Menú Portada
Se acabaron los días de vino y rosas

CC.OO. se planta ante posibles reformas laborales

Abril 2, 2008

Jose María Fidalgo ha dado el primer paso, en una convención con delegados de CC.OO. de Cataluña ha advertido que no aceptará reformas laborales clásicas para paliar los efectos de la crisis, esa que se negaba hasta hace pocas semanas y que el líder sindicalista vaticina que durará al menos dos años.

pq_488_jmfidalgo.jpg

Lo que parecía un día algo más tranquilo para el Ministerio de Trabajo, y su ministro en funciones Jesús Caldera, se ha convertido en un día de marejada. El principal “culpable” el secretario general de Comisiones Obreras, Jose María Fidalgo, que en una reunión con más de cuatro mil delegados de Cataluña advertía que  “no tragará” una reforma laboral “clásica” para parar la actual crísis económica.

Todos los días tenemos noticias que reafirman la crisis, incluso el leve descenso del paro del mes de marzo, sólo refleja un maquillaje por los contratos temporales de Semana Santa. El propio ministro Caldera ha reconocido dudas sobre el futuro ¿No hablabamos de dos millones de nuevos empleos?.

Más duro se mostraba Fidalgo,  el máximo dirigente de Comisiones ha recordado que hace casi dos años ya avisó del peligro que suponía basar el crecimiento de la economía en el sector inmobiliario, afirmando que todo se debe a que “nuestro modelo de crecimiento ha fracasado” y afirmando su posición sobre su negativa a que el Gobierno no debe plantear una reforma laboral “clásica” para salir de la crisis porque, ha opinado, “no servirá para nada”. Vierte sus críticas al sector inmobiliario, advirtiendo, no sin razón, que no debemos ser todos los españoles los que paguemos con nuestros impuestos sus desmanes, pero se olvida de alguien ¿Y las instituciones financieras?. Bancos y Cajas de Ahorro han dado créditos indiscriminadamente y como vemos ahora en las numerosas suspensiones de pago, con la garantía de unos inmuebles que ahora no se venden, y ¿no forman parte los sindicatos de los consejos de las Cajas de Ahorro?, no hay que olvidar que cada vez suena con mas fuerza la precariedad crediticia por la que se mueven muchas Cajas de pequeño y mediano tamaño.

Críticas tardías y no muy completas, lo que si parece es que se desmarcan de los planteamientos clientelistas de UGT que parece seguir viviendo en una nube y acercarse más a la postura de muchos trabajadores preocupados por una situación económica, de la que parece que nadie es culpable. Lo que es seguro es que el cargo de Ministro de Trabajo no va a ser una perita “en dulce”.