Menú Portada

CEOE prevé que el PIB crezca más del 3% en el cuarto trimestre y la creación de empleo se estabilice

Noviembre 17, 2015
rosell CEOE

La patronal apunta, en su último ‘Panorama Económico’, que a falta de conocer los resultados detallados del tercer trimestre, cuando el PIB habría crecido un 0,8% intertrimestral, según el avance del Instituto Nacional de Estadística (INE), los indicadores disponibles muestran que el crecimiento vendría explicado fundamentalmente por el dinamismo de la demanda interna, ya que la aportación del sector exterior habría sido aproximadamente nula.

Según la CEOE, la información disponible apunta a una leve desaceleración del gasto en consumo de lo hogares, a pesar de que su renta disponible siguió aumentando, lastrado por el empeoramiento de las perspectivas de las familias que, aunque se mantienen en niveles históricamente altos, acusaron el menor dinamismo del empleo y una percepción de la situación económica más negativa.

Ralentización en inversión en equipo y estabilidad en la creación de empleo

En el caso de la inversión en equipo, la incertidumbre política y las expectativas de ralentización de la demanda interna y externa han pesado sobre las decisiones de las empresas que, según la CEOE, habrían aplazado algunos nuevos proyectos de inversión, a pesar de que las condiciones de financiación han sido favorables.

Sobre la Encuesta de Población Activa (EPA) del tercer trimestre, la patronal dice que refleja una mejora del mercado laboral, aunque observa “ciertas señales de estabilidad en los ritmos de crecimiento de la ocupación”. Con todo, destaca que la economía española sigue creando empleo en términos interanuales, un 3,1%, lo que supone superar los 18 millones de ocupados, la cifra más elevada desde 2011.

En cuanto a las previsiones de inflación, la CEOE indica que a falta de dos meses para cerrar el ejercicio, las estimaciones apuntan que la inflación media se situará en el -0,5% y en torno al 0,5% en el mes de diciembre.

Por último, la patronal resalta que para el periodo 2015-2017 los principales organismos internacionales dibujan un escenario de la economía española en el que se afianza la recuperación de la actividad, no hay tensiones inflacionistas y se mantiene la capacidad de financiación, aunque mantienen discrepancias sobre el cumplimiento de los objetivos de déficit.