Menú Portada
El afamado jinete sueña con poder regresar junto a Genoveva Casanova el próximo año

Cayetano Martínez de Irujo pide cárcel para Aída Nizar

Diciembre 16, 2007

Acaba de regresar de Kuala Lumpur donde se ha celebrado un más que importante torneo que ha servido para afianzar una impecable carrera como montador de caballos. Cayetano Martínez de Irujo consiguió clasificarse entre los cinco mejores saltadores en una de las jornadas del campeonato, montando a Delon, uno de los caballos que más satisfacciones le ha dado durante su extensa trayectoria profesional.

pq_407_cayet.JPG

Fue con él con el que consiguió subir al podium en un torneo austriaco que se celebró a mediados del año 2002. Desde aquel entonces, Cayetano siente predilección por el equino de pelaje oscuro. Enternece la relación que el aristócrata mantiene con los caballos con los que compite por situarse entre los más prestigiosos saltadores a nivel internacional.
Pese a que Delon es su ojito derecho -al que susurra, mima y quiere como un miembro más de su familia- Martínez de Irujo ocupa su tiempo libre para estudiar el comportamiento de sus fieles compañeros de viaje. Los corceles se han convertido en su mayor apoyo en tiempos de alboroto sentimental y personal. Pese a que en Kuala Lumpur consiguió un destacado éxito, no corrió tanta suerte en el torneo que tuvo lugar el pasado fin de semana en La Coruña, donde quedó en el 58 lugar del tablón de clasificación.
Y mientras consigue logros en lo profesional, en el terreno sentimental sigue esperando que Genoveva le dé una segunda oportunidad. Tanto es así, que ese será el único deseo que pedirá para el próximo año. Está realmente enamorado.

Una denuncia en bandeja

Desde hace varias semanas, la polémica Aída Nizar ha vuelto a ser noticia gracias a su incontinencia verbal. La que se hizo famosa por llevar sus desvergüenzas al aire –y no sólo las de su orondo físico- arremetió contra Cayetano Martínez de Irujo en diversos medios de comunicación. Por si fuera poco, insinuó haber mantenido una extraña relación con él durante su viaje a Kuala Lumpur.
Sus afirmaciones, siempre irrisorias y de nula credibilidad, han hecho que el hijo de la Duquesa de Alba pretenda resolver semejante lío en los tribunales. Cayetano ni consiente, ni tampoco admite que la vallisoletana continúe vendiendo una historia que nunca ocurrió.
El jinete me asegura que nunca ha coincidido con ella en ningún sitio. Ni siquiera en aquel lugar de intercambio de parejas al que acudió para tomar una copa, ni tampoco en el magnífico resort en el que estuvo hospedado durante su larga estancia en Malasia: “No sé, ni tampoco quiero saber nada de esa señorita que se lo está inventando todo. Tendrá que demostrar cada una de las afirmaciones que ha hecho contra mí en los juzgados” me espetó durante una conversación con un Cayetano que, en las distancias cortas, gana en gentileza y caballerosidad.
Y es que Martínez de Irujo ha ampliado la querella que interpuso contra la Nizar al considerar que ha vulnerado el derecho al honor y a la intimidad. Una demanda que, más que indemnización, pretende conseguir una pena de prisión contra la lenguaraz damisela.

Por Saúl Ortiz