprovechó también para tratar de escapar por el jardín y sufrió el mismo destino que su esposo. La última en morir apuñalada fue Sharon Tate a pesar de que suplicó que le permitiesen vivir para poder dar a luz a su hijo.

La conciencia les dejó dormir y la noche posterior a los crímenes en la casa de Sharon Tate seis miembros de La Familia partieron con nuevas instrucciones. En esta ocasión, les acompañaba el propio Manson para instruir personalmente a sus seguidores, que habían sido demasiado ruidos y descuidados la noche anterior.

Tras varias horas seleccionando el lugar y sus víctimas se decantaron por el número 3301 de Waverly Drive, donde vivía Leno LaBianca con su esposa Rosemary. El propio Manson asaltó la vivienda y obligó al matrimonio a trasladarse al dormitorio a punta de pistola. En el interior cubrió sus cabezas con las fundas de la almohada. Una vez estaban bien sujetos con cable telefónico, abandonó la estancia no sin antes dar instrucciones a sus seguidores de que debían asesinarlos.

Watson, integrante de la familia, trasladó de nuevo al esposo al salón donde le asestó una puñalada en la garganta. Escuchó el sonido de una pelea en la habitación y al llegar se encontró a la esposa de la víctima forcejeando con sus agresores utilizando como arma una lámpara. Redujo a la mujer a base de puñaladas y regresó a la sala de estar para terminar con la vida de su marido con doce puñaladas más. Además, escribió la palabra guerra en inglés en el abdomen de este.

El juicio de Manson

El 1 de diciembre de 1969 La Familia fue rápidamente desestructurada gracias a que detuvieron a sus principales miembros y les llevaron a juicio. Sin embargo, la mente pensante de toda esta atrocidad violenta no había estado presente en los asesinatos. No obstante, el Fiscal del distrito consiguió que fuese sentenciado por conspiración y autor intelectual el 25 de enero de 1971 y cuatro días después a muerte, que fue conmutada por cadena perpetua después de que la Corte Suprema de California aboliera en ese estado la pena de muerte.

Alexandra Manzanares